Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Transición sin descalabros aunque con pasos en falso: ahora depende de que lleguen los dólares

Imagen de LAURA GARCÍA

LAURA GARCÍA Editora de Finanzas

0
Transición sin descalabros aunque con pasos en falso: ahora depende de que lleguen los dólares

Los escenarios catastróficos nunca se concretaron. El laberinto de controles cambiarios en el que se había acostumbrado a funcionar la Argentina se desarticuló de una forma mucho menos traumática de lo que muchos esperaban. Hay que decirlo. La quietud de esos primeros días post-cepo fue casi un desconcierto. No hubo overshooting y si bien venimos de un episodio de tensión cambiaria que costó reservas y obligó a dar marcha atrás con una prematura baja de tasas, la transición no derivó en descalabros.

El traslado de la devaluación a precios, aunque se siente en el bolsillo, fue menor que en el 2014. En aquel entonces, con un salto del 26% en lugar del 60%, la inflación se aceleró en tres meses en idéntica magnitud.

La celeridad con la que está en vías de resolverse la cuestión holdout también tomó desprevenido al mercado. La oferta, con una quita aceptable del 38%, propone deshacerse del lastre de no poder financiarse en el mundo. Claro que destrabado el trámite legislativo, las necesidades todavía no estarán cubiertas.

Broda, por ejemplo, estima que más allá de los casi u$s 12.000 millones para pagar a los buitres, habrá que emitir otros u$s 30.000 millones: son u$s 8000 millones de vencimientos, u$s 3000 millones de pagos trabados por Griesa y casi u$s 19.000 millones para financiar parte del agujero fiscal en pesos. Los dólares todavía tienen que llegar.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar