CASHTAG

Todos manejan la economía sin humo menos vos

La designación de Mario Marcel como ministro de Hacienda en el gabinete de Gabriel Boric en Chile vuelve a dejar en offside el acercamiento a los problemas económicos que uno puede apreciar en el kirchnerismo más duro.

La designación de Mario Marcel como ministro de Hacienda en el gabinete de Gabriel Boric en Chile vuelve a dejar en offside el acercamiento a los problemas económicos que uno puede apreciar en el kirchnerismo más duro, por repetir el lugar común, el más cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

En Honduras, Cristina coincide con la vice de los Estados Unidos y agita la interna oficial por el acuerdo con el Fondo

Cristina Kirchner vinculó al FMI con el surgimiento del narco

El flamante mandatario trasandino, surgido de las revueltas populares contra el modelo neoliberal que había emergido de la dictadura de los 70, figura de las movilizaciones estudiantiles y esperanza final de quienes marcharon hasta conseguir reformar la constitución que había legado el general Augusto Pinochet, hizo el primer equipo de gobierno en la historia de su país con mayoría de mujeres (14 a 10) y lo llenó de símbolos y apuestas de un progresismo que te dan ganas de aplaudir con tres manos.

Puso a un hombre abiertamente gay como ministro de Educación, que además se embandera como defensor de la escuela pública en un país con universidades pagas.

Designó a una mujer médica que se le había plantado al presidente Sebastián Piñera durante la pandemia para que por primera vez se haga cargo de Interior y Seguridad, en una sociedad que viva a los carabineros y donde hasta hace nada la gente se escandalizaba si había una señora sola tomando algo en un bar.

Ahí mismo, designó a una hija de exiliados y ex jugadora de fútbol lesbiana al frente de la cartera de Deportes.

Para América latina, el crecimiento es el gran desafío

Y por si esto fuera poco ubicó nada menos que a la nieta de Salvador Allende como ministra de Defensa, por lo que será la autoridad política de las instituciones militares que hace casi 40 años derrocaron a su abuelo.

Pero Boric -que también saludó en mapuche en su discurso de la victoria y que promueve una minería responsable con el medioambiente en el reino del cobre- decidió darle el manejo de la política económica a Marcel, que era hasta ahora el jefe del Banco Central, puesto en el que había sido confirmado para otro mandato más por el mismísimo Piñera en octubre pasado.

El nuevo ministro fue definido por Boric en una nota en la BBC como "un socialdemócrata", de "firmes convicciones progresistas" y de una "trayectoria incuestionable en el Estado, en el Central, en el Banco Mundial y en la OCDE". Por eso, aseguró, "es una garantía de seriedad para las reformas" que planea impulsar desde su gestión.

El nuevo Chile con Gabriel Boric presidente: los ejes del plan económico del gobierno de izquierda

Para completar la descripción, hay que recordar que Marcel fue nada menos que Director de Presupuesto durante la gestión de Nicolás Eyzaguirre en Hacienda, bajo la presidencia de Ricardo Lagos en 2001.

Desde allí es recordado como uno de los padres de la llamada "regla fiscal estructural", una norma por la cual Chile se comprometió a tener 1% de superávit a lo largo de los años, con mecanismos de compensación para no fumarse la recaudación extra que pudieran generar los precios internacionales de los metales, y también para ponerle límite al gasto cuando la economía crece, es decir, evitar una política "pro-cíclica".

Elecciones en Chile: quién es Irina Karamanos, la pareja de Gabriel Boric que no quiere ser primera dama

Vueltas de la vida, tras dejar el cargo en 2006, el entonces jefe de Marcel, el ministro Eyzaguirre, sería designado al frente del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, donde estuvo hasta 2012, antes de convertirse luego en funcionario de Michelle Bachelet.

Como Lula, Evo y Tabaré

La llegada de Marcel al cargo ya generó rispideces entre los partidos que apoyaron la elección del presidente que asumirá el próximo 11 de marzo.

El titular del Partido Comunista chileno, Guillermo Teillier, dijo simplemente que "no lo conoce", como para evitar meterse en internas tan rápido.

Chile: los planes de Alberto Fernández para cuando asuma Gabriel Boric

Otros aliados recordaron que se trata de un hombre que en lo peor de la pandemia se opuso al retiro anticipado de dinero de la jubilación que manejan las administradoras de fondos de pensión, las AFJP chilenas, en un contexto en el que además Boric había enfatizado que directamente que prefiere otro sistema previsional.

Tras días de turbulencias, los mercados financieros rápidamente bendijeron tanto su nombramiento que incluso ya le empiezan a decir "Súper Mario", en alusión al apodo del italiano Mario Draghi cuando estuvo en el Banco Central Europeo.

¿Por qué Boric hace esto? ¿Es un traidor que le da la espalda al pueblo que lo votó? ¿Se rindió a las redes del sistema que todo lo aprietan? ¿Es un cobarde que no quiere "dar la pelea" en nombre de las clases populares que lo llevaron donde está? Todo puede ser. Quién sabe.

La Unión Europea le pide a Boric que respalde al acuerdo comercial con Chile

¿O tal vez ve límites y entiende que hay algunas reglas en la economía capitalista de mercado que te obligan a jugar de una determinada manera básicamente para tratar de conseguir estabilidad macroeconómica, evitar tener una inflación que licúa la moneda y entonces sobre esa base tomar medidas más progresistas, como cobrar impuestos de manera más equitativa, asistir a los que menos tienen o promover mejoras en la distribución del ingreso?

En cualquier caso, Boric no ha hecho nada muy distinto de lo que decidieron otros líderes de la centroizquierda en las experiencias desde los 2000 para acá.

