Lo que viene

Blanqueo: tráiler de la nueva temporada

Esta nueva temporada del blanqueo tendrá por delante un gran desafío. No sólo cautivar al público, sino convencer de que no ocurrirán los errores del pasado.

En esta noticia

En muy poco tiempo, el desarrollo tecnológico llevó al crecimiento de múltiples plataformas on demand, algo que hace 10 o 15 años era inimaginable. El público ha cambiado sus hábitos de consumo en donde muchas veces los mayores gastos de una familia se relacionan con bienes digitales. Las distintas plataformas de entretenimiento entendieron que en lo que refiere a series, un éxito no puede finalizar sin antes aprovechar temporada tras temporada el poder de productores y guionistas.

Así como los actores cambian, también cambia el público. Alguno de estos últimos que disfrutaron de las primeras temporadas, pero saben que "lo nuevo, nada nuevo traerá y que en definitiva todo se repite", que la chica del pelo largo esta temporada finalmente se lo cortará y que el ya no tan niño comenzará con sus conflictos adolescentes... Pero hay un público que si bien escuchó de qué se trata la serie, nunca invirtió tiempo en verla. Otros, en cambio, esperan ansiosamente siempre una nueva temporada.

Algo similar sucede con los constantes procesos de exteriorización de capitales en tantos países y, por sobre todo, en Argentina. Así como en la industria audiovisual las series argentinas están en auge, en lo que respecta al blanqueo de tenencias de activos, estamos a la vanguardia.

El descubrimiento

Sin entrar en un profundo análisis sobre la oportuna conveniencia de la ley que habilita la posibilidad de un nuevo sinceramiento fiscal en Argentina, sabemos que es una oportunidad que resulta sumamente interesante.

Si bien ante los mismos procesos, pero de gobiernos anteriores, parecían haber sido pensados para importantes patrimonios, en esta "nueva temporada" encontramos que "los autores" han recordado que existe un público cuyo peso amerita ser tenido en cuenta. Son quienes tienen atesoradas sumas de dinero en su mayoría producto de su trabajo o actividad laboral. Entonces, fijado un techo bastante bajo en cuanto a sumas habitualmente expuestas a este tipo de procesos, se lo ha exonerado o eximido del pago del impuesto sinceramiento. De aprobarse el aún proyecto de ley, tendrá costo cero para quienes decidan regularizar hasta la suma de u$s 100.000.

Es una medida muy tentadora para el segmento o público arriba indicado, pero hay otro público compuesto por sujetos que notablemente superan el límite de activos exentos. Por tal motivo se debió buscar medidas que los atraigan, entonces el proyecto propone gravar a tasa menor respecto de lo fijado en temporadas anteriores. Con lo cual, dividido en tres etapas de un 5%, 10% o 15%, quienes se incorporen en la primera etapa, hasta el 30 de septiembre del corriente año, gozarán de una penalidad de tan solo el 5% sobre el total de bienes sincerados.

No obstante, quien decida sincerar dinero en efectivo en el país, deberá depositarlo en una cuenta especial antes del plazo límite fijado para la primera etapa de septiembre. Esta medida intenta no solo probar la existencia del dinero, evitando el blanqueo a futuro, también tiene relación con la imposibilidad de sincerar el mismo dinero varias veces. O lo que en el mundo de las plataformas suele suceder al compartir la clave con algún amigo y familia: se supone que mientras un usuario está gozando del beneficio no puede hacerlo otro.

Por lo tanto, aunque se decida regularizar en las 3 etapas, el dinero en efectivo en el país debe depositarse antes de la fecha límite.

El proyecto establece que la fecha de regularización será el 31 de diciembre 2023, con lo cual podrán ingresar aquellos activos en el país o en el exterior que fueran de propiedad o se encontraran en posesión, tenencia o guarda a dicha fecha del sujeto declarante y el plazo se extenderá en principio hasta el 30 de abril de 2025.

Por el tráiler que hemos visto, parecería que esta nueva temporada intenta mantener el éxito de temporadas anteriores.

La novedad que se presenta es que podrán regularizar no solo quienes sean residentes fiscales argentinos sino también los no residentes. Pero cuidado, que no todo lo que brilla es oro. Si bien se habilita al no residente, quien antes del 31 de diciembre de 2023 hubiera sido residente fiscal argentino, pero que por haber perdido tal condición a dicha fecha no lo sea, será considerado nuevamente residente fiscal a partir del momento en que adhieran al régimen en cuestión.

Hasta aquí pudimos notar el interés de los guionistas de esta nueva temporada por el público pequeño, por los reincidentes y por el público extranjero. Pero no podemos dejar de mencionar a los desencantados. Sepan que esta serie tiene calificación ATP y hay que incluir a la mayor cantidad de público.

Llega una nueva temporada del blanqueo de capitales.

Los desencantados

Obedece a la categoría de contribuyentes que en el sinceramiento establecido por la Ley 27.260 con mucho coraje y convicción se desnudaron completamente frente al fisco bajo promesas que duraron muy poco tiempo: la disminución de tasas de impuesto sobre los bienes personales para los períodos venideros e incluso la eliminación definitiva del impuesto.

Luego terminó en lo completamente opuesto. No sólo aumentaron las tasas, sino que se diferenció si el mismo bien estaba ubicado en el país o en el exterior. Las políticas económicas aplicadas a nivel nacional que generaron un desplome de la cotización de los bonos, incluidos los promocionados oportunamente como herramienta de sinceramiento -por entonces llamados 3x1-. También la creación del impuesto cedular sobre rendimientos y resultados de bonos, etc.

Otra cuestión vinculada al desencanto fue producto del dictado de la RG 4838 de planificaciones fiscales "agresivas" y la dura posición del fisco frente a contribuyentes que, en la mayoría de los casos, llevaron a situaciones de mucho conflicto y vulnerabilidad. Se pretendía señalar incluso hasta contribuyentes que habían estructurado su patrimonio familiar con vehículos societarios del exterior al solo efecto sucesorio y sin otras motivaciones y a contadores para romper el vínculo de secreto profesional y ser informantes del fisco.

En esta oportunidad, el proyecto de Ley en su título III, también incluye una reducción de alícuotas de impuesto sobre los bienes personales con tasas máximas que van del 1.5% para el 2023 al 0.25% para el 2027 y un régimen especial que permite cancelar de manera anticipada 5 periodos anuales y obtener estabilidad fiscal hasta el año 2038. Medidas tentadoras para el público en general.

La confianza

En procesos de regularización tan delicados como los sinceramientos de activos y bienes, hasta entonces ocultos para el fisco, donde no solo la decisión de encararlo lleva a un análisis muy complejo y estresante para el contribuyente, sino también el correcto encuadre e implementación, la estructuración posterior del patrimonio personal y la vida posblanqueo, es fundamental contar con toda la normativa relacionada en tiempo y forma para llegar de manera segura, y la confianza en el mantenimiento de las medidas tomadas en las leyes que lo establecieron.

Esta nueva temporada tendrá por delante un gran desafío. No sólo cautivar al público con sus propios encantos, sino también la firmeza y convicción de que los errores del pasado no volverán a ocurrir.

Temas relacionados
Más noticias de blanqueo
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.