Zoom editorial

Sin devaluación, el mercado empieza a ajustar la tasa de dólar futuro

El Banco Central (BCRA) logró bajar la tasa de devaluación implícita en las operaciones de dólar futuro y sigue acumulando ganancias por las intervenciones. La realidad es que muy pocos apostaban a que esto pasara, pero pasó.

De todas formas, todavía la tasa no se alinea con la proyección de devaluación que se maneja en el Gobierno, pero registró un importante retroceso. Según la estimación del mercado, cuando hoy arranquen las operaciones, se verá también reflejada una baja en la expectativa de devaluación a corto plazo.

En el cierre de enero, las tasas implícitas de las operaciones de dólar futuro cayeron a seis puntos a 30 días y todavía más las de 60 días y 90 días: nueve puntos la primera y diez la segunda.

Pese a la fuerte caída a 60 y 90 días, el mercado todavía maneja expectativas por encima de la proyección del Gobierno y eso tiene a la vez impacto en la proyección de inflación que refleja el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), que llega a 50% para este año contra el 29% estimado en el Presupuesto. Sin pensar en una pulseada, lo cierto es que hasta dos teorías están en juego.

¿La inflación es por emisión? ¿La inflación es por paritarias y recomposición de tarifas? ¿Es por todo lo anterior?

En el mercado de futuros, el BCRA ganó según las estimaciones de mercado unos $ 3800 millones por la venta de contratos. De tal manera, en los últimos doce meses, la ganancia del Central llegó a $ 22.500 millones. Esa ganancia implica la absorción de pesos, lo que contribuye a la esterilización.

El Gobierno intenta llevar la expectativa de inflación de 2021 a los números del Presupuesto, sin atrasar el tipo de cambio. Hasta ahora, la ganancia del Central demuestra que el mercado mantiene dudas sobre la capacidad del BCRA de sostener este tipo de cambio y no caer en una devaluación brusca.

En parte, esa especulación considera que una nueva cuarentena estricta forzada por la pandemia obligaría a una mayor emisión monetaria que terminaría alimentando la espiral de devaluación e inflación.

En el Gobierno, confían en que los mecanismos de control en el flujo de capitales permitirán cumplir con el Presupuesto, aún en un escenario complicado por la pandemia.

Por otro lado, el BCRA terminó enero con compras por u$s 160 millones y acumula más de u$s 760 en los dos últimos meses.

Sin embargo, tal recuperación es difícil que se repita en febrero por la mayor demanda de importaciones. Si esta premisa se cumple, el BCRA terminará el mes con más dólares vendidos que comprados.

En el Gobierno creen que tal situación es normal, pero también aclaran que para normalizar el mercado las exportaciones deben crecer, y mucho.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios