Sólo el 18,4% de los créditos financió a la producción manufacturera

Los Industriales Pymes Argentinos (IPA) reclamamos al Banco Central que contemple dejar sin efecto la "Comunicación A 6352" hasta tanto y en cuanto las tasas de interés oscilen en ratios que nos permitan continuar nuestra actividad productiva.

 

Hemos pedido la suspensión del proceso de eliminación de los créditos a tasa subsidiada para la inversión productiva al concluir que su combinación con la escasa oferta financiera para las fábricas -que en la actualidad apenas supera el 18% de la oferta del sector financiero local- y con las altas tasas de interés pondrán en riesgo la continuidad de muchos actores que integran el sector.

Un informe realizado por los departamentos técnicos del IPA destacó que el sector industrial participó 18,4% del total de la composición crediticia de

$ 1,4 billón que tiene el sistema financiero argentino. Según los datos analizados, la industria manufacturera pudo acceder a $ 272.196.375, que lo ubicó segundo entre los tomadores de préstamos en 2017.

Los principales beneficiados por el sistema financiero, hasta octubre, fueron las personas físicas en relación de dependencia laboral, que sumaron $ 510.803.603, casi el doble del acceso que tuvo la industria en el mismo período, tanto a corto como a largo plazo. En comparación porcentual, los préstamos a la fabricación nacional representaron el 53,4% del total tomado por los trabajadores registrados.

En tanto, los servicios

($ 259.109.856) y la producción primaria ($ 176.970.034) conjuntamente equivalen en el sistema financiero de préstamos en efectivos a un 160% del total de créditos de toda la industria manufacturera. Pero si se analiza sólo a los servicios, casi igualan crediticiamente a la producción manufacturera, con la diferencia de que el factor multiplicador del empleo en la industria triplica al de servicios. La problemática del crédito analizada por su uso muestra que los préstamos personales al consumo casi duplican al total de todos los descuentos de corto plazo que hacen las empresas en el sector privado.

En una medición porcentual, las personas con relación de dependencia lograron captar el 34,5% de la porción total de los créditos disponibles, mientras que la industria manufacturera sólo alcanzó el 18,4%. Apenas 1,2% por debajo de las fábricas están los servicios (17,1%), en tanto que la producción primaria tuvo acceso al 11,9% del total. Entre el Comercio al por mayor y menor (10,7%), la construcción (2,1%) y la electricidad, el gas y el agua (1,1%), entre otros, sumaron 18,3%, apenas 0,1% por debajo de la industria.

Los industriales del IPA sostenemos que la "participación marginal" en el acceso al financiamiento local limita el desarrollo de la actividad del sector. Pero la preocupación aumenta y encendió las luces de alarma por la puesta en marcha del cronograma de desarticulación en el transcurso de 12 meses, de la estructura de créditos que el acceso a tasas diferenciales. El escaso crédito que reciben actualmente puede verse aun menguado frente a una coyuntura compleja de baja de ventas y aumento de los costos que se avizora en 2018.

 

Daniel Rosato, Presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA)

Tags relacionados
Noticias del día