Opinión

La política exterior al balotaje

El domingo 19 de noviembre Argentina elije el gobierno de la nación por los próximos cuatro años y en este camino electoral, se han reacomodado los principales actores políticos de cara, no solo a los próximos comicios sino para el futuro próximo. La ruptura de Juntos por el Cambio con Macri y Bullrich integrándose a La Libertad Avanza y la neutralidad declarada del resto del espacio, UCR incluida, como un guiño a un probable triunfo del oficialismo reconfiguran el panorama político argentino.

El futuro de la política exterior argentina queda entonces claramente dividido en dos opciones bastante bien delimitadas, los conceptos vertidos por el candidato de LLA, Javier Milei en cuanto espacio de opinión fue consultado ha sido muy claro. El marco propuesto para llevar adelante las gestiones internacionales será marcado por cierta "moralidad occidental" con claros mensajes de quitar de las prioridades a países que no comulgan con los patrones culturales que Milei anhela. No han sido pocas las oportunidades donde expresó el rechazo a la posibilidad de estrechar los vínculos con China o Brasil por tener gobiernos "comunistas" o "socialistas", aún Milei expresando la posibilidad que el intercambio comercial del sector privado continúe libremente con esos países, sabemos que no existe comercio fluido allí donde los estados no tienen incentivos para el sector, donde quedarán las discusiones sobre acuerdos marco, eliminación de barreras arancelarias y para arancelarias por citar algunos ejemplos, ante estas dudas no tenemos respuesta. 

Cruces por la "diplomacia de la motosierra" en el debate de cancilleres de Massa, Milei y Bullrich

La IA y la política exterior de China y EE.UU: ¿competencia o cooperación?

El 19 de febrero pasado la Argentina cumplió 51 años de relaciones diplomáticas ininterrumpidas con la República Popular China. Más de medio siglo más tarde, China se ha convertido en el segundo socio comercial de nuestro país, en 2022 el gigante asiático fue destino del 9,1% de las exportaciones nacionales, sólo detrás del Brasil, que se lleva el 14,2%. En este sentido, la agroindustria tiene un rol preponderante en nuestra oferta exportadora hacia China, es el principal destino de las carnes y el poroto de soja que se exporta desde nuestro país. El año pasado el 92% del poroto de soja argentino exportado fue hacia China, y fue destino del 57% de las exportaciones de carne argentina. 

Entre ambos complejos tenemos más del 66% de las exportaciones argentinas a este destino en 2022. El aporte de la agroindustria crece si sumamos complejos exportadores. China es el principal comprador de la cebada forrajera argentina, con exportaciones de este producto por casi US$ 600 millones el año pasado. En este sentido, este país representó el 59% del volumen exportado por el Complejo Cebada en 2022. Más aún, la República Popular es destino de exportaciones de los complejos Pesquero, Sorgo, Avícola, Maní, Lácteo, Uva, Tabacalero, Forestal, entre otros relativos al agro. Por otra parte, las exportaciones de carbonato de litio a la República Popular China crecieron un 253% el año pasado, totalizando cerca de US$ 314 millones. Es cierto que la balanza comercial con el gigante asiático es deficitaria, pero es lógico cuando observamos que de los cinco países con mayor déficit comercial con China en 2023 cuatro son del G7, EEUU, Reino Unido, Francia y Japón. Queda el desafío de equilibrar la balanza, pero para eso es necesario un camino de desarrollo donde es la misma China la que puede colaborar con el desarrollo energético y de transporte de Argentina.

Milei tiene como premisa principal la profundización de los lazos con EEUU y Europa occidental, según su cosmovisión suplirán económica y financieramente el rol de Brasil y China. Párrafo aparte sobre la postura contraria del líder de LLA tiene acerca de la integración de nuestro país en Mercosur, será seguramente otro punto tenso con Brasil, país que nos tiene como su cuarto socio comercial en importancia y en franco crecimiento. Respecto a la postura política sobre la inclusión de Argentina en el Grupo BRICS tanto Milei como su reciente aliada, Patricia Bullrich dejaron en claro su absoluta oposición.

En cuanto a Sergio Massa, el candidato de Unión por la Patria representa una continuidad con algunas de las erráticas posturas del actual presidente Alberto Fernández, con un tinte marcado en una mayor coherencia basada en el pragmatismo que marca la compleja equidistancia con los principales actores internacionales, fundamentalmente una alianza estratégica económica y política con el Brasil, además de la integración a lo que se denomina el nuevo "Sur Global". Evitar la confrontación con EEUU en este contexto será de vital importancia, para eso deberá "surfear" temas sensibles como acuerdos en energía y defensa entre otros, quedará pendiente ver como resuelve el acuerdo con China por Atucha 3, la compra de material bélico y la explotación, producción y comercialización del litio. La relación con Rusia, en un hipotético gobierno de Massa quizás podría llevarse adelante como el modelo Brasil, en el marco BRICS, haciendo esfuerzos para la recuperación de la paz en Europa del este, dejando de lado políticas rusófobas que no aportan a la estabilidad de las relaciones internacionales. Rusia posee una vasta experiencia en el desarrollo del sector energético que podría aprovechar el futuro gobierno. Con un gobierno de Milei quedaría descartado ese tipo de relación con Rusia aun cuando sus aliados ideológicos como Bolsonaro y Donald Trump han sabido construir relaciones maduras con Moscú.

Un tema caro al sentimiento nacional como es la cuestión Malvinas no ha estado tan presente en la campaña pero a través de algunas declaraciones publicas de Milei entendemos que en su gobierno no sería un tema prioritario y buscaría mejorar al máximo el diálogo con Londres en el caso de Massa la insistencia con el pedido del regreso a las negociaciones con el Reino Unido recorrerá los foros internacionales y contará con el apoyo del ya mencionado "Sur Global".

Quedan muchas preguntas que se responderán a partir del 10 de diciembre, pero los argentinos debemos reflexionar hacia donde vamos en el mundo con cada una de las dos opciones del balotaje, porque de esas decisiones dependerá el bienestar de cada uno de nosotros.


Temas relacionados
Más noticias de Balotaje
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.