Seguros de vida: cómo elegir el mejor

Mucho hemos escuchado hablar sobre seguros de vida, pero ¿qué implica contratar uno? ¿Cuándo es necesario hacerlo? ¿Qué servicios y beneficios ofrece un respaldo como tal? Nos sorprenderíamos al notar que muchas de esas respuestas no las sabemos.

En primer lugar, los seguros de vida no son solo una herramienta para diagramar las economías familiares después de la pérdida de un ser querido. Si bien esta vertiente es la más común y conocida, muchas personas eligen una cobertura de este tipo por otra serie de cuestiones.

Son estas otras las vertientes que nos proponemos ahondar en el artículo. Si estás pensando en contratar un seguro de vida, esta información podría resultar útil a la hora de tomar la decisión.

¿Qué es y por qué contratar un seguro de vida?

Si estás pensando en contratar una cobertura y no sabés cuál elegir, es importante que primero te empapes en la materia y sepas todo sobre seguros de vida. Una vez que te hayas involucrado en la temática, podrás comparar opciones y optar por la que mejor se adecúe a tu estructura familiar.

Ahora bien, ¿qué es un seguro de vida y por qué es importante contratar uno? Empecemos por definir a este tipo de cobertura. Cuando hablamos de seguros de vida hablamos de un respaldo personal que sugiere un monto mensual de dinero para el círculo íntimo del asegurado en caso de que él quede imposibilitado para generar un ingreso.

En definitiva, este tipo de cobertura busca la tranquilidad de sus asegurados al proporcionar la solución a una de las preocupaciones más profundas: ¿qué pasará con mi familia el día que yo no esté? Los seguros de vida descansan en la posibilidad de garantizar tu bienestar y el de tus seres queridos.

A la hora de elegir uno, es importante saber qué tipos de seguros de vida existen y cuáles son las diferencias que contempla uno y otro. Vayamos por partes.

El Seguro Colectivo de Vida Obligatorio

Cabe destacar que todas las personas que trabajan en la formalidad tienen contemplado un Seguro Colectivo de Vida Obligatorio, estipulado por el Decreto 1567/74 y consignado a través de su empleador. Esto significa que los trabajadores en relación de dependencia indefectiblemente de su puesto tienen asignado un seguro de vida.

Las personas que no cuentan con ello muchas veces eligen contratar un seguro de manera particular. Hacerlo no es más que generar un respaldo para nuestro grupo familiar y obtener así la tranquilidad en el día a día.

Claro que los seguros de vida implican también otra serie de beneficios. Más allá de lo impredecible que pueda ocurrirnos, la cobertura nos sugiere un respaldo médico constante tanto para circunstancias mínimas como para situaciones más drásticas. Ahondemos en estos detalles.

Los beneficios de contratar un seguro de vida

Como antes mencionamos, además de la suma de dinero mensual prevista para después de casos puntuales que puedan ocurrirle al asegurado y provoquen su imposibilidad para generar ingresos, las coberturas sugieren otros beneficios:

  • El servicio permanente e ilimitado de ambulancias en casos de imprevistos y de enfermedad.
  • El servicio de médico a domicilio para realizar una consulta sin la necesidad de registrar previamente un turno.
  • El envío directo de la medicación recetada al domicilio del asegurado.
  • La asistencia en todo tipo de consultas y la recomendación de personal médico acorde a nuestras necesidades.
  • El servicio de envío de los resultados de análisis clínicos directamente al domicilio del beneficiario.
  • La posibilidad de consultar a un profesional de la salud a través de dispositivos virtuales, sin ningún tipo de restricción horaria ni de acumulación.

El valor del seguro tendrá que ver con los beneficios que hayamos elegido considerar. Es menester aclarar que muchas aseguradoras ofrecen diferentes planes y opciones, para que todos puedan elegir una cobertura acorde a sus necesidades y bolsillos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios