Martes  26 de Septiembre de 2017

Vacío de poder en la OMC: apatía de EE.UU. y un plan B para la cumbre de Buenos Aires

Vacío de poder en la OMC: apatía de EE.UU. y un plan B para la cumbre de Buenos Aires
Aunque el Presidente de Estados Unidos arribó a la Casa Blanca calificando de desastre a los Acuerdos comerciales que unen a su país con el NAFTA, con la ya denunciada Asociación Transpacífica (TPP), con el KORUS (Corea del Sur) y con las reglas de competencia de la OMC, su gobierno nunca detalló en serio la receta mágica para convertir en príncipes a cada uno de los sapos que desea evaporar o dejar cesantes.

Una inmensa legión de críticos, incluidos notables especialistas del partido Republicano, dicen cosas terribles sobre la política comercial que inspiran Donald Trump y sus colaboradores, alegando que ésta lleva una irresponsable carga de efectos colaterales que socavan las alianzas estratégicas de Estados Unidos en Asia y en otros escenarios centrales. Va de suyo que tales cimbronazos harán impacto en la futura OMC, en la próxima Conferencia Ministerial de Buenos Aires de esa organización y en los por ahora ninguneados acuerdos regionales de nueva generación como la Asociación Transatlántica.

Es tal la frustración ambiental y el desconcierto que en estas horas produce el vacío de liderazgo reinante en la OMC, que unos veinte miembros están pensando en lanzar un Plan B en la Conferencia de Buenos Aires. Este grupo se propone impulsar una mini-agenda con proyectos plurilaterales destinados a crear reglas sobre facilitación de inversiones, Pyme, eliminación de subsidios a la pesca y comercio electrónico (ello no incluye a los proyectos plurilaterales que se vienen negociando hace años sobre nuevas reglas para el Comercio de Servicios (TISA) y sobre Bienes Ambientales (EGA). A ninguno de los patrocinadores se le escapa que el generalizado retorno a un enfoque de dos velocidades retrasaría unos 38 años el reloj del Sistema Multilateral de Comercio, al devolverlo a la imperfecta metodología que se aprobara en la Ronda Tokio de 1979 y quedara descartada al nacer la OMC en 1995.

El persistente déficit global de intercambio que registra la economía estadounidense con actores tan distintos como China (que origina el 70 por ciento del problema), Alemania, México y Corea del Sur (el que durante 2016 ascendió a 736.800 millones de dólares para el comercio de bienes y a 506.000 millones para el conjunto de bienes y servicios) no surge de una conspiración de los boyardos, sino de la altísima propensión al consumo y de la falta de genuinos incentivos para revitalizar la cultura y la capacidad exportadora de esa nación. Obviamente tales corrientes no son inmunes a las graves e ilegales manipulaciones de algunos de los mercados proteccionistas, en especial las que se observan en los grandes colosos asiáticos y en sus fieles y dinámicos satélites. Pero China y Alemania, así como la mayor parte de las restantes economías que hoy registran un amplio superávit de comercio con Estados Unidos, nunca tuvieron acuerdos de integración regional con Washington, como para imputar a ese hecho supuestos desastres.

Un ejemplo de manipulaciones poco conocidas, es la forma en que China administra las cuotas tarifarias de importación agrícola que comprometiera al acceder a la OMC, hoy objetadas legalmente por Estados Unidos y otros países, entre los que sugestivamente figura Brasil pero, por motivos ignotos, no la Argentina.

Lo cierto es que tras ocho meses de gestión, Donald Trump tampoco parece entender que sus portazos comerciales empiezan a colmar la paciencia de las naciones aún dispuestas a preservar el buen diálogo con Washington, mientras tal ejercicio guarde algún contacto con la lógica y el planeta tierra. Esa cadena de oligofrénicos sobresaltos explica por qué la Casa Blanca sigue encallada en un severo problema organizativo; goza de baja confiabilidad nacional e internacional y mantiene pésimas relaciones con los legisladores de su propio partido, quienes no consiguen poner su mayoría propia al servicio de la agenda oficial.

