U$D

JUEVES 23/05/2019

Un mejor Brasil ha favorecido a Buenos Aires

JORGE DAY

Ieral Mendoza

0
Un mejor Brasil ha favorecido a Buenos Aires

Brasil es un cliente ideal, con gran volumen y cercanía a nuestro país. Luego de un par de años malos, su economía ha comenzado a recuperarse, y se pronostica un mayor crecimiento para el próximo año. Además, se ha encarecido con respecto a Argentina. Ambas noticias favorecen a comprarnos más productos, hecho que se ha observado durante este año. Desde una perspectiva regional, estas mayores compras brasileñas han tenido mayor influencia en la región Pampeana, en especial en Buenos Aires.

Primero, una mirada sobre Brasil. En 2018 su PBI terminará creciendo un 1%, y para 2019 se estima que lo hará a un ritmo mayor (2,5%). Además, a pesar de haber ellos devaluado, la de Argentina fue mucho mayor, por lo cual Brasil se encareció con respecto a nuestro país, y se prevé que durante el próximo año el tipo de cambio nos continúe favoreciendo.

De esta manera, se ha observado una importante recuperación en las importaciones brasileras, tanto de productos argentinos (aumentaron un 16% en dólares), como del resto del mundo. Y atendiendo a los pronósticos macroeconómicos, es dable esperar que se mantenga esta tendencia alcista en sus compras de productos extranjeros.

Ahora, pensando en las regiones, tomaremos como referencia que Brasil representa un 16% de las exportaciones argentinas. Sólo hay cinco provincias que exportan un porcentaje mayor.

Se destaca por lejos Buenos Aires (30% de sus expo van a Brasil), principalmente autos, y luego lejos, materias plásticas y trigo. Le sigue Río Negro (22%, casi todo peras y manzanas), Mendoza (19%, con ajo, vino y productos agroindustriales, como aceite de oliva), Tucumán (17%, autopartes) y Misiones (16%, pasta para papel, basada en su actividad forestal).

¿Qué se rescata? Cuando se habla de una recuperación brasilera, el impacto fuerte se percibe en Buenos Aires, y luego en el resto del país. Por otro lado, en cada una de esas provincias recién mencionadas, las ventas se concentran en uno o pocos productos. El principal bien exportado es automotor, una industria en donde Argentina no tiene ventajas comparativas, es muy dura la competencia internacional. El intercambio con Brasil se ha logrado luego de un consenso entre ambos países. Y pensando en economías regionales, hay una variedad de productos que se envían a Brasil, aunque pesan poco en el global exportado.

Como se mencionó al inicio, en diez meses, las exportaciones a Brasil se han incrementado un 16% en dólares. Desagregando por productos, los vinculados a la actividad automotriz se ha incrementado un 33%, algo muy bueno para el sector, sabiendo que durante este año está enfrentando una fuerte caída en sus ventas en el mercado interno. En 2016 la situación era la inversa, se vendía menos autos a Brasil, que se compensaba con mayores ventas internas.

También ha habido un fuerte repunte en trigo (36%). Pero, excluyendo combustible, llamativamente ha habido una disminución en el resto de los productos argentinos importados por Brasil.

En realidad, ha sido bastante heterogéneo el desempeño en los distintos sectores. Unos suben y otros bajas. Pensando en el Alto Valle, hubo una recuperación fuerte en manzanas, pero luego de un muy año durante el año anterior. En Cuyo se observó una fuerte reducción en ajo, principalmente explicado por bajos precios, dada la invasión de ajo chino. En cuanto a Misiones, ha habido una recuperación en las ventas de pasta para papel.

Concluyendo, se puede comentar que, en materia de importaciones brasileras de productos argentinos, éstas han aumentado fuertemente, pero sorprende que lo hace principalmente en dos de sus principales ventas (automotores y trigo). En el promedio de los productos regionales (agro y agroindustria), esas importaciones se han mantenido estancadas, unos aumentando (por ejemplo, frutas) y otros cayendo (ajos). Desde una perspectiva regional, podría decirse que el impacto positivo desde Brasil se ha notado más en Buenos Aires y en la región pampeana.

Para el próximo año, las condiciones macroeconómicas, con un Brasil que crecería a un ritmo mayor, aunque todavía lejos de lo que correspondería a una economía emergente, y manteniéndose caro con respecto a nuestro país, favorecerían mayores importaciones brasileras de productos argentinos. Lo esperable es que dicho movimiento sea más homogéneo, en el sentido que aumenten en la mayoría de los productos que le exportamos al país vecino.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping