Zoom Editorial

Las decisiones que debe tomar Alberto para tener el OK del Club de París

Hay un sendero que puede llevar a la Argentina a la ansiada postergación del pago al Club de París, y a posteriori, a un nuevo acuerdo con el FMI. Pero a ese destino no se llega solo con palabras, como las pronunciadas por el presidente Alberto Fernández en su reciente gira europea.

Por delante quedan dos semanas. En ese lapso el Presidente tendrá que gestionar, junto a Martín Guzmán, algunas decisiones que conduzcan a lograr la ansiada dispensa por el pago de u$s 2400 millones.

Después de su charla con el francés Emmanuel Macron y mientras aguardaba su encuentro con la búlgara Kristalina Georgieva, funcionarios vinculados al Club de París señalaron que estarían dispuestos a aceptar el pedido de la Argentina, si el país cumple determinadas condiciones. Hasta el momento no trascendieron de manera oficial, pero una de ellas sería habilitar la visita de una misión técnica del FMI para que haga una revisión de la situación económica en el marco de lo que se conoce como Artículo 4°. Así se denomina en el Fondo a la auditoría que sus técnicos hacen todos los años a los países miembros.

Al kirchnerismo no le gusta nada exhibir tanta cercanía con el FMI. Conseguir la independencia de las políticas del organismo con la cancelación total de la deuda que tenía el país en 2005 (eran u$s 10.000 millones, un cuarto de la actual) sigue siendo, hoy en día, una de sus principales banderas económicas.

No obstante, la Argentina no puede prescindir del Fondo. Si quiere recibir sus beneficios (como los DEG equivalentes a u$s 4350 millones que entrarán al BCRA entre julio y agosto) también tiene que cumplir con sus obligaciones.

El mensaje que había enviado el kirchnerismo era que aspiraba a lograr un acuerdo de mayor plazo, a cerrarse después de las elecciones. El FMI respondió que lo primero no era posible, y lo segundo dependía de la Argentina. La pregunta que queda flotando es si a Alberto le conviene apurar o retrasar.

Si llega una misión del Fondo a Buenos Aires en mayo, lo que verá es que gracias al efecto de la súper soja (al que se le sumará también el trigo) la recaudación sumará u$s 3000 millones que no estaban en el Presupuesto. Y que a fuerza de Leliq, el BCRA está logrando controlar la emisión. Los analistas saben que después de julio el flujo de dólares del agro puede aminorar y alterar la brecha cambiaria. Y que los vaivenes de las elecciones (a fin de ese mes tienen que estar definidos los candidatos que competirán en las PASO) también empezarán a incidir en la economía. La única apuesta a favor del retraso es que el plan de vacunación aminore el impacto de la segunda ola y que el tercer trimestre luzca mejor en términos de actividad e inflación que el segundo. La primera definición de este cronograma opcional se debe tomar antes de fin de mes.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    17/05/21

    Dear J. Glitz & M. Guzamán, could you evaluate what is outlined in this tweet and propose it if you consider it viable in the near future? Could we not AT THE START "live with our own" but not partially and then resort to foreign exchange investments?
    CALL IN 2022 to AMEND the CONSTITUTION which establishes the creation of the RABA (Autonomous Region of Buenos Aires that covers the entire AMBA) and TRANSFER of the FEDERAL CAPITAL TO THE INTERIOR or should we simply re-float Law 23512 / 87?
    The PATAGONIA law provided for the PHYSICAL transfer of the Capital to Viedma / Carmen de Patagones # Executive and Congress: resort to global banks and investment funds, guaranteeing that Keynesianism will be applied ONLY AT THE BEGINNING of this single project.
    Thus, it will be possible to save foreign currency to the maximum and after four years of its execution, the capital market will be encouraged to lend us dollars, euros or yuan # GOAL: to achieve genuine MEDIATA reactivation and a GDP / Capita that matches that of Australia as it was in the 60's

    0
    0
    Responder