ENFOQUE

Los efectos del dólar en la Superliga argentina

Corría el mes de agosto de 1976, cuando el cordobés Mario Alberto Kempes fue transferido por Rosario Central al Valencia de España, en u$s 600.000. Esa cotización fue la más alta de la época. Dos años más tarde, Kempes fue campeón del mundo con la Selección Argentina conducida por César Luis Menotti, siendo el goleador del torneo. Por entonces, no existía la tendencia actual de tomar al dólar estadounidense como moneda de estabilización de los contratos de los futbolistas. Ya en el siglo XXI los clubes llamados grandes comenzaron un proceso con aumentos exponenciales, a causa de la gran inflación de valores en las transferencias internacionales. "Va a ser imposible contratar jugadores del exterior", confesó días pasados Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, el club que luce el mayor superávit y había fijado un tope en dólares a $ 24 para el año 2019.

"Cuando el dólar queda muy desfasado no queda otra que renegociar", sostiene Héctor Maldonado, secretario general de Independiente de Avellaneda. "Tuvimos que hacer un ajuste económico importante a fin del año pasado y dimos 19 contratos de baja porque corríamos riesgo de no poder pagar los sueldos", declaró Nicolás Russo, presidente de Lanús. River Plate registra una deuda de u$s 15 millones pendientes de pago por cuotas de pases adquiridos. Entre ellos, Lucas Pratto, proveniente del San Pablo en casi u$s 14 millones al inicio de 2018. "La crisis está afectando la cadena de pagos. Y eso se nota en la asistencia a la cancha, la compra de abonos y de palcos.

No es una pavada que el dólar suba de 30 a 40 en 48 horas. Eso te obliga a gestionar todo el tiempo y ver cómo se organiza la ingeniera económica. Lo único positivo para clubes exportadores como nosotros está en la venta de jugadores", dijo Eduardo Spinosa, presidente de Banfield.

La Superliga Argentina, creada en 2016, tuvo como fuente de inspiración el fortalecimiento integral de los clubes de fútbol de primera división, con el fin de vender a los televidentes globales el producto "fútbol argentino". Por ese motivo, se impusieron reglas de control económico siguiendo al modelo español, con sanciones para los infractores.

En ese marco, el primer club sancionado fue Newells Old Boys, por "la inexactitud y/o incorrección en la declaración jurada presentada" el 04/09/2017, con relación al pago de la deuda salarial devengada con sus jugadores al 30/06/2017 (por contratos registrados o no en la AFA). Por dicha infracción el Tribunal de Disciplina Deportiva consideró aplicable el 6° párrafo, inciso c), del punto denominado "falta de pago a las obligaciones de los clubes con sus futbolistas profesionales" del Boletín Especial 5359 de la AFA, , que establece la deducción de seis (6) puntos de la Tabla Final de Posiciones del Campeonato de Primera División. Pero el Tribunal hizo bajar la balanza para atenuar la sanción, por única vez y como excepción, disponiendo sólo la quita de tres (3) puntos.

Tras la apelación de Newells s, el Tribunal de Apelaciones en razón del principio de "dosificación de la sanción" (graduación de la multa) y por tratarse de un infractor primario, el 7 de agosto pasado redujo la quita a un solo punto. Este fallo es la muestra cabal que el objetivo está muy lejos de concretarse y que la Justicia Deportiva ha evaluado menguar el monto de la pena a un club con serias falencias institucionales y financieras. No obstante, el presidente de la Superliga, Mariano Elizondo en una reciente visita a España se mostró optimista: "Empezamos a controlar el tema de impagos a los jugadores esta primera temporada. Éste es el camino para mostrarnos de forma diferente". Y añadió que no pueden "ir con todo a la vez" ya que corren el riesgo de "quedar sin nada". Elizondo, contador público (UBA), experto en marketing y administración de empresas, arribó al cargo gracias a Marcelo Tinelli a quien conoció en Ideas del Sur. Ex CEO del Grupo Indalo, fue el principal asesor en las negociaciones con Turner y Fox por los derechos audiovisuales tras el ocaso del "Fútbol Para Todos".

A pesar de los esfuerzos, los cimientos de la organización del fútbol siguen endebles. Ni siquiera su renovada conducción con doble comando (AFA y Superliga)ha logrado el "efecto derrame". Se carece de inversores para poner en valor la infraestructura de los estadios, seguridad, logística y renovación de planteles. El éxodo de talentos continúa y los espectáculos son pobres. Así, el lanzamiento de los derechos de televisión al mercado mundial en 2019 se parece a una misión imposible. El memorable periodista Dante Panzeri (1921-1978) decía: "Hay mucha gente que supone que el fútbol es un libro de cocina. Lo leemos, tomamos las ollas y los ingredientes, encendemos fuego y esperamos la comida".

Tags relacionados
Noticias del día