Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Un vínculo con EE.UU. sin relaciones carnales ni confrontación adolescente

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

FERNANDO GONZALEZ

Director Periodístico

0
Un vínculo con EE.UU. sin relaciones carnales ni confrontación adolescente

Entre los cambios culturales que debe poner en marcha la Argentina, uno fundamental es plantear a través de los diferentes gobiernos una relación diplomática sensata y conveniente con diez países estratégicos. Brasil es nuestro socio comercial más importante. Chile y México son socios regionales clave. España, Italia, Alemania y Francia son nuestros cuatro socios europeos más poderosos, por historia y por raíces migratorias. China es un socio inevitable por prepotencia económica y los Estados Unidos son el país al que debemos prestarle mayor atención por haberse consolidado, desde hace un siglo, como la primera potencia planetaria.

Por eso, el anuncio del viaje a la Argentina de Barack Obama es la noticia más impactante del complicado arranque presidencial de Mauricio Macri. El Cronista revela hoy las estrategias comerciales bilaterales que se van a activar a partir de la llegada de Obama, el 23 de marzo. Como el viernes anticipamos otra primicia que es un dato sensible: las gestiones entre ambos gobiernos para que el histórico 24 de marzo el presidente de EE.UU. visite junto a Macri las instalaciones de la ex ESMA, donde funcionó un centro clandestino de detención durante la dictadura militar.

Ni las relaciones carnales de Carlos Menem, ni la confrontación adolescente de los Kirchner. La Argentina tiene que estructurar con EE.UU. un vínculo maduro, con responsabilidades y ventajas en el aspecto económico. Y con el respeto mutuo al que jamás se debe renunciar pese a los desequilibrios entre un país que mantiene el liderazgo mundial y otro país que sigue en busca de su destino.