Opinión

Blanquear para construir: una oportunidad para quienes estén por desarrollar

En un período de actividad económica estancada sin visos de recuperación, el Congreso Nacional sancionó en el mes de marzo una ley para incentivar la construcción de inmuebles mediante el blanqueo de capitales destinados a tal fin y también otorgando beneficios fiscales a quienes inviertan fondos declarados en obras nuevas o que al 12/3/2021 tengan menos del 50% de avance.

El 27 de abril la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda mediante la resolución 4976, que creó el Registro de Proyectos Inmobiliarios (REPI) y reglamentó el Programa de Normalización, que habilita la declaración voluntaria de tenencia en moneda nacional y extranjera para la realización de inversiones en desarrollos inmobiliarios.

Esta medida tiene beneficios importantes que pueden ser tomados tanto por contribuyentes que tengan declarados los fondos que invertirán como para quienes los exteriorizan (blanquean) al amparo de la ley. 

A los primeros les asegura la exención del impuesto a bienes personales de lo invertido en los proyectos mencionados por dos períodos fiscales y les otorga un crédito sobre el mismo impuesto equivalente al 1% del monto invertido, y a los segundos les permite incorporar al sistema económico los fondos que estaban fuera del sistema a un costo muy bajo en concepto de impuesto especial, respecto del costo fiscal de todos los impuestos liberados.

El beneficio es mayor para quienes exteriorizan en los primeros tramos de vigencia de la ley. Así, quien se presente en los primeros 60 días (que vencen el 10 de mayo) tendrán un costo del 5%, en los siguientes 30 días tendrán que abonar un 10% de los valores declarados y en el último mes el porcentaje subeal20%.

Lamentablemente las normas complementarias de la ley demoraron un período tal que consumió las ¾ partes del plazo para el tramo más conveniente, pues ahora apenas quedan para aprovechar el menor costo un poco más de 10 días.

Otros beneficio que prevé el régimen están destinados a quienes venden tierras, permitiéndoles actualizar el costo de las mismas, dejando sin efecto la imposibilidad que había dispuesto la Ley de Convertibilidad, en la década del 90. También se permite diferir el pago del ITI o del Impuesto a las Ganancias, según el caso.

Para concretar el blanqueo el contribuyente deberá depositar los montos exteriorizados en cuentas especiales de entidades bancarias, denominadas CECON y luego deberán destinar los fondos depositados en dichas cuentas a los proyectos que estén registrados en el REPI.

El contexto económico local no resulta muy auspicioso para que la ley de Incentivos sea exitosa, dadas las restricciones a las actividades que la pandemia de COVID impone sin un horizonte claro. Por ello, sería deseable que el Ejecutivo, ejerciendo la facultad concedida por la ley, extienda los plazos de vigencia de la ley de modo de posibilitar las inversiones en un período de relativa normalidad de la economía.

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    Hace 2 días

    La ley PATAGONIA disponía el traslado FÍSICO de la Capital a Viedma / Carmen de Patagones # Ejecutivo y Congreso: recurran a bancos y fondos de inversión mundiales, garantizándo que se aplicará keynesianismo ÚNICAMENTE AL INICIO DE ESTE SOLO PROYECTO.
    Se podrá así ahorrar divisas al máximo y luego de cuatro años de su ejecución, el mercado de capitales se verá alentado a prestarnos dólares, euros o yuans # META: LOGRAR GENUINA REACTIVACIÓN MEDIATA y un PBI /Capita que se empareje al de Australia como fué en la década de los 60

    Ver más

    0
    0
    Responder