Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras los gestos Obama-Macri, cómo sigue ahora la relación con EE.UU.

Imagen de JORGE SOSA

JORGE SOSA Editor general de Cronista.com / @jorgesosa11

0
Tras los gestos Obama-Macri, cómo sigue ahora la relación con EE.UU.

Argentina tuvo hoy una buena noticia: confirmó un aliado clave en su difícil proceso de reinserción en el mundo y en los mercados financieros. Tras su histórica visita a Cuba, Obama elogió los primeros pasos de la gestión Macri, ambos abrieron una etapa en la relación bilateral, y el jefe de la Casa Blanca hasta mencionó para el futuro la posibilidad de un acuerdo de libre comercio, idea que había quedado entre los tabú del vocabulario político.

Argentina tuvo, a  la vez, una noticia no tan buena: Obama termina su mandato en pocos meses. Lo sinceró el propio estadounidense frente a Macri al hablar en el Salón Blanco: “Lamento que para este trabajo mutuo nos queden sólo unos meses, porque yo estoy terminando mi mandato y usted lo está iniciando”. De todos modos, aclaró que la cooperación está en marcha y seguirá avanzando en el tiempo.

En cómo continúe este proceso de entendimientos y de posible aumento de las inversiones, estará la clave especialmente para la Argentina. Siempre y cuando ese proceso se mantenga en el tiempo y no quede solo en el juego de los gestos.

El contexto favorece. Obama apura la construcción del ‘legado’ de su administración abriendo un foco en la región. El reposicionamiento de Cuba como actor en el hemisferio occidental aviva los vientos de cambio político en Sudamérica y la fuerte crisis en Brasil –tema que fue abordado hoy por ambos presidentes- prácticamente obliga a la Argentina a tener un rol más protagónico y estabilizador. Como agregado, Argentina está más cerca de lograr la salida del default.

El viaje de Obama que culmina mañana no fue un acto de sorpresa. En medio de las expectativas de recambio político que se respiraba en la campaña electoral en Argentina, la gestión demócrata en Washington  ya tenía previsto un fuerte gesto de apoyo (aún cuando la pelea con los holdouts estaba en pleno apogeo) dependiendo de cuáles fueran sus primeros pasos en el Gobierno.

La visión desde Washington

El Capitolio juega también un rol importante en la política exterior de los EE.UU. “El presidente Macri ha mostrado que no teme levantar la voz cuando la democracia es desafiada en la región”, dijo hoy en Washington Eliot Engel, representante demócrata por Nueva York e integrante del Comité de Asuntos Exteriores.

“Argentina puede jugar un importante rol en las Américas en la defensa de los derechos humanos, democracia y libertad de expresión”, sostuvo Engel -quien ya visitó la Argentina- y aconsejó aumentar la colaboración a nivel de la OEA y las Naciones Unidas.

Además, recordó que en noviembre último le había enviado una carta a Obama pidiendo que atienda la relación entre los Estados Unidos y la Argentina.

Claro que en Washington también están cambiando las cosas. La campaña electoral avanza en los EE.UU. y quienes deben tomar decisiones en este plano saben que las políticas para la región pueden ser bien distintas si la sucesora de Obama es la demócrata Hillary Clinton, cuyos asesores ya han estado en contacto con Buenos Aires en las últimas semanas, o el republicano –y polémico- Donald Trump.

“Bajo una presidencia de Hillary Clinton habría una continuidad en estos cambios.  Ella podría ser un poco más cauta sobre Cuba e insistirá con las concesiones. Pero en la política hacia Argentina yo no tendría expectativas de alguna diferencia entre Obama y Clinton”, explica Michael Shifter presidente de Inter-American Dialogue, un influyente think tank en Washington.

Ante la consulta de Cronista.com, Shifter alertó, en cambio,  que “Trump es completamente impredecible”.  “Basado en lo que hemos visto en la campaña, él es capaz de asumir cualquier posición. Ha sido el único candidato republicano  en apoyar la apertura de Obama hacia Cuba, aunque reclamando que debería haber conseguido mejores términos para los Estados Unidos”.