Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un relevo que deja a Macri sin plan B para un camino que todavía es largo

Cuando Carlos Melconian asumió la presidencia del Banco Nación, varios amigos de la profesión e incluso empresarios y banqueros, lo llamaron para que no tomara esa designación como un premio consuelo. "Carlos, sabemos que estás en el banco de suplentes y eso también es algo que da tranquilidad", le señalaba un economista en el arranque de la gestión de Mauricio Macri.

El Presidente confiaba en su capacidad, pero a la vez sabía que la figura de Melconian podía generar resistencias en la flamante alianza gubernamental. Pero lo puso al frente del banco más grande de la Argentina y le dio libertad para designar la cantidad de directores necesaria para asegurarse el control.

Sus diferencias con la estrategia económica nunca fueron un secreto. Melconian siempre dijo en público lo que creía que debía hacer el Gobierno, y no tenía problema en repetirlo en privado. Pero el mercado asumía que esa cualidad estaba contemplada en el fichaje original.

La pregunta que se hacen ahora en el sector privado es quién encarna el plan B. La respuesta que se imaginan es que ya no hay plan B. La gestión económica tiene un trípode en la Jefatura de Gabinete que filtra las propuestas de los ministros, y un decisor final, que es el Presidente. No habrá planes que no pasen por ese conducto de homogeinización.

El jefe de Estado le pidió a Melconian que se quede cerca y no saque los pies del plato. Es año electoral y los desafíos que quedan por delante son muchos. Macri ya blanqueó que para plasmar cambios de fondo hacen falta ocho años de gobierno. Y en ese plazo puede haber nuevas oportunidades. En un equipo que ya removió a dos de sus economistas estelares puede darse cualquier situación. En política, ninguna combinación es imposible.

Más notas de tu interés

Comentarios1
JOSE   MANUEL LEVY
JOSE MANUEL LEVY 19/01/2017 10:01:57

“......En política, ninguna combinación es imposible.”; pero en CATALACTICA ( vigente desde Génesis Capítulo 4º ) TODA COMBINACIÓN ES IMPOSIBLE ( Iosele )