Pagar antes y compensar por default ¿claves para acordar la deuda?

La renegociación de la deuda, luego de muchas idas y venidas, parece encaminarse a un final relativamente feliz. Si bien nadie espera que se canjeen el 100% de los bonos, lo cierto que varios grupos de bonistas (no el principal), el Gobierno y el propio mercado, son optimistas.

La clave de este optimismo está en algunas fichas que se están moviendo y que pueden resultar un buen endulzante para que los acreedores ingresen al canje.

En realidad la propuesta del ministro de Economía, Martín Guzmán, y su equipo, no se movió mucho de la inicial, pero está claro que los acreedores, además de necesitar recuperar la mayor cantidad de dinero posible, piden una suerte de gesto.

Fue en este sentido que comenzó a circular una idea que parece estar en línea con la propuesta de Guzmán pero que al mismo tiempo puede convencer a los bonistas. El primer punto es adelantar los pagos para los primeros días del año. El segundo está relacionado con que la Argentina pueda pagar los intereses de los bonos defaulteados. Estos pagos se harían con otro bono o cash. Si esto ocurre, la oferta rondaría los 53 centavos por dólar.

El Comité de Acreedores de Argentina, presentó una nueva propuesta al Gobierno en la que oficializaron el pedido para que rijan las cláusulas de acción colectiva (CAC) de 2005 en los nuevos bonos del canje. Guzmán, la semana pasada dijo que el Gobierno no se moverá de los estándares de legalidad que sostiene el Grupo de los 20 (G20) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) al rechazar el pedido de la CAC.

Postula además, que las fechas de pago de los nuevos bonos sean el 29 de enero y el 29 de julio de cada año, en lugar del 15 de mayo y el 15 de noviembre previsto inicialmente en las conversaciones. También, los acreedores proponen disminuir la quita nominal a 2% en algunos bonos.

El documento propone que el cupón se pague a través de un bono con vencimiento al 2030 que mantiene la estructura en la última propuesta de Argentina, pero con las fechas de pago adelantadas.

Argentina tenía la obligación de cumplir con el pago de unos 503 millones de dólares correspondientes a intereses de los bonos Global AA21, AA26 y AA46, que integran el paquete de títulos a reestructurar y cuyo vencimiento se produjo el 22 de abril de este año. Luego, el 28 de junio se debían cancelar u$s 98 millones del BIRAD, conocido como el Bono Century.

Pero más allá de los tironeos, lo cierto es que las posibilidades de llegar a un acuerdo son más reales que las planteadas en abril cuando la oferta que realizó el Gobierno fue rechazada de forma masiva. La sensación es que ahora lo que resta es más una decisión política que económica. Después habrá que discutir el tramo legal, pero antes hay que poderse de acuerdo.

Tags relacionados