Una mirada a las nuevas leyes de tecnología provinciales 4.0

El fenómeno de las tecnologías 4.0 llegó para quedarse: en 2020, las nuevas tecnologías fueron las protagonistas dentro de los rubros que mayor ganancia generaron a nivel empresarial.

A nivel nacional, el Gobierno rápidamente busco una reactivación del régimen de la promoción de Economía del Conocimiento a través de la ley 27.570, con la posterior sanción de su decreto 1034, y las normas aclaratorias posteriores, como disposiciones y resoluciones de la Subsecretaria de Economía del Conocimiento.

Asimismo, al realizar un análisis de distintas jurisdicciones se puede ver cómo estas buscan posicionarse en materia de incentivos fiscales en tecnología, como en los casos de la provincia de Mendoza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya situación se analizan en el presente artículo.

CASO MENDOZA

Mendoza busca posicionarse como el nuevo polo tecnológico de la Argentina, habiendo trabajado arduamente en la implementación de nuevas leyes provinciales para incentivar la inversión extranjera, el fomento local de las pymes y el aumento de la productividad.

La provincia se encuentra actualmente trabajando fuertemente en tres leyes fundamentales para el objetivo final de convertirse en el nuevo Silicon Valley de Argentina a través de la implementación de modelos del exterior como el de la Economía Naranja, que se basa en los pilares de innovación, emprendimiento y tecnología con el foco en la idea de la creación de una cadena de valor a través de ideas y en la generación de servicios y productos con un valor especial cultural y tecnológico que recae en la propiedad intelectual.

Las leyes que busca implementar Mendoza son las siguientes:

  • La ley de Fomento de de Emprendedores la cual tiene por objetivo impulsar nuevos emprendimientos de base tecnológica e incentivar a las fintech y start ups.
  • La ley de Creación de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación que apunta a reestructurar las relaciones entre la académica, el sector privado y publico, generando un espacio de trabajo conjunto entre las tres áreas.
  • La ley de Economía del Conocimiento a través de la aplicación de la Economía Naranja, un modelo utilizado en Colombia para los incentivos fiscales y que busca el aumento en inversión extranjera.

CASO Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La Ciudad es la jurisdicción que siempre se ha encontrado un paso adelante en materia de incentivos fiscales, comenzando con la ley 2972 que creo el llamado distrito tecnológico o polo tecnológico, brindando una gran cantidad de incentivos a los contribuyentes radicados en el distrito.

Mediante la sanción de la ley 6394, Ciudad se adhirió a los beneficios del Régimen de Economía del Conocimiento. Y con la reciente sanción de la desconocida ley 6392 modificatoria de la original 2972 introdujo una nueva serie de beneficios para los contribuyentes, creando el llamado Régimen de Promoción de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones.

La nueva ley prevé distintos beneficios para aquellos contribuyentes que se encuentren inscriptos de forma provisoria y definitiva.

El régimen busca incentivar a los inversores brindando beneficios impositivos como la exención en los Ingresos Brutos. Asimismo, brinda la posibilidad de obtener un crédito fiscal a ser aplicado contra dicho impuesto.

Uno de los puntos claves en ambas leyes es que se establece la "estabilidad fiscal" como un beneficio, entendiéndose que la carga impositiva de los contribuyentes que se encuentren en dicho régimen no podrá verse aumentada.

En las leyes nacionales 27.570 y 27.506, la estabilidad fiscal ha quedado únicamente como un beneficio meramente enunciativo, ya que la modificación realizada mediante la 27.570 no aclara que se entiende por estabilidad fiscal a los fines de la ley.

CONCLUSIóN

Es vital que los gobiernos provinciales puedan acompañar el crecimiento de las fintech, start ups y empresas de tecnología en general.

Si las políticas tributarias provinciales como el caso de Mendoza comienzan a acompañar y facilitar el crecimiento del rubro tecnológico, generando un mayor campo de acción para las mismas, generación de empleo, baja de carga tributaria y aumento de la productividad podremos estar frente a una posible solución para la reactivación económica del país. Todo dependerá del rol que las distintas provincias tomen en este nuevo escenario.

También se deberán regular distintos fenómenos dentro de la tecnología, como el reciente caso de la provincia de Córdoba, que introdujo la gravabilidad de la compra venta de criptoactivos en su código fiscal.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios