El diálogo y la adaptación, las claves para la sostenibilidad del negocio gastronómico

El 2020 trajo para todos los sectores la necesidad de adaptarse con celeridad y renovarse ante una situación atípica e inesperada. El sector gastronómico en general emplea de manera directa a 650.000 trabajadores, sin embargo, fue uno de los más golpeados durante la pandemia, sufriendo una caída en las ventas de más del 50% como consecuencia del cierre de locales en marzo a raíz del aislamiento obligatorio.

En este contexto tan incierto, hicimos foco en dos puntos: por un lado, el diseño de estrictos protocolos para poder operar con seguridad y brindar tranquilidad a los empleados y clientes; y por el otro, trabajar junto al gobierno para preservar los puestos de trabajo.

La Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP), que con mucha visión implementó el gobierno, permitió que muchos negocios gastronómicos puedan evitar cierres definitivos, mantener los miles de puestos de trabajo y así sostener a miles de familias. Sin este apoyo del gobierno, hubiera sido muy difícil mantener la operatividad y rentabilidad del sector.

Los socios de la Cámara son uno de los principales promotores del empleo formal para los jóvenes, rango etario donde encontramos mayor índice de desocupación. A partir de esta premisa, la continuación del ATP es crítica para permitir que el sector gastronómico siga aportando a la reactivación de la economía.

Para este año que comienza, destacamos la importancia y nuestro compromiso de mantener un diálogo fluido y positivo entre Cámaras, Empresas y el Sindicato, con el gobierno, aprovechando el espacio para transmitir las problemáticas que se presentan ante la incertidumbre del contexto, y encontrar soluciones que permitan seguir el camino que iniciamos.

Además, estas conversaciones estimulan el avance sobre soluciones que ayuden a retomar la rentabilidad e inversión del sector, como pueden ser la reducción de IVA, incentivos a la contratación de personal, entre otras opciones.

Nuestro principal objetivo es capitalizar lo que aprendimos para seguir impulsando la mejora en la industria, siendo que la gastronomía cobra cada vez más importancia por su vinculación con otros sectores (agroalimentarios; industria; turismo; tecnología; transporte; entre otros). Aporta además a estas industrias innovación, desarrollo de calidad y seguridad alimentaria e incluso capacidad exportadora a través de las cadenas internacionales.

Compartí tus comentarios