HOMENAJE

Adiós a Daniel Muchnik, una pluma imprescindible del periodismo económico

El periodismo económico hoy perdió a uno de sus maestros más constantes y reconocidos. Daniel Muchnik nos dejó a los 81 años, después de transitar grandes redacciones y lucir su pluma de columnista en varios medios, entre ellos "El Cronista Comercial". 

Sus juicios sobre la economía siempre estuvieron cargados de un matiz humano. Su pasión por la historia siempre lo llevaron a mirar más allá de los números. Y ese carácter siempre lo distinguió en todos sus comentarios.

Crecí como redactor abrevando sus análisis en el diario "Clarín", en donde fue jefe de la sección Economía y luego secretario de Redacción a cargo del área entre 1976 y 1992. 

Había dado muestras de su agudeza en su paso previo por la revista "Panorama", el semanario "El Economista" y el mítico matutino "La Opinión".

Daniel puso también su vocación docente al servicio del periodismo económico, dando clases en la Universidad de Belgrano y en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. La quincena de libros que llegó a publicar, además, demostró que su vocación de analista y divulgador era incansable.

Sus aportes a las páginas de Opinión de "El Cronista Comercial" me permitieron descubrir su calidez y generosidad. El teléfono, el correo o algún encuentro personal eran siempre la oportunidad para cambiar puntos de vista o hacer comentarios de notas publicadas, propias o ajenas. 

La crítica rigurosa también asomaba cuando era necesaria. Daniel nunca dejó de lado sus principios, siempre más cercanos al desarrollismo económico que al capitalismo financiero. Su pluma nutría ahora las páginas de "Infobae".

Muchnik formó parte de una generación que vivió y comprendió el periodismo como un oficio casi artesanal, un matiz cada vez más difícil de sostener y reproducir. Agradezco haber tenido la chance de recibir algunos de sus consejos y enseñanzas, hoy casi incunables. 

Daniel, no te vayas lejos. Te seguimos necesitando.

Compartí tus comentarios