Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Un aumento que, a partir de un punto, desincentiva el ahorro

Imagen de JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN

JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN En Twitter: @jorpetersen

2
Un aumento que, a partir de un punto, desincentiva el ahorro

Al anunciar el nuevo tope en las boletas del gas, los tres funcionarios encargados de hacerlo –el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Energía, Juan José Aranguren, y Justicia, Germán Garavano- hicieron hincapié, sobre todo, en la necesidad de ahorrar ese insumo por la imposibilidad de importar por encima de lo que ya se está importando.

Sin embargo, y tal como destacaron varios economistas durante el mismo anuncio, la forma en la que se implementa este nuevo tope no incentiva el ahorro, por lo menos a partir de cierto nivel de consumo.

El tope previo que se había fijado al “tarifazo” era del 400 por ciento, pero ligado al nivel de consumo, por lo que, si el volumen de gas consumido era superior al del mismo bimestre del año pasado, el incremento en el total de la factura perfectamente podía superar el 400%.

El nuevo tope toma como referencia la factura del mismo bimestre del año pasado. Los funcionarios justificaron esa decisión en el otoño particularmente frío que vivió el país que hizo que el consumo de gas en los meses de abril, mayo y junio fuera muy superior al de los mismos meses del año pasado y eso se reflejara en muchos casos en boletas con aumentos de más del 400%.

Con el nuevo tope anunciado, las facturas nuevas no podrán ser más de 400% más caras que las de los mismos bimestres del año pasado. Vale decir que si alguien pagó el año pasado por abril y mayo $ 100, este año no podrán facturarle más de $ 500, sin importar si duplicó o triplicó el consumo.

Para los comercios, el tope nuevo es de 500% de la factura del año pasado.

Para los meses que pasaron, eso implicará una revisión de lo ya facturado y notas de crédito para los que pagaron facturas con aumentos superiores al 400% (o 500%, en los comercios) con respecto a sus mismas facturas del año pasado.

Pero, hacia adelante, implica, al menos desde cierto punto, un desincentivo al ahorro.

El aumento promedio de los cuadros tarifarios fue del 300%. Es decir que quien consume lo mismo que hace un año, verá su boleta multiplicada aproximadamente por cuatro. Pero quien consuma un poco más (por ejemplo, porque hace más frío o porque este año no se va de vacaciones), debería pagar más, pero la medida anunciada hoy le pone un límite del 400%.

A partir de ese punto, todo lo que consuma extra será gratis, porque si bien la facturación es por volumen de gas consumido, el límite del 400%, según anunció el Gobierno, rige por la factura del año pasado, y no por el consumo de este año. A partir ahí (del 500%, para los comercios) el costo marginal del consumo es cero.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 11/07/2016 09:19:13

¿Porqué el gobierno no se sienta a pensar y deja de poner parches sin sentido?

Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 11/07/2016 09:17:35

Quien consumió menos de 15% en el bimestre de este año, que en el del año pasado, será castigado porque no se tendrá en cuenta esta regla. Creo que el gobierno está improvisando.