Maradona, los Pumas y los valores en riesgo

El 14 de noviembre fue un día histórico para el seleccionado argentino de rugby. Los Pumas vencieron a los All Blacks neozelandeses 25 a 15 en el Bankwest Stadium de Sydney, en su primer partido del torneo Tres Naciones. Hasta ese día, en el historial de 30 partidos los argentinos sólo habían logrado empatar en 1985. "Antes de que empezara el partido no parecía real estar sentados en la cabina esperando un partido después de todo lo que pasamos. El triunfo valida un poco todo lo que se hizo desde principio de año y a la distancia", declaró el entrenador Mario Ledesma, tras más de un año sin jugarse un solo partido internacional.

   

El capitán, Pablo Matera por entonces apuntó: "Fueron ocho meses muy duros. Un montón de trabajo, de un montón de gente que por ahí no está acá, pero tenemos un equipo con mucha hambre y vinimos a llenarle el pecho de orgullo a toda la gente en Argentina".

En el conjunto que se dio cita para tal proeza deportiva estuvieron 9 rugbiers oriundos de Buenos Aires, 1 de Rosario (Santa Fe), 2 de Tucumán, 1 de Rufino y 1 de Rafaela (Santa Fe), 1 de La Plata, 1 de General Madariaga, 1 de Tandil y 1 de Necochea (Provincia Buenos Aires), 2 de Córdoba, 1 de Concordia (Entre Ríos), 1 de Santiago del Estero y 1 de Mendoza. Una muestra de federalismo e integración, con un promedio de edad de 26,6 años.

Sin embargo, la continuidad del torneo disputado en Australia tuvo un acontecimiento extra para el mundo deportivo: la muerte de Diego Armando Maradona. En otra demostración lo efímero que resulta el éxito, los hombres que unos días atrás fueron elevados a la categoría de semidioses, pronto encontraron el propio calvario.

La levedad del homenaje y la guerra de tuits 

Los Pumas fueron cuestionados por usar una casi imperceptible cinta negra en el brazo como recuerdo al “10 en la previa al segundo partido contra los All Blacks. Ese gesto tan austero contrastó con el tributo rendido por la Selección de Nueva Zelanda, quienes en medio de su tradicional “haka exhibieron en el campo una camiseta negra con el número “10 .

Mientras la potente imagen recorría el mundo en pocos minutos, las redes sociales se inundaron de reproches al equipo argentino. La reacción no tardó en llegar. El capitán Pablo Matera ofreció una disculpa pública a través de un video por la decepción de los aficionados ante el magro homenaje rendido al Diez, anunciando que le enviarían a la familia la camiseta que los All Blacks prepararon con el apellido Maradona.

 Casi en simultáneo se viralizaron en Argentina diversas capturas de pantalla de Twitter con mensajes atribuidos al capitán Matera (27), a Guido Petti (26) y a Santiago Socino (28). Los tuits habrían sido escritos entre 2011 y 2012, conteniendo una serie de expresiones racistas, xenófobas y discriminatorias contra diversos grupos de población.

Días después, el director deportivo Marcelo Loffreda dio su punto de vista: “La decisión del homenaje, que fue a último momento, fue mía. Los jugadores no tienen nada que ver, ellos no fueron incluidos en esa discusión".

Y añadió: "Al haberse conocido la noticia del fallecimiento de Diego estábamos muy cerca del partido y hablé con la UAR por el homenaje. Estábamos en un país extranjero, habíamos hecho un homenaje interno, vimos la película Héroes, pedimos que se pusiera música de Maradona en el estadio y todo eso fue muy importante como un homenaje".

Al partido siguiente, los Pumas utilizaron un parche grande con un “10 en fondo blanco y un lazo negro en señal de luto.

Las idas y vueltas de la UAR

La Unión Argentina de Rugby emitió un comunicado donde repudiaba “enérgicamente los mensajes discriminatorios, resolviendo la separación de Matera como capitán, y a la vez, suspendiendo preventivamente a los tres implicados hasta tanto la Comisión de Disciplina pudiera expedirse tras el resultado de una investigación interna.

"Si bien los mensajes fueron expresados hace algunos años y no representan la integridad como personas que los tres mostraron durante este tiempo en Los Pumas, desde la Unión Argentina de Rugby condenamos cualquier expresión de odio y consideramos inaceptable que quienes las expresen, representen a nuestro país", se manifestó en el comunicado oficial.

Hugo Porta, un referente del rugby nacional, goleador y líder del equipo que empató con los All Blacks en 1985, envió una carta de apoyo a esta nueva generación de los Pumas: "Estos mensajes que fueron escritos hace 9 años son improcedentes e indefendibles, pero los que los escribieron pidieron disculpas, y la respuesta que recibieron a cambio fue suspenderlos y dejarlos solos al escarnio público. La dirigencia no sólo no se tomó un tiempo para analizar, pensar y cambiar, sino que actuó de un modo que no se coincide con lo que mamamos en nuestros clubes. Conozco a estos chicos. Me han invitado a compartir una cena con ellos cuando estuvieron en Inglaterra, tengo intercambios y sé de la calidad de personas que son .

