Un apagón que deberá ser bien investigado para evitar que vuelva a ocurrir

El análisis de Daniel Montamat sobre los cortes de luz del domingo.

Después del apagón del domingo, los distintos agentes que conforman el sistema ya están entregando sus reportes a la compañía que lo administra, Cammesa.

Ésta ya está recopilando los datos para elaborar un informe final sobre el caso.

Ese informe sobre las razones del incidente hay que dividirlo en dos partes:

a) Lo que ya fue aclarado es que el incidente inicial se relacionó a la salida de servicio de una línea de transmisión de extra alta tensión que vincula el sistema de generación de las represas hidroeléctricas de Yacyretá y Salto Grande con la demanda. Hay que analizar las causas de esa salida de servicio.

b) Cuando esa línea sale de servicio actúa un automatismo de desconexión y relevo para aislar la región con problema de evacuación y habilitar generación sustituta (que podría llegar desde las centrales térmicas).

Con la baja demanda del día y la hora no hubiera habido problemas de generar con otras fuentes. Pero el automatismo operó interrumpiendo en cadena otras centrales y eso hizo caer el sistema. La clave estará en investigar porqué sucedió esto. Se presume que no hubo sabotaje y que alguna falla técnica es la responsable de la reacción en cadena. A futuro habrá que priorizar estás cuestiones en el mapa de riesgos del sistema.

También hay que atender que el problema se ocasionó un domingo y fue muy temprano, cuando gran parte de la población estaba durmiendo. En una jornada habitual, el incidente hubiera resultado más traumático.

Ayer se probó que había una vulnerabilidad.

Esto es algo excepcional que no debe repetirse.

Tags relacionados