¿O qué hizo Lula cuando ganó en 2003 y designó en el Banco Central a Henrique Meirelles, que había hecho su carrera en el BankBoston? Eso no le impidió aplicar el plan Bolsa Familia -una especie de asignación universal por hijo- y sacar a millones de la pobreza.

¿O Danilo Astori no fue el referente del Frente Amplio que rompía hasta el cansancio con la disciplina fiscal en Uruguay?

Eso no quita que la administración de Tabaré Vázquez, por caso, haya lanzado el Plan Ceibal para entregar computadoras a los alumnos en 2007, programa inspirador del Conectar Igualdad.

¿O cuánto déficit fiscal y cuánta inflación tuvo la administración del entonces ministro de Economía Luis Arce en las presidencias de Evo Morales en Bolivia, donde el Estado estuvo siempre recontra presente en el manejo de los recursos naturales?

La culpa Puán

El punto es que no se pierde progresismo en sangre por manejar la economía más o menos dentro de los carriles por donde la cosa funciona en una economía de mercado aún con regulación estatal.

Mucho menos, no se baja ninguna bandera ni se traiciona a nadie por nombrar los problemas macro por su nombre, incluso hasta te puede tocar comerte un garrón con costo político si te viene una difícil, pero siempre se puede explicar y no es ni pecho frío ni giro a la derecha.

A horas del vencimiento con el FMI, el Gobierno confía en un arreglo: cuál es la alternativa

Los límites existen. Las restricciones presupuestarias también. Los comportamientos de los actores económicos ocurren. No es gente comprada ni cerebros lavados.

Dale, Jairo. Es El Cronista, qué vas a decir. En serio.

Aún cuando el modelo chileno haya terminado con los problemas que estallaron en los últimos años y que abren la agenda de cambios que pidió la población, el nombramiento de Marcel por parte de Boric se encadena con las decisiones de todas las otras administraciones de izquierda que en los últimos 15 años.

Argentina ya paga el costo de demorar el acuerdo con el Fondo

Aún con Patria Grande, solidaridad bolivariana y "yankees go home", todos manejaron la cosa sin humo, reconociendo un puñado de ideas básicas que más o menos le permitieron tener estabilidad, baja inflación como todo el mundo y -qué locura- una moneda que sus ciudadanos no se quieren sacar de encima.

Todos, menos la Argentina. Tuvieron problemas. Hubo injusticias. Con desigualdades y tensiones sociales, como en todos lados.

Pero cuando uno se asoma a las experiencias de la región que administraron incluso los presidentes nacionales y populares que suelen venir de visita a los actos del Día de la Democracia vos ves que hay algunas preguntas que ya se las respondieron.

Lula, Dilma, Evo, Correa y otros ex presidentes reclaman al FMI que "asuma la responsabilidad" de apoyar a Macri

  Porque a la larga no se pueden conseguir resultados por mucho tiempo si se transgreden algunas leyes de la gravedad en este contexto.  

¿Cuánto te podés zarpar en el gasto público? Y, más o menos lo que puedas ir mejorando la recaudación. En todo caso ahí podés meter debate de fondo. ¿Dónde y a quién cobrar más? ¿Dónde y a quién cobrar menos? Ahí sí juguemos las banderas.

A la larga no se pueden conseguir resultados por mucho tiempo si se transgreden algunas leyes de la gravedad en este contexto

¿Podés tener siempre tasas de interés por debajo del ritmo de aumento de los precios? La verdad, no. ¿Pero bancás las tasas negativas para estimular el crédito y el crecimiento? ¿Siempre? Entonces, ¿quién se va a quedar con los pesos? ¿No te van a demandar más dólares por cualquier vía entonces y se te agravan más los problemas?

¿Conviene meterle bomba a la emisión monetaria para financiar un aumento de la inversión pública? Sí. Más saliendo de una crisis. Y en sectores clave, estratégicos, posiblemente siempre.

Argentina pedirá a China ampliar el swap en u$s 3000 millones para reforzar las reservas

Operativo anti inflación: el Gobierno avanza sobre varios frentes para controlar precios

Pero ¿vale la pena darle a la maquinita para subsidiar piletas calentitas? No da. ¿Lo podés hacer durante años y hablar de que es un vector de competitividad y que es parte del legado de los días felices? Mmmm, raro. Esas cosas.

No es que no se pueda debatir qué nivel de participación puede tener el Estado en la regulación de los mercados; o cuánto debe plantarse ante las corporaciones o cuál tiene que ser el rol para reactivar la economía o para evitar la fuga de capitales en una economía casita-de-paja como la nuestra. Esa es la que va. Pero acá nos comimos ocho años discutiendo entre 2007 y 2015 si se podía hablar de inflación y los funcionarios transpiraban tartamudeando puja distributiva, reacomodamiento de precios y cosas así.

"Me quiero ir ... a Luxemburgo: Lorenzino sumó su tercera embajada

Es como si una parte del progresismo -que encima engloba nada menos que al accionista principal del Gobierno- tuviera culpa o vergüenza de decir "emisión monetaria" porque da Escuela de Chicago. O como si decir "ajuste" para hablar de una baja en la partida de los subsidios pro-ricos fuera a hacer enojar a un fotocopiador de Puán o a un columnista de El Cohete a la Luna.

La irrupción de Boric y el rumbo que a priori está tomando en materia económica vuelven a delatar esa trampa en la que se mete por voluntad propia el kirchnerismo, y en eso arrastra la suerte del presidente Alberto Fernández.

Pero que esta vez lo lleva a un límite donde parece no haber atajos para sobrevivir en un termo: tiene enfrente al FMI, las reservas se acaban y los dólares paralelos están volando.

Temas relacionados
Más noticias de Chile
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RN

    Raul Nieto

    27/01/22

    Interesante análisis para mirarnos aun no compartiendo ciertos lineamientos

    0
    0
    Responder