Panorama bonaerense

La intendenta piquetera y una protesta que llegó en el peor momento

Un escándalo de dimensiones sacudió a Morón, aunque no lo valía. Dos federicos se reunieron después de la "foto de la unidad". Y en Moreno causó fastidio que no estuviera todo en orden justo el día en el que más importaba que así fuera.

QUEMA EL LISTADO, BURLANDO

Un escándalo de dimensiones, aunque no lo valiera, se dio en Morón cuando un whatsapp detallando pautas indirectas a periodistas trascendió entre todos los medios y allegados de la política local, provincial y nacional.

El destinatario era un tal "Martín" y en él se informaba de una serie de pagos informales que iban desde los $ 3000 a los $ 10.000 a medios que, debido a la pandemia, la crisis y otras cuestiones, necesitan del acompañamiento de aquellos que "viven pidiendo favores", como son los políticos y dirigentes varios.

Sin saber de qué estaban hablando, las autoridades del Ejecutivo del distrito "Corazón del Oeste" no sabían qué responder cuando los periodistas le preguntábamos por esa lista, escueta, indiscreta y maliciosa.

Tanto preguntar por el chancho hasta que saltó el dueño. Claudio Basualdo, director de Prensa del Concejo Deliberante de Morón, que conduce el massista Jorge Laviuzza, salió presuroso con una carta a la opinión pública y explicó lo que jamás se explica.

"El mensaje estaba dirigido a un compañero en particular con el que estamos dándole forma a la idea de un medio digital". Quien tendría que haber recibido el mensaje no habría sido otro que Martín Marinucci, concejal con uso de licencia y a cargo de la gerencia de Trenes de Buenos Aires, una de las tantas áreas de Transporte que están en mano de Sergio Massa.

Las suspicacias surgieron porque fue justo en la semana de la trágica muerte de Mario Meoni, el ministro al cual, inmediatamente, le empezaron a buscar reemplazante. Uno de ellos era "Martín".

"Habla muy bien del Frente Renovador, en definitiva, porque los montos que allí se expresaban eran ridículos", dijo, irónico, uno de los que suele combatir por la pauta periodista con los medios de todo tipo, calibre, y color.

Sobre redes, webs, mensajes y otras yerbas, en Morón no pueden creer la campaña de su vecino distrito La Matanza. "El corazón de la Provincia", dijeron en los pagos de Fernando Espinoza. A ver quién tiene más grande el logo del Oeste...

OTERMIN Y THEA, O SEA INSAURRALDE Y KICILOF

Tras "la foto" de la unidad en Ensenada, se realizó una linda juntada virtual convocada por el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, con el secretario general de la gobernación, su tocayo Federico Thea y el Foro Legislativo del Frente de Todos.

Otermín es el representante puro de Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora y armador más cercano a Máximo Kirchner en la Provincia, mientras que Thea es uno de los primeros dirigentes que se juntó con Axel Kicillof desde la rama estudiantil bonaerense. Era el rector de la Universidad Nacional de José C. Paz.

Los federicos hablaron sobre el Plan de Reconstrucción de la Provincia y, como no podía ser de otra manera, se tocó el tema que más irrita al kirchnerismo. La Justicia. "Así como debatimos políticas sociales, de vivienda, de infraestructura, tenemos que debatir la política judicial", expresó Thea, para quien la Justicia "es un ámbito que no está funcionando de la mejor manera. Es un sistema muy complejo que tenemos que desandar y discutir".

"Lo que resolvió la Corte Suprema con respecto de las clases presenciales es el colmo de la intromisión en una política pública", expresó Thea.

Para completar el "trinomio legislativo político" que da sustento a cada paso de la política de la Provincia de Buenos Aires se notaron la presencia del presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, y del Frente Renovador, Rubén Eslaiman.

Tignanelli y Eslaiman son los referentes de Kirchner y Massa, respectivamente. Junto con Insaurralde son los que más articulan en el ámbito provincial y los que ayudan a destrabar las cuestiones impulsadas desde el gobierno de la Provincia.

"Primero tenemos que escuchar las experiencias y las ideas que siempre expone, con sus tiempos, Carlos 'Cuto' Moreno, el hombre que suele bancar los extremos del gobernador. El habla cuarenta minutos y nosotros cuatro, así es la relación", se ríen, casi resignados, sus compañeros de bancada.

MORENO PIQUETERA

Sabido es que la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, es referente del Movimiento Evita, una de las organizaciones "piqueteras" dentro del Frente de Todos, aunque a ellos les molesta que lo califiquen de esa manera.

Por eso les irritó y llenó de fastidio a quienes la rodean que justo el día que todo tenía que estar en orden, no lo estuviera. Fue el martes pasado, con motivo de la visita de Kicillof, quien estuvo allí para anunciar la regularización definitiva de los terrenos y las propiedades de los que tienen las plantas productivas y logísticas en el Parque Industrial 1 de Moreno, sobre la Ruta 24.

A pocos metros del lugar, los trabajadores de la UPA, Unidad Primaria de Atención médica, se quejaban porque hacía cuatro meses que no cobraban y, en la Autopista del Oeste, los choferes de las líneas de colectivos cortaron tres carriles con dirección a la Capital Federal en reclamo de sueldos atrasados.

A poco de asumir, Fernández (la intendenta) formalizó su separación matrimonial con Esteban "Gringo" Castro, presidente de la CTEP de Juan Grabois. Luego se empezó a distanciar de cada uno que la ayudó a ganar la intendencia.

"Es muy parecida a la vicepresidenta. No escucha demasiado", se quejan los peronistas que ya se fueron de su primer gabinete. Mariano West, quien había perdido a manos de Walter Festa hace seis años el municipio, era uno de los que la acompañaba, y ya no. El otro es Damian Contreras, massista, que ya tampoco se quiere meter en las cuestiones morenenses.

Desde el entorno de "Mariel", se defienden: "Todos tenían algo con el municipio y nosotros se lo cortamos. Como por ejemplo, un ex intendente seguía relacionado con El Trébol, la empresa de recolección de residuos al cual le rescindimos el contrato. Por eso no nos apoyan más".

Lo cierto es que ahora todo lo concerniente con la basura en Moreno lo maneja una cooperativa de la zona sur, que lleva el nombre donde se inició, "Avellaneda". Con vehículos y personal que paga el municipio, la compañía, que arrancó hace pocos meses, ya empezó a tener una deuda cercana a los $ 40 millones.

Quien se agarra la cabeza es Anibal Asseff, ex concejal y ganador de cada una de las internas que arma la oposición de Moreno, ya sea el Frente Renovador o Cambiemos. "Es de locos que nadie lo vea y siempre terminemos discutiendo pavadas".

Lo mismo sostienen, pero en el sentido inverso, algunos importantes referentes del Frente de Todos de la región que ya "sufrieron" la "gestión Festa" y ahora aducen que su sucesora "mantiene la misma tesitura: no dejarse ayudar".

Mariel Fernández, sin embargo, se mantiene inmutable. Una de las personas con las que suele discutir y contar sus proyectos, resumió: "La tironean, la quieren como quien quiere un trofeo, pero ella no transa. Es honesta y quiere que las organizaciones sociales seamos protagonistas".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios