Zoom editorial

Economía definió su estrategia para lidiar con los vaivenes del dólar

La decisión de intervenir fuerte en el mercado cambiario tuvo un efecto inmediato en las pizarras digitales que, en lo deseable, debería extenderse en el tiempo para contribuir a evitar males mayores al país. Y es que, en el contexto socioeconómico que atraviesa la Argentina, frenar la avanzada especulativa que se registraba en el dólar blue implica, a su vez, acotar daños que van más allá de los meses que restan por delante a la gestión de Alberto Fernández.

Un salto abrupto del tipo de cambio, como el que se registró en los últimos días, no solo paraliza la actividad económica, sino que también suma un nuevo y grave escollo a la posibilidad de que el país se plantee en el futuro una situación marcada por una menor presión inflacionaria

Sin una cotización estable, se pierde referencia de los precios de reposición, por lo que no faltan aquellos que optan por quitar productos del mercado y suspender operaciones o quienes, directamente, apelan a remarcaciones que exceden cualquier proyección de costos, las cuales mantienen, inclusive, si el tipo de cambio retrocede desde sus máximos.

Ese escenario es el que procura revertir el Ministerio de Economía desde la tarde del martes, al activar todos los recursos que tiene a mano -incluyendo el aval del FMI- para hacer retroceder la cotización de los dólares financieros. Con ello, al menos logró arrastrar en la rueda siguiente al blue, que cayó más de 4%, mientras la brecha entre el dólar oficial mayorista y el MEP se achicaba hasta reacomodarse cerca del 100%.

Claro que para no agotar los recursos en intervenir al mercado, Economía necesita, entre otras cosas, resolver la ecuación entre la oferta y la demanda de divisas

Por lo pronto, en los cálculos que presentó el ministro Sergio Massa, la decisión de activar la ampliación del swap con China para importar con yuanes los productos que provienen del gigante asiático, restará 1000 millones mensuales a la demanda de dólares. Pero a su vez, según señaló, permitirá mantener niveles de producción para que no caigan la actividad y las exportaciones, en tiempos en que la sequía y los propios movimientos del mercado cambiario golpearon la oferta de divisas, al complicar los ingresos que se esperan desde el campo para sumar reservas al BCRA.

Así, descomprimir el mercado será también una forma de combatir la especulación con el dólar. Quizá un punto de partida, que debe tener como horizonte la normalización que se necesita alcanzar para mantener estabilidad y que las pizarras ya no sean un foco de atención.

Temas relacionados
Más noticias de dólar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.