Más complejo es saber por qué el gobierno Trump no atiende los pedidos de su industria automotriz y de los productores rurales, cuando éstos demandan que el gobierno no dinamite el mercado regional del NAFTA con torpes y anti-económicas reformas a las reglas de origen. En esos lobbies hay profundo interés por conservar el acceso y la división del trabajo que impera en el mercado norteamericano cubierto por el NAFTA, ya que la exigencia de acreditar 62,5% de valor agregado regional para beneficiarse de los aranceles preferenciales, mostró ser eficiente.

Lo que nadie puede afirmar es que el actual titular del USTR, embajador Robert Lighthizer, es hermético. Volvió a advertir (18/9/17) en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Estados Unidos (CSIS en inglés) que: "...nuestro punto de vista es que resulta improbable que la Conferencia Ministerial de Buenos Aires conduzca a resultados negociados. Existe un número de áreas en las que estamos interesados en participar, pero parece que, en todos los casos, hay algo que bloquea (el progreso). Esperamos terminar logrando una buena Conferencia, una en la que podamos acordar y decidir cómo será la futura agenda de la OMC". Por lo visto, Washington no planea erotizarse con resoluciones heroicas.

El otro que habló claro es Robert Zoellick, quien ocupara la presidencia del Banco Mundial y el mismo puesto que Lighthizer durante la presidencia del Presidente George Bush (Jr) al sostener, en el Wall Street Journal (5/9/2017), que los planteos de Donald Trump al especular sobre la posible rescisión del Acuerdo Regional entre Estados Unidos y Corea del Sur, en medio del grave conflicto político-militar existente con Corea del Norte, suponen una muy peligrosa forma de locura (crack up) comercial. Sobre todo, agregado nuestro, porque las reformas iniciales que propuso el USTR a Séul en materia de liberalización agrícola bilateral, tienen graves connotaciones políticas para el gobierno asiático.

El ex columnista del WSJ, hoy incorporado al New York Times, Bret Stephens, dijo (en el programa Real Time que conduce Bill Maher) que los vaivenes bipolares de Trump superan la categoría de riesgo para entrar en el campo cenagoso de la incertidumbre. Stephens recordó que en la economía capitalista los riesgos se miden con un precio de mercado (como sucede con los costos o spread del crédito), mientras la incertidumbre sólo tiende a congelar las decisiones de producción, comercio e inversiones, una arista bastante familiar para los argentinos. La Revista New Yorker destaca que el establishment superior del empresariado estadounidense prefiere tratar directamente con el Congreso, no con la Casa Blanca.

Finalmente, The Economist del 23/9/2017 sostuvo que Trump cada día se parece menos a un hombre duro y más a un chico gritando ahí viene el lobo. La prestigiosa revista británica alega que las cuitas de Washington con el Órgano de Apelación de la OMC (cuya función es auditar la consistencia legal de los fallos producidos por los paneles que definen los litigios procesados en esa Organización), no son motivo legítimo para mantener como rehén a todas las negociaciones o propuestas en curso y que, al montarse en ese caballito Washington indica, bien a las claras, que se propone congelar el Sistema Multilateral de Comercio hasta lograr una reforma a su gusto político.

A la luz de estas maravillosas perspectivas, es difícil imaginar por qué el gobierno del Presidente Macri decidió comprar el enorme pleito de traer a Buenos Aires una Conferencia Ministerial que nunca prometió gran sustancia y está ligada a un complejísimo entripado de seguridad y logística.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,862155,000058,5000
DÓLAR BLUE0,813061,500062,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,5337-70,1513
EURO1,074862,523462,5512
REAL0,505013,844813,8521
BITCOIN-0,162010.243,090010.253,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,413260,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D2,777874,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D2,027075,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000060,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-15,1943120,00141,50
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,701,70
DISC USD NY3,584272,2569,75
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,772030.561,2700
BOVESPA0,7400103.680,4100
DOW JONES0,040027.076,8200
S&P 500 INDEX0,15382.997,9600
NASDAQ0,27008.153,5430
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5833328,7643330,6934
TRIGO CHICAGO-0,7673178,2070179,5849
MAIZ CHICAGO-1,4706145,0729147,2382
SOJA ROSARIO-0,8264240,0000242,0000
PETROLEO BRENT-7,099464,120069,0200
PETROLEO WTI-6,152659,030062,9000
ORO-0,08651.501,80001.503,1000