Elecciones 2023

Fin de campaña caliente: tembladeral en Lomas, tensiones en Juntos y una carta documento de la prima del Papa

Mientras el celular de "Chocolate" Rigau tiene a muchos nerviosos, uno de los clásicos distritos peronistas intenta superar erl escándalo del "Bandido". Macri solo te da la selfie si votaste a Patricia. Y Máximo ya no la tiene tan fácil.

Cuentan que en el tercer piso de la Casa de Justicia de La Plata, donde un cuerpo lo domina el juzgado 3 de Guillermo Atencio, esperan todo con mucha paciencia. En sus manos está, más allá de las apelaciones, los amparos, las impugnaciones, buena parte de la verdadera trama de la política legislativa de la Provincia de Buenos Aires.

El celular de Julio "Chocolate" Rigau, en caso de abrirse, y si antes no fue intervenido por ninguna mano extraña, promete "manchar" a una dirigencia que ya está shoqueada por la escandalosa aparición de Martín Insaurralde arriba del "Bandido" en la costa de Marbella.

Ambos temas atravesaron como un éxocet la campaña de Unión por la Patria, aunque el silencio opositor en cuanto al bizarro procedimiento encarado por "Chocolate" para conseguir dinero fresco de los cajeros automáticos llama la atención. Quien calla, otorga. Y todos desean que el contenido del celular más famoso del país no vea la luz hasta después de las elecciones.

En Lomas de Zamora todo es un tembladeral. La Municipalidad que conduce formalmente Marina Lesci es un cementerio. Y la campaña de Unión por la Patria tiene severísimas dificultades para instalar la candidatura de Federico Otermín, la mano derecha de Insaurralde y presidente de la Cámara.

A todo esto se suma la verdadera cacería humana para saber quién fue el "infidente" que desató la tormenta perfecta. Axel Kicillof, a quien Insaurralde no le atendía el teléfono, puede tener razón en sentirse ofendido, pero jamás puede interponer su propia torpeza o falta de carácter por tener un empleado tan infiel.

La potente relación del ex intendente de Lomas de Zamora con las actividades lúdicas talló más que ninguna otra a la hora de preguntarse por qué motivo le pasaron semejante factura. Todas las familias y las empresas que intervienen desde el exterior en "la industria" de la recreación no sólo se desconfían, sino que también se preguntan quién lo hizo.

Lomas de Zamora es, junto con La Matanza, uno de los distritos de los "importantes" en los que jamás perdió el peronismo. En diferentes elecciones, Avellaneda, Quilmes y Lanús vieron sucumbir ante algún aluvión anti peronista. Ahora, Guillermo Viñuales, ex jefe de gabinete de Insaurralde, amenaza con aprovechar la ocasión.

También se expande el rumor sobre la conveniencia del ex jefe de gabinete de la Provincia de Buenos Aires sobre el futuro político provincial. Kicillof no es una de las personas a las que invitaría a su cumpleaños y muchos sostienen que su derrota no le afectaría ni emocional ni partidariamente. Néstor Grindetti, otro intendente, pasa a ser una personalidad vista como un "par" por parte de los siempre ejecutivos jefes territoriales que hace más de dos décadas que no tienen a uno de los suyos en el sillón de Dardo Rocha. El último fue Eduardo Duhalde.

Como si no sobraban escándalos, en Hurlingham, La Cámpora volvió a utilizar al Papa Francisco para su campaña, como lo hizo en 2013, cuando viajaba casi mensualmente porque querían ganarle al Frente Renovador de Sergio Massa. Damián Selci inundó todo el distrito con una foto en la que abrazaba a Juana Dominga Bergoglio, prima hermana del Sumo Pontífice.

La señora Bergoglio tuvo que enviar una carta documento solicitando la inmediata suspensión de esa campaña publicitaria.

La intimación de la prima del Papa para que dejen de usar su imagen (El Cronista)

Si no votas a Bullrich, Macri no te da la foto

"¿Usted a quién votó?", pregunta, entre sonriente y amenazante, Mauricio Macri. El ex presidente es de esas personas que por más que quiera parecer simpático, impone una rigurosidad gestual que lo hace ver siempre como jefe.

La señora que lo esperaba en el centro comercial de Villa Adelina, en Vicente López, respondió lo que quería escuchar. "Por Patricia". Entonces, sonriente, accedía a la toma a la que invitaba, además, a la intendenta Soledad Martínez.

La jefa comunal es una mimada del ex presidente. Se conocen desde que ella era muy pequeña y empezaba la militancia en esa fuerza. Como su jefe, Jorge Macri, nunca ocultó sus ideas liberales, pero nunca desecha el diálogo con los radicales y los peronistas.

Macri aprovechó uno de los lugares que mejor performance tuvo Juntos por el Cambio y, también, la cercanía con otro de sus mimados, Ramón Lanús, con el que se fotografió durante todo el año y le dio su apoyo directo y sin dobleces en la lucha por la intendencia que tuvo y ganó contra Gustavo Posse.

A pesar de estos momentos de felicidad, en la principal fuerza opositora todo es tensión y pases de facturas. Un intendente, por ejemplo, se lo vio más que incómodo en la reunión que mantuvieron todos para apoyar a Néstor Grindetti, el candidato a gobernador, por las versiones que pesan en su contra por habérsele encontrado un juego completo de boletas cortadas pero con el color violeta casi en su totalidad.

Los radicales, en tanto, también se sienten mucho más cómodos votando a Sergio Massa que a "la derecha" representada por Patricia Bullrich. Las internas feroces que se disputaron en la mayoría de las localidades despojaron de entusiasmo a la mayoría de los derrotados.

"Sí, nos mató. Nos cuesta mucho retomar un mínimo orden", confesó uno de los armadores más importantes de Juntos por el Cambio que no para de recibir reclamos y solicitudes, inclusive aquellas que no puede atender.

No obstante, tarde pero llegó al fin, hubo una idea central en la campaña bonaerense y Grindetti empezó a reclamar el "voto útil anti K", teniendo la certeza que Kicillof puede ser el único sobreviviente de la dirigencia cercana a Cristina Fernández de Kirchner.

Su hijo, Máximo, ya no la tiene tan fácil. Separado y borrado de "las tablas" su máximo aliado Insurralde, ahora debe hablar personalmente, sin intermediarios, con los dirigentes bonaerenses, intendentes y legisladores, algo que no le sienta bien. Además, otros grupos heridos por el maltrato recibido ya empiezan a pedir su renuncia al frente del PJ bonaerense. "Alguien ya gritó el rey está desnudo", dijo uno de los participantes de una primera reunión, que quizás sea la última, en la que estuvieron, entre otros. Agustín Rossi y Santiago Cafiero. 

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones 2023
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.