Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Trump y los mercados: incertidumbre política versus fundamentos económicos

Trump y los mercados: incertidumbre política versus fundamentos económicos

Desde el inicio mismo de su gestión, el Presidente Trump ha dado acabadas muestras tanto de su personalidad autoritaria, arbitraria y poco racional, como así también de su oposición al multilateralismo; tanto político como económico.

Sin embargo, si bien -de acuerdo a sus características- Trump rápidamente se rodeó de una mayoría complaciente y favorable a sus posiciones negativas y ajenas a la tradición del país del norte, al comienzo de su gestión permitió la entrada en su gabinete de una minoría que, al no compartir en un todo sus ideas, se suponía que actuaría a modo de contrapesos de lo que se avecinaba como una complicada administración.

Este escenario inicial aumentó en grado sumo la incertidumbre política, la cual siempre actúa como un factor negativo respecto a los niveles de actividad y a la estabilidad de los mercados financieros. Dada esta situación, al comienzo de la nueva gestión, la mayoría de los analistas pronosticaron una fuerte caída en el ritmo de crecimiento de la economía y una eventual caída de los valores bursátiles. Sin embargo, ocurrió exactamente lo contrario. En efecto, desde el inicio de la gestión (enero 2017) hasta fin de febrero del corriente año, el mercado bursátil de Nueva York subió aproximadamente un 20%. Por su parte, a lo largo del 2017, la economía creció un 2,3%.

¿Qué sucedió? A nuestro juicio, los buenos fundamentos económicos vigentes que juegan a favor (entre otros: empleo, crecimiento, inflación y ganancias corporativas) tuvieron a lo largo del período un mayor peso relativo que la negativa incertidumbre política generada por las intempestivas y erradas decisiones de Trump: proteccionismo (“América first”), enfrentamiento con tradicionales aliados (tales como la Comunidad Europa) , abandono del Acuerdo de Libre Comercio del Pacífico , retiro de las negociaciones de apertura comercial con Europa, cuestionamiento del Tratado del Nafta con Canadá y Méjico, conflictos verbales tanto domésticos como internacionales, disputas con el Congreso y el Poder Judicial, sumadas a doce cambios ( en realidad despidos) de funcionarios de primer nivel , entre muchas otras

Sin embargo, esta relación de fuerzas opuestas de incertidumbre y fundamentos es claramente inestable. En efecto, las variables económicas difícilmente puedan mejorar aún más, mientras que la incertidumbre muestra una clara tendencia creciente.

El peso de esta última se exacerbó recientemente con los intempestivos despidos del Secretario de Estado Rex Tillerson -decidido a partir de su oposición a los arbitrarios aranceles impuestos por Trump sobre las importaciones de acero y de aluminio- y del Presidente del Consejo Nacional Económico Gary Cohn, prácticamente los dos últimos funcionarios que aún se enfrentaban– a modo de contrapeso- a sus erróneas y autoritarias decisiones. La respuesta del mercado fue muy clara: en las primeras dos jornadas después de la renuncia del Secretario de Estado, el mercado bursátil de Nueva York cayó 1,2%.

No todo terminó allí. En el día de ayer, jueves 23 de marzo, el presidente Trump –continuando con su política proteccionista- anunció el arancelamiento de 60 billones de dólares de importaciones chinas. Esta errónea decisión no hizo más que aumentar la incertidumbre afectando nuevamente a los mercados: la bolsa de Nueva York cayó un 2,5%.

¿Se ha llegado a una situación límite? A la fecha no es posible decirlo, pero lo cierto es que -a partir de las intempestivas decisiones de la Casa Blanca, la incertidumbre (adicionalmente exacerbada por el grave problema que a la fecha enfrenta Facebook, sumado al “despido” del Asesor de Seguridad de la Casa Blanca, general HR McCaster) continúa aumentando su peso relativo vis a vis la bondad de los fundamentos económicos. De continuar esta tendencia, el escenario de una mayor corrección bursátil estará a la vuelta de la esquina. En consecuencia, se recomienda a los inversores extrema cautela.

Más notas de tu interés

Comentarios1
walter daniel Giache
walter daniel Giache 23/03/2018 01:52:40

Estos liberales que critican a Donald Trump son todos hipócritas !!!!! Si son tan liberales porqué no permiten declarar a China como economía libre de mercado ??????