Regreso a la oficina: un poco de home office y mucho de terceros lugares

Pese a los avances en el proceso de vacunación y los sucesivos relajamientos de las restricciones, muchas compañías argentinas anunciaron a sus empleados que el retorno a la oficina no supondrá un tipo de presencialidad similar a la etapa previa a la pandemia.

Aún, con todas las incertidumbres que rodean estas decisiones, dejaron claro que, en cualquier caso, sería una vuelta muy gradual o muy parcial, con esquemas mixtos entre lo virtual y la asistencia al trabajo, mientras que en otros, directamente, avisaron que se mantendría el teletrabajo indefinidamente o hasta la culminación del esquema de emergencia dictado por el Gobierno nacional.

Sin embargo, los casi 15 meses de "home office forzado", generaron desgaste en los colaboradores y esto está impulsando, principalmente a los heads de Recursos Humanos y a las direcciones de Operaciones, a buscar iniciativas innovadoras. Buscan llegar a un equilibrio justo entre la reducción de costos que plantea la disminución de mt2 de oficinas y el cuidado de sus equipos bajo esquemas laborales seguros, flexibles y acordes a este nuevo mundo del trabajo.

En este contexto, se abre paso la figura de un 'tercer lugar', que no sea la oficina de siempre pero tampoco la vivienda familiar. Hablamos de un concepto que ya existe hace muchos años y funciona exitosamente en otros países del mundo bajo el marco de la economía colaborativa. Lo que se busca con estos nuevos modelos es superar al ahora `viejo´ espacio laboral y optimizar toda una serie de problemas asociados al desempeño de las tareas desde el hogar ofreciendo una experiencia de trabajo disfrutable e inspiradora. Definitivamente, algo que represente un beneficio y estímulo para los equipos de trabajo.

El conjunto de la recurrencia de los problemas de conectividad, la falta de espacios adecuados y la desacostumbrada coexistencia de las rutinas familiares con las laborales, ponen límite al establecimiento de un teletrabajo indefinido desde el hogar y la propuesta es resolver esto en forma creativa y oportuna, sin retornar al status quo anterior.

Hoy, más que nunca, la tendencia hacia el desplazamiento de la centralidad de la oficina como espacio de trabajo trasciende la pandemia. Según el INDEC, de un total de 11,7 millones de trabajadores cubiertos por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), entre 3,1 y 3,3 millones se dedican a actividades que podrían ser realizadas desde el hogar. Así, más del 25% de los trabajadores podrían trabajar remoto.

Este indicador explica por sí mismo el fuerte aumento, sobre todo desde mediados de este año, en las consultas y demandas desde el mundo corporativo que indagan sobre esta nueva tendencia que utiliza y les permite ofrecer a sus colaboradores terceros espacios para trabajar conforme a sus objetivos.

Las opciones son restaurantes, hoteles, librerías y cafés, entre otros lugares. Así pues, estos nuevos espacios de trabajo en red con excelente conectividad WiFi, son percibidos como una evolución del modelo del coworking y una solución práctica para las empresas y sus equipos de trabajo ya que encuentran algo todavía más flexible, ubicuo y con más amenities, que vaya al encuentro del colaborador.

Las empresas y organizaciones enseguida perciben las ventajas de este tipo de soluciones. La primera y principal pasa por adecuarse a esquemas de trabajo donde la "experiencia" de los colaboradores ocupa un lugar central y no secundario como hasta ahora.

Vuelven los trabajadores estatales a las oficinas: punto por punto, ¿cómo es el protocolo para la presencialidad?

Gracias a esta nueva alternativa de gestión de espacios, las empresas ofrecen a sus integrantes la posibilidad concreta de elegir en consenso lugares y establecimientos cercanos a su realidad diaria evitando horas de alto tránsito y optimizando tiempos, bien escaso en el mundo del trabajo de hoy. Y lo que no es menor, evitando el desarraigo de las personas de sus ámbitos más cercanos. Ahora es posible conciliar estos aspectos tan centrales de la calidad de vida.

Los terceros lugares permiten, además, equilibrar la carga semanal asignada a los empleados si consideramos que la oficina pasa a ocupar un lugar de pivot en la agenda. Así, el uso de espacios híbridos y, eventualmente, del home office, terminan de balancear la semana laboral en esta nueva modalidad.

Considerando los puntos anteriores concluimos en una reducción significativa y marcada en los costos operativos de las organizaciones minimizando el movimiento de la carga asignada por mt2 utilizada en los tradicionales edificios corporativos bajo operación mensual.

Pero las oficinas no han muerto. Simplemente empiezan a virar hacia modelos híbridos en donde se conjugan espacios flexibles y colaborativos con espacios y salas de reuniones dinámicas en su agenda semanal. Un nuevo mundo donde oficinas, salas de reuniones, espacios mixtos y lugares no tradicionales se combinan para ofrecer espacios híbridos para esta nueva realidad.

Estamos ante lo mejor de los tres mundos: algo de oficina, algo de home office (solo cuando lo desean) y mucho de terceros lugares con espacios exclusivos para potenciar sus actividades y proyectos.

Del home office al trabajo híbrido: los desafíos para las empresas y el 'síndrome de la cabaña' en los empleados

Las organizaciones se plantean abiertamente la necesidad de encontrar lugares donde los equipos deben consolidarse como tales y el cara a cara ocupa un lugar central. Vivimos una época donde las personas dentro de las empresas toman un rol central que precisa ser escuchado para fortalecer su engagement.

Se trata, entonces, de ofrecer soluciones que operen como una caricia para las nuevas generaciones que ya ocupan un gran porcentaje de la fuerza laboral y exigen equilibrio en el día a día y nuevas experiencias para desempeñar sus funciones.

Por último, esta modalidad, fomenta la posibilidad de generar espacios de reencuentro luego de tanta virtualidad y distanciamiento. En suma, no solo una nueva forma de elegir los espacios de trabajo sino que también generar instancias que potencien lo social, el reencuentro, humanizar aún más las relaciones laborales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios