Zoom editorial

Se tranquilizó el blue y a Massa no le podría haber caído en mejor momento

Se va la última semana previa a las elecciones presidenciales del domingo y hay un par de datos que permiten a Sergio Massa mejorar sus expectativas. El movimiento del dólar blue, sin dudas, es tal vez uno de los aspectos más palpables para muchos. Aunque desde el Gobierno muchas veces se intenta quitarle importancia al peso que tiene sobre las distintas variables económicas, al mismo tiempo saben que es un termómetro importante.

Hace apenas una semana la cotización paralelo tocó los $ 1010 y se activaron todas las alertas. Allí Sergio Massa decidió jugarse un pleno y salir a la caza de algunos cueveros que -según el discurso oficial- tenían mucho que ver con la maratón del blue. Así cayeron los ciudadanos chinos, primero, e Ivo Rojnica, "El Croata", después. Fue parte de lo que el ministro de Economía quiso mostrar como reacción rápida ante la avanzada del blue y, al menos desde la frialdad de los números, hay resultados.

El blue cerró ayer en $ 905, una baja que, a solo cuatro días de las elecciones, no podría haber caído mejor.

Elecciones 2023: el Gobierno confirmó a qué hora se conocerán los primeros resultados oficiales

Inflación: por qué el Gobierno cree que el swap con China ayudará a contener los precios

Esta tranquilidad que el paralelo encuentra sobre el final de la semana también mejora las expectativas sobre otra de las patas clave para la economía: los precios.

Las grandes empresas se vienen quejando desde hace tiempo de que los acuerdos de precios que firmaron con el Gobierno están generando una importante distorsión, y se agarran justamente del avance del blue para aumentar sus reclamos de ajuste. Incluso, en muchas empresas trabajaron en los últimos días sobre la hipótesis de escenarios en los que se volviera a determinar una devaluación -como ocurrió tras las PASO-, aunque el secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein, dejó en claro que "el 23 de octubre el dólar oficial estará en $ 350". Además, recordó que desde el 15 de noviembre se aplicará un "crawl al 3% mensual".

A lo que sí habrá que estar atentos es a la evolución del stock de productos, un punto sobre el que se deben analizar dos variables. Por un lado, aquellos incluidos de Precios Justos -dicen las empresas- hoy tienen rentabilidad negativa y por esto no les resulta conveniente producirlos en gran escala. Pero lo que también ocurre es que los consumidores hoy tienden a stockearse de la mercadería a precios más convenientes, lo que recorta fuerte y rápido su aparición en las góndolas.

El lunes arrancará otra historia, ya con el posible ballottage en el horizonte.


Temas relacionados
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • DS

    Dario Sotelo

    Hace 1 día

    sabemos muy bien que estos valores no se estan manejando. todos complices.

    0
    0
    Responder