Las empresas accederán a los dólares, pero tal vez vuelvan a la Fase 1

En el brindis de fin de año, ni el más pesimista imaginaba este 2020. Los empresarios, en todo caso, planificaban un escenario con la expectativa que siempre genera un nuevo gobierno, una inflación en baja y un crecimiento moderado de la economía. 

Pero casi seis meses después tienen que lidiar con un cuadro de situación muy diferente, en el que tienen tres frentes de batalla abiertos al mismo tiempo: el acuerdo con los acreedores o el default, hacerse de dólares para poder importar y la posible vuelta a la Fase 1 de la cuarentena, situación que volvería a frenar la producción.

Ayer, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se reunió de forma virtual con los directivos de la Unión Industrial Argentina (UIA), la central gremial fabril más importante del país. La UIA, que por estas horas vuelve a tener posiciones encontradas con respecto al valor del dólar (hay miembros que piden un tipo de cambio más alto, mientras que la mayoría no quiere más devaluación), planteó sus problemas al ministro. El tema recurrente y en el cual coinciden todos los industriales con respecto al dólar es dónde conseguirlos. Básicamente el reclamo a Kulfas fue que las nuevas trabas para acceder al mercado y hacerse de dólares puede tener implicancia en la producción. 

El ministro, no le esquivó al bulto. Les aseguró a los empresarios que toda empresa seria no va a tener problemas para acceder al mercado de cambios y hacerse con los dólares necesarios para la producción.  

Despejado este escollo, la otra gran preocupación de los empresarios tiene que ver con la vuelta atrás en la cuarentena. La queja de los industriales es que se gastaron miles de dólares en poner en práctica los protocolos para volver a producir y que una vuelta atrás implicará pérdidas económicas considerables. Kulfas dijo que los empresarios hicieron un buen trabajo pero quien define la vuelta atrás de la cuarentena no es el ministerio que le compete. 

Ayer daban por hecho las restricciones en el AMBA para frenar la circulación por dos semanas. En la provincia de Buenos Aires, la preocupación por los contagios crece. El gobernador Axel Kicillof cree que lo mejor es volver a la Fase 1, los industriales lo saben y casi que están resignados.

Otro de los temas que preocupa y mucho es qué va a suceder con la renegociación de la deuda. El ministro de Economía, Martín Guzmán, se mantiene firme en una propuesta que a los empresarios ya les preocupa. En la UIA básicamente creen que el acuerdo depende más de una decisión política que económica a esta altura de las negociaciones. Sin embargo, son optimistas porque creen que la Argentina no está en el escenario de 2002, cuando fue el propio Gobierno el que anunció el default. Ahora, consideran que la oferta no es la mejor para los acreedores, pero reconocen que existe la intención de negociar. De todos modos, el tema de la deuda no se tocó con la reunión con Kulfas.

Tags relacionados