Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tres tendencias en responsabilidad social

El seguimiento de las redes sociales, la apuesta por las energías renovables y un panorama más moderado en materia de inflación, configuran el escenario para estas tres tendencias en RSE y sostenibilidad para Argentina este nuevo año.
n Cuidado de la reputación corporativa mediante el seguimiento de las Redes Sociales.
La combinación entre la alta penetración de las redes sociales en nuestro país y la masificación de los smartphones, está presentando un nuevo y serio desafío a la reputación y los programas de responsabilidad social empresaria.
Hoy, las empresas inteligentes conciben seriamente su actividad en forma social porque el cuidado del ambiente, la calidad de las relaciones laborales, el respeto por las leyes y todo lo que hace de la organización un actor social están sometidos a la permanente lupa del consumidor.
Temas que parecían menores y antes no tenían repercusión, ahora pueden multiplicarse y convertirse en una crisis para la marca o empresa gracias a un contenido que se viraliza. Por eso este tema excede al área de comunicación y empieza a ser tomado conjuntamente con la dirección de las compañías.
n Apuesta definitiva por la energía renovable.
El 2016 mostró claramente esta tendencia. En septiembre el Gobierno licitó los primeros 1.000 MW en el marco de la Ley de Fomento a las Energías Renovables de 2015, cuya meta es llegar al 8% de participación de fuentes limpias para fines de 2017, y al 20% en 2025. En octubre se adjudicaron 17 proyectos de generación a partir de fuentes renovables, lo que demandará una inversión estimada en u$s 1800 millones.
Con el esquema de actualización tarifaria de gas y electricidad que continuará en 2017, se prevé que esta apuesta llegue fuertemente también a la empresa, no sólo modificando su matriz energética, sino también promoviendo nuevas industrias, como son los ya conocidos calefones o termotanques solares, o el importante avance de los paneles solares en edificios públicos o privados.
n Mayor equidad en las remuneraciones.
La existencia de estructuras de remuneraciones equitativas en las empresas es un factor central en el clima laboral, expresión concreta y sincera de RSE hacia adentro.
En Argentina, este debate por la equidad está atravesado por discusiones conexas y a veces contradictorias: de un lado se cuestiona lo elevado de los salarios de los funcionarios públicos legislativos o judiciales, de otro se demanda que los salarios del Poder Ejecutivo sean más atractivos para poder convocar a gerentes exitosos.
En cuanto al sector privado, ante un escenario probable de descenso paulatino de la inflación y recuperación de la economía en 2017, tendremos oportunidad de discutir otras cuestiones en materia salarial y laboral. Es esperable que las discusiones salariales empiecen a contemplar otras variables que no pasen exclusivamente por evitar la pérdida del poder adquisitivo y que los debates sobre la política de compensaciones de ejecutivos y la brecha salarial, lleguen con mayor asiduidad.