Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trigo: inicio de la recuperación agroindustrial en Buenos Aires

LEONARDO J. SARQUÍS Ingeniero Ministro de Agroindustria provincia de Buenos Aires

0

Estamos iniciando en estos días en la provincia de Buenos Aires la siembra de ‘fina’, es decir la siembra de los llamados cereales de invierno, que son principalmente trigo y cebada. Estos cultivos se realizan con foco en dos grandes zonas como son el Sudeste y el Sudoeste de la provincia, y también en menor medida en el centro este y oeste.

En la campaña pasada, es decir la 15/16, tuvimos una de las menores áreas sembradas de trigo de los últimos 102 años, con menos de 3,6 millones de hectáreas. Aunque la producción general y lo obtenido de la cosecha no fue malo en volumen, dejó mucho que desear la calidad en general. Esta nueva campaña 16/17 se calcula que se sembrará en el país alrededor de 4, 5-4, 8 millones de hectáreas - o tal vez más - un aumento promedio del 25% a nivel país.

La provincia de Buenos Aires siembra más del 50% de ese trigo y más del 65% de la cebada del país -por eso es gran protagonista -; y las expectativas de ‘tener una gran campaña de cereales de invierno’ para nuestra provincia son muy altas.

Hemos trabajado mucho internamente -dentro de la provincia- luego de las buenas medidas que tomó nuestro presidente Macri al inicio de la gestión eliminando las retenciones y los ROEs a estos cultivos. Congresos, seminarios, charlas con productores, jornadas de extensión, nuevas herramientas financieras a través del Banco Provincia, misión oficial a Brasil, fueron o son algunas de las cosas y acciones que desarrollamos en estos meses -no es malo recordar que llevamos apenas menos de 130 días hábiles de gestión- para fomentar y motivar a los productores bonaerenses a sembrar trigo en esta campaña, pensando en aumentar considerablemente la cantidad y sobre todo la calidad del cultivo.

¿Cuáles son las razones por las cuáles el productor podría -y hasta debería-sembrar trigo en este próximo mes y medio en Buenos Aires? 1) El precio pleno por tonelada es sustancialmente mayor y mejor al año pasado, debido a no existir las retenciones ni los ROEs 2) El precio de los fertilizantes bajó sustancialmente respecto a la campaña pasada, producto del bajo precio del crudo (petróleo) 3) El precio del trigo actual es mucho mejor que los valores relativos del año pasado en la misma época 4) El precio del trigo a Enero 17 también es estimado mejor al enero 16; 5) Brasil, nuestro principal cliente natural del trigo (en grano y harina), ya confirmó que sembrará un 20% menos de has en esta campaña y nos ‘prometió’ que si hacemos las cosas bien (es decir tenemos calidad y cantidad), nos comprarían más granos y harinas.

Estas noticias son alentadoras. Es evidente que los productores ‘de campo propio’ van a aumentar en forma más considerable la siembra del cereal respecto al ‘productor que alquile hectáreas’, por un temas de aumento de costos evidente. Habrá que tener en cuenta también el impacto del aumento de las tarifas generales (principalmente gas oil) para ver si esto tiene impacto general que haga disminuir esta tendencia alcista. Esperemos que no tanto.
Creo, desde mi función de asesor anterior, y de funcionario actual, en la oportunidad de ‘volver a instalar al trigo’ en forma adecuada y en la visión del productor como (junto con el maíz) el principal cultivo de la rotación de cultivos.

Es central que el concepto de ‘cuidado de suelo en serio’ sea tomado en cuenta por los productores. No hay que hacer trigo y maíz porque puede convenir en estos tiempos económicamente. Hay que aumentar considerablemente la siembra de cereales para proteger nuestros suelos, como así también aumentar la fertilización para la recuperación adecuada de nutrientes.

Esto, juntamente con la realización de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), como una ‘constante y adecuada forma de producir’, además de ya tener incorporado los conceptos de sustentabilidad, sostenibilidad, cuidado del medio ambiente y cambio climático, nos va a llevar a tener producciones mejores y durables en el tiempo de verdad. Desde la provincia de Buenos Aires ya empezamos con mucha fuerza estos caminos, que nos llevaran impulsar la gran recuperación de la Agroindustria de la Provincia.

No dudamos que estamos en el buen camino. Para eso trabajamos todos los días todo el equipo, junto con la gobernadora María Eugenia Vidal. Para que cada uno de los bonaerenses sienta que tienen un gran presente y mejor futuro y que cada día van a estar un poco mejor. La Agroindustria tendrá mucho que ver para que esto pase. Y nosotros haremos todo lo posible para hacerlo realidad en cada acción.