Zoom editorial

La caída del riesgo país y los cinco meses que conmoverán al mercado

Hay dudas acerca de cuál es la lectura correcta del repunte del precio de los bonos, que siguen en niveles de paridad sin superar el 35%. La perspectiva política mejoró para un escenario promercado. La duda es la macroeconomía. En el fondo, el debate es cuándo se devaluará.

En esta noticia

Una nueva caída del riesgo país, correlato de la subida del precio de los bonos, invita a reflexionar sobre el motivo para la desescalada, preguntarse si es sostenible y qué sugiere para el futuro.

El mercado se mueve con diversas explicaciones para el valor de los títulos de deuda en dólares, que mejoraron en promedio 25% en un mes.

Hay que recordar que la primera trepada la iniciaron las acciones de empresas privadas, partiendo de precios irrisorios. En dólares, en un año el Merval muestra un avance de 45% y en pesos, superior al 110 por ciento. La mejora se extendió ahora a los bonos. Sin embargo, la paridad se mantiene en 35 por ciento. ¿Será trading en lugar de apuesta al largo plazo?

La oferta electoral

Los analistas vienen señalando que el factor determinante es el delineamiento de la oferta política. Los últimos meses ya venía descontando que candidaturas promercado en las boletas con altas chances de éxito en las generales.

En los últimos 15 días, la unción de Sergio Massa y el aparente declive de la fórmula libertaria entregó "volumen político" a un futuro gobierno promercado. La incierta propuesta de Javier Milei comenzaba a inquietar más que seducir.

Una propuesta difusa de Unión por la Patria (todavía entonces Frente de Todos) y la emergencia de La Libertad Avanza, hace un par de meses parecía dejar el camino para Juntos por el Cambio o al libertario.

En los últimos 15 días, la unción de Sergio Massa y el aparente declive de la fórmula libertaria entregó "volumen político" a un futuro gobierno promercado. La incierta propuesta de Javier Milei comenzaba a inquietar más que seducir.

La consultora 1816 insiste con que lo que empuja es lo que denomina "el caso de inversión Argentina 2025", con un futuro más o menos próximo de normalización de la producción agropecuaria pos sequía que estimularía las exportaciones de soja, la madurez de la producción de gas de Vaca Muerta, con la consiguiente "independencia energética" de divisas, y un gobierno alineado con los Estados Unidos.

Fundamentos en riesgo

En el medio, lo que queda es el estado en que llegarán los fundamentos de la economía en lo que resta del año. Por empezar, el nivel de las reservas en un contexto en el que la sequía sigue mostrando los dientes, los importadores demandan dólares para sostener la actividad y se demora el acuerdo con el FMI. La inflación parece estar dando una tregua, de acuerdo con los últimos datos correspondientes a la primera semana del mes.

Algunos son más escépticos y señalan el atraso cambiario y se preguntan en qué momento de los próximos seis meses que restan por delante, con las PASO, las generales, el ballotage y el traspaso de mando, se habrá de acomodar el tipo de cambio para permitir una normalización del mercado cambiario.

Algunos son más escépticos y señalan el atraso cambiario y se preguntan en qué momento de los próximos seis meses que restan por delante, con las PASO, las generales, el ballotage y el traspaso de mando, se habrá de acomodar el tipo de cambio para permitir una normalización del mercado cambiario, una de las materias pendientes que condicionará el futuro de cualquier nuevo gobierno de la Argentina.

Temas relacionados
Más noticias de dólar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.