U$D

JUEVES 21/03/2019

Se dió la lógica: Caputo se fue, la deuda no

ANDRÉS FERRARI HAINES

ANDRÉS FERRARI HAINES Profesor UFRGS (Brasil) @Argentreotros

Ver más notas del autor
4
Se dió la lógica: Caputo se fue, la deuda no

La lógica suele ser tan tozuda como los hechos. El significado de la renuncia de Luis Caputo se comprende mejor usando la lógica. La política económica del gobierno de Mauricio Macri busca terminar con el déficit fiscal a cualquier costo, para así liquidar la inflación, justificada en la muletilla "no se puede gastar más de lo que ingresa". Esta política se justifica ante los votantes por medio de una pregunta que considera lógica: "en sus cuentas caseras, ¿gasta más de lo que gana?"

En base a esa misma lógica se le podría preguntar al ahora renunciado Sr. Caputo: "Dígame: ¿maneja sus cuentas financieras personales de la misma manera en que manejó las públicas?", dado que fue responsable de las cuentas de la Nación entre el 10 de diciembre de 2015 hasta su reciente renuncia, primero como Secretario/ministro de Finanzas, y después como presidente del Banco Central.

Caputo llegó junto al gobierno Macri cuando, según informa actualmente la Secretaría de Finanzas, la deuda pública bruta de la Argentina era u$s 240.665 millones (52,6% del PBI) pero al concluir el primer trimestre de este año, último dato de la serie, es de u$s 331.481 millones (casi 60% del PBI). Es decir, creció más de u$s90.000 millones. Dado que desde entonces se sumaron los desembolsos del acuerdo con el FMI (cerca de u$s30.000 millones), se contrajo la actividad interna y se devaluó la moneda nacional, hoy la deuda total se acercaría al 70%, de acuerdo con algunos analistas. Todo esto sin contabilizar la explosiva deuda contraída mediante bonos como Lebacs/Leliq y Letes.

Al mismo tiempo, se estima que la fuga de capitales fue mayor a u$s 50.000 millones, la pobreza e indigencia crecieron, la economía no para de caer y la inflación de crecer... en fin: ¿cuál es la lógica de todo esto, Sr. Caputo? Y, si asumimos que hubiera alguna razón lógica que fundamente su gestión, de todas formas, sería lógico proseguir el diálogo indagando: "Podría explicar ¿qué hizo con el dinero proveniente de este endeudamiento brutal? ¿Dónde está, en qué se usó?"

Más allá de Caputo, también es lógico preocuparse ya que su salida no parece haber alterado en nada la postura del Gobierno ante el creciente endeudamiento: ilógicamente, festeja -como un logro- que el FMI haya otorgado más deuda como si fuese un regalo que nos hacen. ¿Son conscientes que, lógicamente, los acreedores esperan un pago de intereses y su devolución total?

Que la Argentina esté inmersa en la grieta política no debería ser razón suficiente para que este nivel de endeudamiento no sea preocupación de todos los argentinos. Lógicamente, una deuda que es de la Argentina deberá ser afrontada por toda su población sin importar de que lado de la grieta uno esté y no únicamente por el Sr. Caputo, como un ciudadano argentino más.

La lógica con que los funcionarios de este gobierno fundamentan ser los más aptos para ocuparse de los asuntos públicos es haber sido exitosos en sus actividades privadas. Esta sería la credencial para exhibirse como expertos conocedores de la lógica de "los mercados"; lógica que, argumentan, también debe aplicarse sobre el sector público. Así, continúa la lógica de este discurso, la economía nacional podrá ser tan exitosa como lo son sus economías personales.

Pero lógicamente surge la pregunta: en el ámbito privado, ¿no se debería explicar en qué se han utilizado los fondos que constituyen una expansión de deuda? ¿Es esa la lógica que el sector privado sigue con sus accionistas?

La gestión de Caputo como funcionario público, que supuestamente siguió la lógica de su actividad privada, generó este endeudamiento al que es difícil encontrar justificación y que, tampoco, se ve en qué se lo utilizó. Lógicamente, habiéndolo hecho en nombre del país, esta deuda no es privada suya, sino que, como es de los argentinos, todos deberán pagarla. Ahora, ilógicamente, pareciera ser que Caputo simplemente renunciando a su cargo-, se desentendió del tema y se perdió en las tinieblas en la lógica de su actividad privada.

Comentarios4
Gustavo Sado
Gustavo Sado 09/10/2018 01:41:41

Caputo fue simplemente el ejecutor de la voluntad de Macri. O alguien cree que se mandó sólo?

Alfredo Federico
Alfredo Federico 08/10/2018 11:13:55

y por eso, por robar la plata prestada, exigieron desde el FMI que saquen a este delincuente

Alfredo Federico
Alfredo Federico 08/10/2018 11:12:58

la pregunta que no se hacen es: usted se endeuda de la manera que lo hizo con el pais para nada? aqui tomaron muchisima deuda y no se ve nada.

Leandro Romer
Leandro Romer 08/10/2018 11:46:11

Muy lógico...

Más notas de tu interés