SAS: criminalidad económica y una necesaria reforma normativa

Sociedades de Acciones Simplificadas, un peligroso instrumento para la comisión de delitos económicos

Desde la sanción de la ley 27.349, pocas voces se han alzado para advertir que a este nuevo tipo societario constituye un peligroso instrumento para la comisión de delitos económicos.

La ecuación es sencilla, los grupos criminales requieren de mecanismos para poder "lavar" los fondos ilícitos que adquieren del delito y poder reingresarlos a la economía formal. Una manera de lograrlo es a través del uso de personas jurídicas, y cuanto más liviana sea la regulación, menor el control de legalidad del Estado, más preciado será su valor en el mercado delictivo.

Entonces, si existe poca regulación en la constitución y seguimiento de una sociedad, fácil será la creación de una multiplicidad de empresas "fantasma", con actividades ficticias que son financiadas, de a poco, con el dinero ilícito.

Concretamente, las SAS no están sujetas a la fiscalización del Registro Público en su constitución ni durante su funcionamiento, disolución y liquidación, ni siquiera en aquellos casos en los que el capital social supere el monto previsto en el artículo 299, inciso 2 de la LGS. 

Estas entidades pueden constituirse con muy poco dinero, ser administradas por terceros ajenos a la sociedad, tener un objeto muy amplio lo que les permitirá canalizar el dinero en diversos y muy variados circuitos comerciales y mercados formales, etc. 

Sumado a ello, estas entidades no deberán presentar sus balances en el Registro Público de su jurisdicción y no estarán sujetas al control de legalidad en ningún momento de su existencia. 

Las inscripciones registrales tramitarán mediante el sistema de gestión documental electrónica (GDE), desde su constitución, reformas, designación y cese de administradores, prórroga, reconducción, reorganizaciones, disolución, cancelación y demás actos susceptibles de inscripción registral, cuya gobernanza de datos no está en manos del propio Registro, al menos en la Ciudad de Buenos Aires. Cualquier parecido con las sociedades off shore no es pura coincidencia.

Ante estas circunstancias a nivel internacional, organismos como el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) o el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT), la O.C.D.E. y organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas preocupados por el uso indebido de personas jurídicas y con un enfoque basado en riesgo (el que surge del análisis e impacto de los distintos tipos societarios y su normativa) han observado, por un lado, la poca regulación de las S.A.S. y por el otro, han recomendado la adopción de medidas efectivas a fines de evitar el uso abusivo de las personas jurídicas para la comisión del lavado de activos, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva, la evasión tributaria y de otros delitos económicos complejos.

Luego de este sucinto análisis cabe preguntarse, ¿son necesarias las reformas al tipo social SAS?

Reformas

Si bien es cierto que los pequeños emprendimientos son fundamentales para el desarrollo económico de la Nación y que resulta necesaria la postulación de incentivos tributarios y financieros, por un lado, y ciertas simplificaciones por otro, es importante destacar que el proyecto de reforma aprobado en la comisión de legislación general de la Cámara de Diputados no vulnera ninguno de dichos preceptos. Sólo plantea un sistema de control que, al igual que los restantes tipos societarios, la SAS debe tener por diversos motivos.

La delincuencia organizada se desarrolla, crece y se disemina de manera oculta y silenciosa por todo el mundo evitando dejar rastros de su accionar. Para ello utiliza toda aquella herramienta que le resulte eficiente para tales fines.

El liviano, por no decir nulo, control que presenta el régimen establecido en la ley 27.349, vulnera severamente el sistema de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo

En definitiva, este nuevo instituto implica un desafío más para los Organismos encargados de elaborar políticas, regular y reglamentar el sistema de prevención del lavado de activos, financiamiento del terrorismo y otros delitos económicos complejos así como también para todos los sujetos obligados que cargan con el deber de informar y reportar operaciones sospechadas de estar encubriendo maniobras delictuales. 

Considero apropiado el dictado de nuevas normas compatibles con la creación de las Sociedades por acciones simplificadas acorde a sus características y con base en sus propios riesgos.

Por último, y como eje central, las organizaciones criminales destruyen la economía de los países, generan pobreza, alimentan la corrupción y las desigualdades sociales, entre otros males. 

Uno de los objetivos principales del sistema de prevención del lavado de activos, financiamiento del terrorismo y de todos los delitos económicos es proteger el sistema económico y financiero de la Nación, para ello debemos estar atentos a la creación de nuevos instrumentos jurídicos a los fines de evitar su uso indebido. La creación de la sociedad por acciones simplificadas es uno de ellos. Resulta necesario replantearse ciertos postulados en materia normativa, muchos de los cuales vienen a resolverse a partir de la reforma a la Ley 27.349.

Tags relacionados

Comentarios

  • GB

    Guillermo Besana

    18/06/21

    Las SAS y sus registros digitales hacen imposible su alteración para la UIF las SAS son el instrumento más idóneo para ejercer el control Es al revés sra Directora o desconoce sanciones o sancionados por presentar a sabiendas actas fraguadas en papel?

    2
    0
    Responder
  • ES

    Enrique Skiarski

    18/06/21

    Es increíble como repiten argumentos sin entender nada. Una off shore emite acciones al portador. Las acciones de las SAS son escriturales. Pero no tiene sentido argumentar con gente que no entiende nada. Si me indica sin vueltas donde salió publicado que organismos internacionales como el GAFI, etc. observaron la poca regulación de las SAS le pediré disculpas. De lo contrario no cite noticias inexistentes para dar fuerza a sus argumentos. Las SAS funcionan extraordinariamente bien en Francia, Colombia, Chile (donde se llaman SpA), etc.

    2
    0
    Responder
  • EV

    Ez Vinc

    17/06/21

    Es una nota de baja calidad. Pareciera estar haciendo militancia de una postura sesgada por idealismo, no un informe técnico que compare legislación y herramientas de nuestro país y de otros paises que deberíamos usar como ejemplo, me refiero a paises de economía libre que generan riqueza. Esta nota como está planteada es una mera opinión, por lo tanto esta lejos de ser una nota periodistica objetiva y que agregue algún valor.

    3
    0
    Responder
  • PM

    Pablo Martin

    17/06/21

    Un pais que tiene la mitad de sus trabajadores en negro, alta evasión impositiva y a la vez altísima presión impositiva, la idea de la Doctora es perjudicar a los que arman empresas. De ultima se aumenta el control sobre las SAS y listo. La militancia arruina un titulo de abogada.

    3
    0
    Responder