PANORAMA BONAERENSE

Primer round Manes-Lousteau, los reclamos del "Dorrego" y la cena bonaerense de Alberto

MANES LE GANÓ EL PRIMER MANO A MANO A LOUSTEAU

Lo que muy pocos dicen, y fue una de las cosas que más se comentó luego de la interna radical de la Provincia de Buenos Aires, es que Facundo Manes, quien disputó la interna a través de su hermano Gastón, quien fue como convencional nacional acompañando a Maximiliano Abad, le ganó en la primera pelea mano a mano a Martín Lousteau.

El oriundo de Salto le ganó al porteño a pesar de que ninguno de los dos estuvo en la pelea directamente. Manes hizo campaña para Abad, quien se impuso claramente a Gustavo Posse, el intendente de San Isidro al que Lousteau acompañó en todo momento y que luego hizo declaraciones que lo hacían aparecer como el gran ganador del domingo.

La claridad tiene que ver con los votos de diferencia que consiguió Abad en el interior bonaerense y en todas las secciones electorales menos en la primera, que ganó ampliamente Posse, que casi logra la hazaña si se contaran los votos de algunas localidades aunque Moreno se llevó todos los flashes.  

Maximiliano Abad

¿Por qué no se habrían de contar? Porque en Moreno, donde nunca ganó el radicalismo, tuvo una sola lista que apoyaba a través de Joaquín Nogueira, a la dupla Abad- Manes. A pesar de eso, en esa localidad perdieron por... 3000 votos. Inexplicable, mucho más si se lo compara con los distritos pegados a esa localidad, como Merlo e Ituzaingó, donde sí hubo interna pero no superaron los mil votos.

La decisión de que hubiera una sola lista para competir en ese municipio recayó en el ex gobernador Daniel Salvador, que todavía hoy está pidiendo explicaciones que no llegan ni llegarán.

Confirmados los resultados, un intendente de Juntos por el Cambio respiró tranquilo. "Ganaron los amigos", dijo, y se explayó. "Este resultado le dio más previsibilidad al espacio".

LOS RECLAMOS DEL GRUPO DORREGO

"Que sea compañero de fórmula de Patricia Bullrich en la Ciudad", le exigen a Diego Santilli los intendentes del PRO de la Provincia de Buenos Aires, unidos en el "Grupo Dorrego", que no quieren saber nada conque "un porteño" gobierne la Provincia, como pretende "el colo" y ruega Horacio Rodríguez Larreta para no tener problemas con su actual vicejefe de gobierno.

"No tiene domicilio en la Provincia ni lo podrá tener hasta que termine su mandato como vice jefe de gobierno porteño porque así lo dispone la Constitución de la Ciudad", dicen del otro lado de la General Paz, donde se aprendieron de memoria, parece, la Carta Magna citadina.

Sin embargo, el enojo no es solo con Santilli, sino con Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, a los que acusan de haber mandado a armar "los territoriales", jóvenes y no tanto, dirigentes que no administran distritos pero pretenden tener candidatos en las futuras listas.

Quien más enojado parece estar es el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, quien mantiene una silenciosa pero potente discusión con su ex par de Quilmes, Martiniano Molina, que pretende encabezar la próxima lista de diputados provinciales por la Tercera Sección Electoral.

Néstor Grindetti

Ahí Grindetti defenderá a su amigo Adrián Urreli, vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial, para encabezar esa lista. Si bien hay lugar para los dos, el tema es quien se lleva la foto principal. Y aunque el jefe comunal corre con la ventaja de ser el único que gobierna en esa región para Juntos por el Cambio, el cocinero, que suele sacarse más de una foto del otro lado del Riachuelo, dice que le dará pelea.

El que también se sumó a este sector de los antiguos "sin techo" es el ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, ex candidato en La Matanza. Dicen los maliciosos que está "aconsejándole" a Héctor "Toti" Flores, el lilito, para que sea candidato a concejal y así posicionarse para el 2023. Lo que no le diría "el fino" es que él quiere ser diputado nacional en esta próxima elección y Flores ocupa ese lugar.

LA CENA DE LA PAZ EFÍMERA

El jueves 18, por la noche, la residencia presidencial de Olivos se llenó de política bonaerense. Hasta allí, donde los esperaba el presidente Alberto Fernández, llegaron Máximo Kirchner, Wado De Pedro, Gabriel Katopodis, Santiago Cafiero y más de una docena de intendentes e intendentas del Gran Buenos Aires para determinar la definitiva "unidad peronista" de la Provincia.

No estuvieron otros dos protagonistas centrales del Frente de Todos. Ni el gobernador Axel Kicilof ni Sergio Massa. El primero porque no le interesa lo que allí ocurra y el segundo porque es del Frente Renovador.

La velada tuvo momentos de tensión, como cuando la mayoría de los intendentes, con Fernando Espinoza a la cabeza, reclamaron la renuncia de Sergio Berni y, a la par, otros decían que sería bueno que se fueran los dos responsables de seguridad. Es decir, Sabina Frederic también.

Entre los nombres planteados volvió a aparecer Aníbal Fernández, quien hace un mes almorzó, en Hurlingham, con su amigo Juan Zabaleta, Katopodis y el intendente Descalzo, algo que no cayó muy bien en La Cámpora.

Más tarde, cuando abordaron el tema partidario estrictamente, Fernández tiró una bomba. Preguntó personalmente por el intendente de Tigre, Julio Zamora, casi raleado de todo ámbito por el acuerdo entre Massa, que no lo quiere ni ver, y Máximo K, cuyos concejales juegan con Zamora pero él se hace el distraído.

Máximo Kirchner

"Seguramente estará acá, quizás presida la Mesa de Acción Política", dijo uno de los que siempre trata de incorporarlo a la mesa. En ese momento el joven Kirchner, al igual que con el tema Berni, se mantuvo en silencio.

A los postres salió el tema de las reelecciones de los intendentes, cuya ley de 2016 ya tratan como "anticonstitucional". "Seguramente en las próximas semanas habrá una presentación legal para su reinterpretación", dice, convencido, uno de los que participó de la cena y no tomó.

Sin embargo, un ministro, que no tiene mucho por ganar o perder en este tema, interpretó otra cosa. Que ahora es el kirchnerismo, que en 2016 votó en contra de esa iniciativa, la que ahora pretende que siga tal cual.

Noticias del día

Compartí tus comentarios