Zoom editorial

El blanqueo necesario y cómo llenar la canasta de dólares para que la felicidad no dependa de Messi

En esta noticia

La decisión de avanzar con un blanqueo de capitales tiene un doble objetivo para Economía. 

Por un lado, potenciar la recaudación sin incrementar la presión fiscal sobre quienes cumplen con sus obligaciones tributarias y, aún así, hoy cargan sobre sus espaldas con el peso de una economía que en más de un 40% se mueve en la informalidad

Blanqueo: punto por punto, cómo es el proyecto oficial que busca sumar dólares a las reservas

Y por el otro, atraer los dólares del colchón o las cuentas en el exterior para que se reintegren al sistema, algo indispensable no solo para cumplir con los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional -inclusive se pretende asignar un 20% de lo recaudado a pagar la deuda- sino, fundamentalmente, para evitar que el freno que experimenta hoy la actividad se transforme con el paso de los meses en una fuerte caída.

Se trata de llenar la canasta de dólares. O al menos abastecer las reservas, como se intenta una y otra vez con las sucesivas versiones del dólar soja, que hoy ya hacen especular a algunos economistas con la posibilidad de una tercera versión cuando llegue el tiempo de la cosecha gruesa.

congreso, internas y La urgencia permanente

Pero para que la exteriorización de capitales esté activa a partir del próximo 1° de enero -cuando entra en vigor el acuerdo de intercambio de información financiera por el que Estados Unidos revelará cuáles son los argentinos que tienen cuentas en ese país y, a partir de entonces, la AFIP buscará quienes no las han declarado en Argentina-, el Gobierno necesita una aprobación exprés de un Congreso enfrascado en internas políticas que lo mantienen semiparalizado.

Cuentas sin declarar en Estados Unidos: toda la letra del acuerdo, qué revisarán y cómo hallarán a evasores

¿Hay votos para un blanqueo de capitales? Los que apoyan y los que se oponen a la idea de Massa

Por el blanqueo se proyectan sumar unos u$s 1000 millones anuales, bajo el supuesto de que hay unos u$s 100.000 millones en ese universo que se busca repatriar. Con beneficios que serán más importantes en el primer trimestre y que irán perdiendo peso hasta desaparecer el 30 de septiembre, cuando la elección presidencial esté a la vuelta de la esquina.

Para entonces, habrá pasado gran parte de un año en el que la sequía actual y la recesión mundial inminente habrán tenido su efecto sobre las exportaciones y la llegada de divisas. Llenar la canasta de dólares será una quimera, pero tenerla vacía planteará un tiempo mucho más delicado que el actual.

El blanqueo necesario y la messi dependencia

La Argentina necesita atraer capitales pero, sobre todo, ordenar sus cuentas y blanquear la foja de convulsiones internas, de manera de brindar las condiciones políticas, económicas e institucionales adecuadas que multipliquen los dólares y promuevan el crecimiento. 

Solo así podrá dejar atrás la urgencia permanente y no dependerá de las gambetas de Lionel Messi y la gesta de la Selección para mantener la ilusión de un futuro feliz.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.