Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un foro en el que la cosecha de gestos pesó más que los anuncios

La frase más deseada por los funcionarios fue tal vez la menos pronunciada por los cientos de empresarios nacionales y extranjeros que dieron vida al Foro de Inversiones y Negocios desarrollado ayer en el Centro CCK. Los anuncios no fueron los protagonistas. Muy pocos prometieron traer más millones de dólares de los que ya estaban anticipados en otras visitas al presidente Mauricio Macri. Pero para el Gobierno ese foco ayer no fue el más relevante.

La visita de líderes globales de empresas de primera magnitud, así como la presencia de numerosos gestores de fondos interesados en conocer más sobre las oportunidades de la Argentina, fueron un premio que renovó las esperanzas oficiales sobre la lluvia de dólares que necesitan para alimentar el crecimiento. Ayer fue un día cargado de gestos, donde los funcionarios estuvieron dedicados a estirar los horizontes y responder dudas. Las rondas de negocios y el devenir de ejecutivos por los pasillos del edificio (que será elegido nuevamente como sede del Foro de Davos para América Latina que se hará en 2017) crearon una dinámica poco vista en el escenario local y multiplicaron el optimismo por lo que viene.

El Gobierno sabe que todavía tiene mucho trabajo por delante. Los inversores no solo quieren previsibilidad, sino un sendero de políticas que acote los costos argentinos. Las obras en infraestructura contribuirán a mejorar la competitividad, pero resta diseñar una estructura impositiva que potencie la producción local en lugar de ahogarla. Macri sabe que señales dar: equilibrio fiscal, tipo de cambio administrado, reinserción en el mundo. Las semillas de esas políticas están sembradas. Ahora falta ver si cosecha cumple las expectativas.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Mirta Gaggini
Mirta Gaggini 14/09/2016 10:24:40

Si de fé se trata... prefiero escuchar a un pastor/sacerdote... Si a los hechos de éste gobierno me remito... lo que tengo es pavor.