Finanzas y tecnología: ¿por qué cada vez más personas eligen el canal electrónico?

Desde su creación en el año 600 a.c el dinero tomó múltiples formas. Desde monedas hasta billetes, cheques, y tarjetas de crédito funcionan como herramientas que permiten realizar transacciones y operaciones dentro de la sociedad. Con el correr de los años y los avances en materia de tecnología se abrió paso a que, el dinero en papel se transforme en dinero electrónico.

De hecho, el dinero electrónico se instaló rápidamente en el mundo financiero ya que por su propia naturaleza de involucrar un sistema de pago a través de medio digitales, facilita y agiliza operaciones tanto en el plano personal como en el mundo laboral.

En este sentido, se puede definir al dinero electrónico como un medio de pago virtual expresado y respaldado por unidades monetarias comunes tales como el peso, el dólar y el euro. Incluso, toda suma de dinero electrónico disponible puede almacenarse en una billetera electrónica dando origen a un accesorio 100% virtual.

Qué es una billetera electrónica

La billetera electrónica es un monedero virtual disponible en Internet que sirve para almacenar divisas. No funciona como una cuenta bancaria sino como un medio que facilita diversos pagos electrónicos. En este sentido, la suma conservada no es dinero físico pero sí puede transferirse a una cuenta bancaria para realizar una futura extracción.

A raíz del brote de Covid-19 y el riesgo que influye no sólo circular en la vía pública sino también intercambiar dinero en efectivo, las billeteras electrónicas tomaron un impulso en lo que respecta a la masificación del uso de la misma debido a que es una herramienta de pago muy segura y útil en este contexto. De hecho, en la actualidad, se puede hacer una compra desde cualquier smartphone en todo el territorio argentino.

En este sentido, se puede afirmar que, el dinero electrónico beneficia a todos los usuarios en materia de seguridad y velocidad de pago al momento de realizar una compra. De hecho, según un informe elaborado por la Red Link llamado Índice UDE Link – Uso dinero electrónico Link mostró que, sobre una base de 29 millones de clientes se sumaron en el mes de abril más de 2,6 millones de usuarios y 5,5 millones en un año a las distintas plataformas contempladas dentro del estudio de Uso del Dinero Electrónico (UDE).

Dinero online: los préstamos personales

En este sentido, en materia de dinero electrónico, también se encuentra la posibilidad de adquirir créditos personales a través de un trámite 100% digital. Tal es el caso de Mango, un producto de la fintech argentina Wenance S.A. que ofrece préstamos en el acto con la posibilidad de disponer de la suma pedida -hasta $200.000- en la cuenta bancaria del solicitante en cuestión de minutos.

De esta manera, acceder a un préstamo personal virtual es simple y sin barreras. De hecho, la premisa de Mango es ampliar las fronteras de la industria financiera, acercando opciones de crédito a más sectores sociales con una oferta de calidad.

Ventajas del dinero electrónico

El dinero electrónico representa múltiples ventajas no sólo para las personas sino también para el sistema financiero en sí mismo:

Ciertas operaciones pueden realizarse de forma 100% confidencial y con anonimato.

Por la propia naturaleza del dinero electrónico, ofrece mayor libertad a los agentes para realizar intercambios. Por ejemplo, ejercer una compra remota sin necesidad de acercarse a una tienda física.

En consecuencia, reduce el costo y riesgo que implica transportar dinero en efectivo o guardarlo en el hogar.

Se pueden también programar las billeteras electrónicas de mal modo que se utilicen para un destino en particular. Es decir, por ejemplo, destinar una determinada cantidad de dinero solamente en una tienda. Esta función, elimina, entre otros factores, el riesgo de perder el dinero o sufrir un robo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios