Dólar blue, el regreso

El dólar ronda los $ 62 a menos de 10 días de que asuma el próximo gobierno. Pero en el mercado nadie se guía por la cotización oficial. Otra vez las miradas de la City están puestas en el que consideran el verdadero precio del dólar, el del paralelo o denominado blue.

"Con un cepo que permite comprar u$s 200 por mes dejás de tener de referente el oficial y ponés otra vez la mirada en el blue, aparte claro del CCL y Mep", confía un operador.

El dólar blue roza los $ 70 y vuelve al ruedo con más o igual fuerza que durante el kirchnerismo. Sin embargo, hoy ya no es necesario realizar llamados a las cuevas para saber la cotización.

 Hay páginas web y redes sociales que dedicadas a brindar el precio aproximado de la divisa en este segmento en tiempo real.

La brecha en entre el blue y el oficial se achicó a principios de noviembre tras un resultado electoral que confirmó la victoria del opositor Alberto Fernández. Sin embargo, la misma volvió a ensancharse en los últimos días.

"La gente se dolarizó antes de las elecciones y ahora para vender no lo debe hacer en su banco donde le dan apenas $ 58, ya que en el blue le dan hasta $ 10 más. Es el regreso del dólar blue por la puerta grande", explica un cuevero que reconoce que "otra vez hay olor a mercado negro en la City".

Qué pasara después del próximo 10 de diciembre es una incógnita. A días de asumir, todavía hay más dudas que certezas, aunque entre los especialistas del mercado nadie duda en que habrá cepo para rato. Eso sí, coinciden en que lo mejor que podría haber hecho el macrismo para la gestión venidera es haber cerrado tanto el grifo que cualquier mínima apertura será vista como una señal positiva.

Diciembre es un mes complicado para el mercado cambiario por excelencia. Históricamente el peso argentino suele depreciarse 5% promedio en los últimos 31 días del año.

Se trata de un mes en el que la demanda para atesoramiento que genera el aguinaldo, sumado a la demanda por turismo suele meter presión, aunque este año se espera que el cepo y la devaluación que obliga a muchos a vacacionar de local ponga un freno antinatural a esta tendencia. En contrapartida, las restricciones cambiarias pueden ser nafta para el fuego azul.

El mercado espera que la brecha entre el oficial y el blue, así como entre el mayorista y el CCL se amplíen. A esto se suma un clima regional de devaluaciones que ya hacen hablar de un dólar atrasado en Argentina.

Por ahora parece difícil pensar en un peso fuerte. Habrá que esperar. El dólar paralelo vuelve a ser faro de los que eligen una referencia para fijar precios. Un faro en una economía que aún no tiene horizonte.

Tags relacionados