Cadena de pagos: qué están haciendo las empresas argentinas ante el impacto del coronavirus

Más allá de lo estrictamente sanitario, una de las mayores preocupaciones del sector empresario en relación al Covid-19 tiene que ver con preservar la cadena de pagos. Una realidad cada vez más complicada y compleja a partir de la cuarentena.

En simultáneo a los instrumentos financieros, facilidades y demás cuestiones dispuestos a nivel gubernamental para el sector productivo, hay aspectos en lo que las empresas están poniendo el foco. ¿Cómo es posible sostener el flujo de pago sin mayores sobresaltos?

Miles de empresas en Argentina están aprovechando distintas soluciones tecnológicas, propias de sus estrategias de transformación digital. Se trata de recursos clave para asegurar la trazabilidad de documentos comerciales, garantizar la conciliación de datos, agilizar la carga de información y detectar posibles inconsistencias y demoras, con alertas tempranas.

En contraste, aquellas empresas que todavía cuentan con un considerable caudal de procesos manuales, contabilizan no sólo demoras en la gestión entre emisores y receptores (de órdenes de compra, facturas, remitos, etc.), sino también errores y tiempos muertos con gran impacto en las finanzas.

En la actual coyuntura de la pandemia, la posibilidad de contar con soluciones que agilicen los procesos de cobranzas se vuelve indispensable para la sostenibilidad de las organizaciones.

Contar con una plataforma que digitalice el proceso de envío y recepción de facturas nos permitirá:

  • Automatizar procesos de carga de información y conciliación facturas liberando a personal para tareas de mayor valor agregado.
  • Optimizar la verificación de controles fiscales que requieran la presencia física
  • Evitar mensajería y soluciones logísticas que impliquen la movilidad de personas en la vía pública
  • Agilizar los procesos de pago y cobranza, con menos errores y personal disponible.
  • Facilitar la conciliación de las cuentas corrientes al poder contar con la información anticipadamente, ahorrando tiempo y dinero.
  • Tener trazabilidad total del proceso (saber fecha de lectura y posibilidad de confirmar aprobación por parte del cliente)
  • Disminuir costos de impresión y de ese modo Reducir el uso de papel como potencial transmisor del virus
  • Cumplir y estar actualizados con todos los requerimientos fiscales oficiales
  • Tener seguridad y confidencialidad al 100% de los datos

Para ello, es importante analizar las herramientas disponibles en el mercado. En particular aquellas que, en este contexto, permitan una rápida implementación. El outsourcing de soluciones IT en la nube como Krikos360 son un ejemplo de ello. Miles de empresas ya forman parte de esa red e intercambian todos los meses millones de documentos, de forma ágil y segura. Todos con el mismo interés: preservar la cadena de pagos.

Tags relacionados
Noticias del día