Las empresas de seguros en tiempos de Big Data

Las innovaciones que se están llevando a cabo pueden mejorar el andamiaje del mercado, en post del beneficio de todos y, fundamentalmente, de los clientes.

Por Juan Ignacio Coria, gerente de Marketing de Intégrity Seguros

En el transcurso de 1666, en Londres, se comenzaron a forjar las primeras compañías de seguros luego del gran incendio en la capital de Inglaterra. La misión de las empresas del rubro no ha variado desde entonces y sigue clara: proteger el patrimonio de las personas

No obstante, las innovaciones que se están llevando a cabo pueden mejorar el andamiaje del mercado, en post del beneficio de todos y, fundamentalmente, de los clientes. El cambio es un desafío constante que debe plantearse cada firma para diferenciarse de la competencia, en este contexto de desarrollos constantes. 

Uno de los estandartes de esta etapa de la industria es la big data que permite, desde lo tangible, tener la información exacta de la cobertura que se brinda y, por otro lado, conocer en detalle al cliente. Esto último es vital para ofrecer un trato personalizado y de aquí se desprende otro de los elementos clave del nuevo paradigma: las buenas experiencias de consumo. 

El cliente, tal como se lo conocía antes está caducando y hoy debemos adaptarnos a las reglas de usuarios, jóvenes y nativos digitales. Actualmente casi el 30% de la población nació entre 1997 y 2011, y esta franja, que será reforzada por nuevos jóvenes que se irán insertando gradualmente en el mercado de trabajo, es la representación por excelencia de nuevas formas de comunicación en las relaciones personales y laborales.

Los cambios que estamos viviendo en los últimos diez años han hecho que los usuarios, de cierta forma, adormezcan sus sentidos y confíen exclusivamente en las tecnologías a la hora de sumergirse en experiencias de consumo. De este modo, es responsabilidad de las empresas, en este caso las de seguros, brindarle información a medida e inmediata, para que los procesos sean armónicos y los clientes obtengan lo deseado con el menor esfuerzo posible. 

Años atrás se les solicitaba a los clientes que recopilen una gran cantidad de información para buscar coberturas. Hoy los roles se dan exactamente a la inversa, o deberían. Es responsabilidad de las compañías tener la información para brindar lo solicitado con rapidez

Un estudio realizado por Comscore, empresa líder en métricas digitales, arrojó que el 73% de los argentinos navega en internet a través de sus celulares. Esta cifra es un indicador del desafío constante al que están sometido cada uno de los negocios en esta actualidad de cambios tecnológicos diarios.

Se expone a las claras que una simple página web es inviable y el rasgo distintivo, tanto para marcas como usuarios, lo encontrarán en canales como el chat, WhatsApp, Facebook o Aplicaciones Móviles

Un sitio web responsivo que permite una correcta visualización y la digitalización de procesos internos -como puede ser completar un formulario de denuncia desde un portal de clientes o desde la web misma, en lugar de hacerlo en papel, son prácticas que llevan a cabo las 50 principales compañías del país.

El sector se está desarrollando, pero todavía faltan muchos desafíos por afrontar. En el mediano plazo el seguro por uso irá cobrando cada vez más fuerza, continuando con la tendencia de servicios hiperpersonalizados, donde los ejemplos más comunes son los contenidos OnDemand, las aerolíneas low cost -que permiten separar los adicionales del espacio de la butaca- y los espacios de coworking.

En seguros, eso demandará desarrollar modelos para poder cobrar sólo por los días que se usa un auto, o que un riesgo está realmente expuesto. Aquí la tecnología de Internet de las Cosas (IoT) va a ser clave como canal de validación y comunicación del negocio entre el cliente y la aseguradora.

Desde sus comienzos las empresas de Seguros han logrado resultados inimaginables, a través del correcto uso de nuevas tecnologías. No obstante, todavía queda camino por recorrer, con desafíos que se presentan a diario. Es cuestión de afrontarlos con prudencia para continuar con el camino próspero. 

Tags relacionados