Y finalmente, legendario apertura albiceleste, dejó un fuerte mensaje por elevación a la dirigencia: “Es por eso que propongo que pensemos nuevas formas de elegir a nuestra dirigencia. Lo más amplio y democrático es que cada uno de los 500 clubes que hay en el país tenga un voto y pueda ejercerlo, y no que lo decidan entre Uniones. Debemos ser transparentes, discutir cómo se reparte el dinero y, claro continuar y mejorar lo que se hizo bien. Es nuestra gran oportunidad. Siempre nos hicimos más fuertes en la adversidad .

Algunas horas después, la UAR comunicó que se habían dejado sin efecto las suspensiones a los tres jugadores y se le reintegraba la capitanía a Pablo Matera. El argumento fue que tales “medidas preventivas resultaban  innecesarias mientras continuaba en trámite el expediente interno, aunque ninguno de ellos fue convocado para el último partido frente a Australia.

El ejemplo de Porta y Mandela

Hugo Porta fue referente de los Pumas en las décadas de los 70 y 80. Entrevistado por la revista Forbes Argentina, quien fuera capitán durante 17 años enfatizó: "Pertenezco a los que llaman la última generación de los románticos: jugábamos solo por jugar. La vida no es solo padre de familia o jugador de rugby o arquitecto. Sos todo al mismo tiempo".

En 1991 fue designado embajador argentino en Sudáfrica, cuando había llegado el momento de reiniciar las relaciones diplomáticas interrumpidas en 1986. Ahí conoció a Nelson Mandela, con quien compartió un partido de fútbol entre argentinos y sudafricanos, como una muestra de confraternidad entre ambos países.

Porta contó una anécdota para ilustrar sobre la dignidad de quien como abogado dedicó su vida a luchar con el “apartheid y tras permanecer encarcelado durante 26 años, -luego de recibir el Nobel de la Paz- en 1994 se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica: “Mandela llegó al estadio, estaba todo el gabinete, y en un momento le pedían autógrafos y no tenía una lapicera. Así que yo le di mi lapicera. Cuando terminó, me dice: “Hugo, la lapicera . Y yo le digo: “presidente, permítame tener el honor de regalársela , y me contestó: “Hugo, esta lapicera es muy cara . “Él tenía esas cosas, a Mandela le gustaba liderar desde atrás", concluye Porta.

Cuestión de valores

Son frecuentes las expresiones en Twitter destinadas a agredir, calumniar e injuriar al adversario de turno o a los que piensan diferente. Con frecuencia se producen desbordes del lenguaje que producen enfrentamientos y polémicas en una espiral que apunta más a degradar que a elevar el pensamiento crítico.

El torbellino que fuera en vida Maradona también trajo su sello a la hora de dejar este mundo. Y le tocó al rugby quedar expuesto por un “homenaje considerado menor ante la  magnitud del ídolo, hecho que se viralizó envuelto en reprochables manifestaciones del pasado adjudicadas a tres integrantes de los Pumas.

La virulencia verbal de hace 8 ó 9 años tuvo el efecto de un “boomerang que regresó a gran velocidad al punto de partida.

Es indudable que la UAR deberá extremar los recaudos para concientizar a sus jugadores para evitar comentarios discriminatorios y racistas que pongan en tela de juicio los valores del rugby en Argentina.

Alguna vez el periodista español Fermín de la Calle describió a Los Pumas como los “apóstoles de la dignidad, el mejor equipo del mundo, el que nunca sale derrotado del campo .

En tanto, para el licenciado Javier Ignacio Villa, especialista en psicología del deporte, los Pumas han demostrado a lo largo de su historia “que el éxito y el fracaso en el deporte no siempre dependen de un resultado y que se puede salir victorioso a pesar de la derrota .

Así cabe remarcar entre los valores deportivos al compromiso, el esfuerzo solidario, el espíritu de equipo, la lealtad para el adversario, la búsqueda del mejor rendimiento posible sin importar el resultado.

Será cuestión de restablecer el orden que sólo garantiza la meritocracia tal como el “Cursus Honorum , método que rigió para las magistraturas romanas durante la República y el Imperio Romano (a partir del año 180 a.C.).

Se trata de una escalera de rangos imprescindibles de ser cumplidos -escalón por escalón- hasta arribar al sitial de mayores honores y responsabilidades.

Los archivos y mensajes antiguos en las redes suelen ser implacables cuando quedan al descubierto prejuicios, actitudes y debilidades del pasado.

Los Pumas involucrados han asumido sus culpas y ahora les toca seguir unidos para superar este deshonroso traspié y reforzar aquellos valores que están en riesgo.

Ojalá esta experiencia pueda servir de autocrítica al resto de una sociedad que parece estar desorientada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios