#DiadelOrgullo

Construyendo el camino corporativo para una mayor inclusión

El último relevamiento de Pride Connection Argentina mostró que una de cada 4 personas LGBTIQ+ sufre discriminación en el trabajo. Qué pueden hacer las empresas para generar ambientes diversos, sin discriminación. El rol de los líderes.

Desde 1969, el 28 de junio se ha convertido en una fecha que celebra el orgullo LGBTIQ+ y brinda visibilidad a las necesidades latentes en la sociedad.

Según el último relevamiento de Pride Connection Argentina (PCA) durante el 2020, se mostró que 1 de cada 4 personas LGBTIQ+ sufre discriminación en el trabajo. A su vez, una investigación de NODOS demostró que más del 68% de las personas encuestadas argentinas habían sufrido situaciones de acoso, violencia y discriminación en el último año. 

Sin mencionar que, el 47% de los encuestados totales respondió que no hay una política o programa de inclusión hacia la diversidad sexual y la no discriminación del colectivo LGBTIQ+ en su lugar de trabajo. Si bien Argentina es uno de los países de Latinoamérica con más legislación en materia de inclusión y diversidad corporativa, aún nos queda un largo camino por recorrer.

Es ley el cupo laboral trans, travesti y transgénero: ¿en qué consiste?

Frente a este contexto adverso, es fundamental que las empresas continúen trabajando en el desarrollo de políticas que promuevan, tanto la diversidad como la inclusión como tema prioritario en su estrategia corporativa. 

Las organizaciones deben generar un ambiente para la seguridad y autenticidad de sus equipos

Concretamente, es imperioso que las organizaciones se interpelen y sean capaces de crear entornos en los cuales los colaboradores, además de estar integrados, se sientan con la seguridad de ser auténticos y mostrarse abiertamente a sus equipos de trabajo, sin miedos, presiones ni estigmas sociales.

Considero que los líderes empresariales del mañana son los que hoy, además de aprovechar la oportunidad de co-construir un paradigma corporativo de valor compartido y diversidad , trabajen por un propósito superior de inclusión, equidad y libertad. El presente necesita crecer en esta dirección, innovando en una cultura de integración y empoderamiento de las personas, pilares indispensables para el éxito de una nueva economía de Triple Impacto. 

Una economía con liderazgos constructivos que creen nuevas oportunidades, emprendiendo iniciativas hacia la equidad, que se traduzcan en resultados reales en organizaciones más abiertas con la capacidad de aprender y desaprender colaborativamente.

Ganancias de empresas: la ventana para lograr beneficios impositivos con la nueva ley

Como Líder de Innovación y Sustentabilidad en una empresa familiar de la industria de la construcción y como parte del colectivo LGBTIQ+, estoy convencido del cambio rotundo que se precisa en las industrias y, sobre todo, en la constructiva. Siento la responsabilidad, el compromiso y el agradecimiento por todas las personas que lucharon y continúan luchando para que podamos vivir con mayor libertad, como debe ser.

Me enorgullece formar parte de un colectivo que día a día logra un mundo más diverso y equitativo, en el cual todas las personas seamos integradas a una sociedad de la que se es parte. Un colectivo que no busca estar por encima de nadie, que sólo busca reconocimiento y contar con los derechos para vivir, trabajar y amar con libertad. Por otro lado, es un privilegio desarrollarme en una organización que abraza la diversidad y la celebra, que elige trabajar para construir un futuro diferente, dándole la bienvenida a la sostenibilidad de las compañías y la sociedad.

Solo espero que, desde el rubro constructivo, al cual pertenezco, podamos seguir en este camino de inclusión, abriéndonos a un sinfín de oportunidades, apostando por la equidad y la innovación, dando el paso que falta para lo que es un presente de evolución organizacional y, en definitiva, de crecimiento como sociedad.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios