Opinión

El dólar turista y un aterrizaje no forzoso

Sólo existen dos soluciones para una crisis de balanza de pagos como la que atravesamos: mayor endeudamiento en moneda extranjera o caídas en el nivel de actividad. En otras palabras, aumentar rápidamente la oferta de dólares o reducir la demanda. Una fuerte devaluación como la que busca evitar el oficialismo lograría lo segundo mediante una brutal recesión y golpe al bolsillo de los consumidores.

En pos de evitar ese camino, el equipo económico volvió a poner el ojo sobre el turismo buscando aumentar la oferta de dólares por esa vía. Nuevamente la propuesta es que los turistas ingresen sus dólares a través de las cotizaciones financieras y no mediante el dólar blue. Así, según estimaciones de Analytica el turismo receptivo podría aportar hasta u$s 500 millones en lo que resta del año a las reservas internacionales brutas del Banco Central.

Para poner en perspectiva, durante los primeros nueve meses del año en concepto de viajes y otros pagos con tarjeta ingresaron a penas u$s 300 millones, un monto que en 2019 ingresaba en un mes y medio. De todas formas, el problema en cuanto al turismo está en la demanda porque desde el 2016 es un sector deficitario en dólares.

Negro sobre blanco: el código Donda es un mamarracho

Hasta el momento, el gobierno no logro revertir el impacto negativo del turismo en las reservas internacionales. Es decir, a pesar de la instrumentación del dólar turista los dólares que se van por esa vía continúa aumentando, la demanda no cede. Entre julio y septiembre se fueron U$S 2.400 millones, un 60% más respecto al primer trimestre del año.

En la actualidad viajan menos argentinos al exterior, pero gastan más. Entre junio y agosto cayó 35% la cantidad de viajes al exterior respecto a igual periodo del 2016 pero la demanda de dólares aumentó 60% después de ajustar por la inflación en Estados Unidos. Hoy un argentino demanda u$s 3.558 por viaje. A diferencia de otros países y como consecuencia de una economía bi-monetaria, las personas no sólo demandamos dólares de forma directa para viajar sino también para ahorrar. En los primeros nueve meses del año tanto por los gastos con tarjeta en el exterior como en concepto de dólar ahorro se fueron u$s 8.100 millones, el 10,4% del total de exportaciones de bienes y servicios durante ese periodo. Una tasa que llegó a promediar 14% en julio y agosto. Si bien se redujo en septiembre producto del récord de ventas del complejo sojero, volverá aumentar tanto por la caída de las exportaciones como por el aumento del gasto en turismo -mundial y vacaciones de verano mediante-.

Bolsonaro reapareció en las redes y se dirigió a sus 'piqueteros' con un pedido clave

Yendo más atrás, desde la salida de la convertibilidad un tercio de nuestras exportaciones se destinaron a financiar la dolarización registrada del ahorro de los argentinos vía turismo y compra de divisas. Como se observa en el gráfico, hoy esa proporción se encuentra en mínimos producto del cupo del dólar ahorro, un tipo de cambio para turismo emisivo más caro y la caída de los ingresos de una gran parte de la clase media producto de salarios que corren detrás a la inflación. Los primeros dos motivos contribuyen a una brecha cambiaria estacionada en 100%, una situación insostenible.

¿Cómo reducir la demanda del dólar ahorro? A diferencia de lo que se intentó muchas veces, no es con mano dura sino mediante los incentivos correctos. Las personas tenemos mayor flexibilidad respecto a las empresas para poder dolarizarnos a pesar de las distintas regulaciones. La existencia sostenida y formalizada de facto del mercado del dólar blue es prueba suficiente.

Reservas en jaque: el BCRA volvió a vender y van u$s 110 millones en apenas dos días

La solución estructural es recuperar a nuestra moneda como reserva de valor, lo que implica entre otras cosas sostener una baja inflación por un periodo prolongado, un escenario hoy muy lejano. En el corto plazo, mantener tasas de interés reales positivas es condición necesaria pero no suficiente. Los incentivos para dolarizarse también dependen de la tasa de devaluación esperada y para reducirla con ofrecer plazos fijos con mejor tasa no alcanza; el Banco Central tiene que acumular dólares.

En consecuencia, a pesar de las mayores restricciones, la compra de dólar ahorro ajusta en volumen, pero no en cantidad de demandantes. Respecto a periodos sin cepo la caída en la cantidad de operaciones es muy baja. En julio del 2019 se registró la mayor salida de dólares bajo este concepto, u$s 6.119 millones (superior al nivel de exportaciones) a manos de más de un millón y medio millón de personas. Mientras en julio de este año, la demanda en volumen se redujo fuertemente hasta el 3,4% de ese valor medido en dólares constantes de septiembre (u$s 241,1 millones). Sin embargo, la cantidad de personas que accedieron al dólar ahorro se redujo marginalmente hasta 1,4 millón.

Dólar ahorro: por qué este mes menos gente puede comprarlo

El último as bajo la manga que tiene el equipo económico es ver si como consecuencia de menores niveles de actividad la demanda de dólar ahorro y turismo comienza a resentirse. El presupuesto 2023 es la muestra concreta de que el gobierno busca hacer un aterrizaje no forzoso en la economía: promete un PIB que apenas aumentará 2%. Mientras para este año, el buen resultado de la actividad durante agosto subió la proyección de Analytica hasta 4,7%.

Uno de los motivos para proyectar menor crecimiento es que el freno de mano sobre las importaciones ya está puesto, la profundización del cepo cambiario mediante el nuevo sistema SIRA operó hasta ahora principalmente por la falta de adaptación de los procesos informáticos, mientras en las próximas semanas conoceremos cómo se aplicará la nueva mano de hierro del gobierno. Llegar sin una fuerte devaluación a la próxima liquidación fuerte del agro en marzo es la apuesta final.

La Fed subió la tasa, prevé más dureza monetaria y en la Argentina cayeron los bonos 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.