Zoom Editorial

Empresas quieren girar dólares pero el Gobierno no puede levantar el cepo

El cepo a la compra de dólares nos habla de dos situaciones. En primer lugar porque a pesar de contar con una balanza positiva, con liquidaciones récord del agro, no alcanza para abastecer la demanda de la divisa estadounidense por parte de los argentinos. En segundo lugar, se necesitan ingresos de dólares genuinos también vía inversiones para que la maquinaria comience a rodar con una dinámica donde la oferta y la demanda de dólares no provoque desequilibrios que amenacen con escurrir las reservas. Aumentar las reservas vía endeudamiento, si ese endeudamiento es para gasto corriente o lo que ingresa son inversiones golondrinas que aprovechan tasas altas, el resultado volverá a ser el mismo que hoy tenemos: luego de un 'veranito' volverá a llegar otro cepo.

Así fue durante la última parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner cuando se instauró el cepo para frenar la sangría de reservas y así sucedió con Macri cuando se terminaron los dólares del endeudamiento. Los últimos dos gobiernos terminaron sus mandatos con cepo y el actual Gobierno transita su mandato sin poder levantar el cepo.

Las empresas multinacionales quieren girar dólares a sus casas matrices. Los argentinos quieren comprar dólares libremente. Por ahora no hay indicios de que eso pase.

El Banco Central, según Télam, dijo que para 2022, el acuerdo que se alcance con el FMI para reestructurar la deuda de u$s 45.000 "ayudará a mejorar las expectativas" de los actores que ponen en duda el resultado de esa negociación, lo que contribuirá a "contener las presiones cambiarias y las expectativas de inflación".

Al mismo tiempo, anticipó que la flexibilización de actividades por la menor cantidad de casos de Covid-19 sobre el cierre del año, una recuperación récord de las exportaciones y las políticas de estímulo en los sectores más rezagados como el turismo y la actividad hotelera, permitirán una recuperación del Producto Bruto Interno de "cerca de 9% en 2021".

En cuanto al nivel de precios, que marcó una suba de 3,5% en septiembre y octubre, el BCRA afirmó que en los próximos meses "orientará sus esfuerzos para propiciar un entorno macroeconómico con menores niveles de inflación sin comprometer la recuperación de la actividad en marcha".

"Con vistas al 2022, un próximo acuerdo con el FMI ayudará a mejorar las expectativas de aquellos actores que condicionan su visión acerca de la sostenibilidad del sector externo al resultado de dicha negociación, contribuyendo a contener las presiones cambiarias y las expectativas de inflación", afirmó la entidad en su último informe monetario.

El Gobierno encarará 2022 con inflación alta y cepo, dos anclas que frenan un mayor crecimiento y la creación de empleo. El problema, además, es que la solución no parece fácil.

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • AZ

    Angel Zapata

    18/11/21

    El ¨gobierno¨ ,si se puede llamar así de alguna manera, piloteando la mediocridad seguirá en plan campaña. Allá ellos , si pasan Marzo/22 la Argentina seguirá hundiéndose ,el Titanic ya se llevó puesto el cubito de hielo.

    0
    0
    Responder