Lunes  11 de Noviembre de 2019

River-Flamengo y las grietas del fútbol latinoamericano

La final de la Copa Libertadores de América, en su nueva versión a partido único y en estadio neutral, acapara la atención de los aficionados del continente. River Plate, el actual campeón y Flamengo, uno de los clubes más populares del Brasil, se enfrentarán el 23 de noviembre próximo en el estadio Monumental de Lima (Perú).

El estadio elegido por la Conmebol era el de Santiago de Chile, pero la ola de protestas callejeras de las últimas semanas, con enfrentamientos sangrientos entre grupos de manifestantes y policías, motivó el cambio de la sede, por razones de seguridad. En tres semanas consecutivas de protestas el saldo fue de 20 muertos y cerca de 3000 detenidos según la agencia de noticias Deutsche Welle. La Cruz Roja informa que los heridos ascienden a 2500.

Protestas en Chile

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se vio obligado a decretar “el estado de emergencia”  durante los primeros días de la crisis, anunciando medidas contra el "vandalismo" y convocando al  Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), organismo creado durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). El puntapié inicial del conflicto fue el aumento del 5% en el precio del pasaje de la red metropolitana de transporte (metro), unos 1,2 dólares estadounidenses por ticket. Por estos días, las fuerzas políticas chilenas se están planteando reformar la Constitución.

Ante este panorama, Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, convocó a una reunión urgente a los presidentes de los finalistas, Rodolfo D'Onofrio (River) y Rodolfo Landim (Flamengo), junto a los presidentes de la AFA y de la CBF, Claudio Tapia y Rogério Caboclo, con la presencia de representantes de la Federación chilena. Tras varias horas de deliberaciones en Asunción, se difundió un comunicado señalando al estadio Monumental de Lima como la nueva sede de la finalísima Libertadores 2019.

Flamengo-River

En el comunicado de la Conmebol se dice que el cambio de estadio se debe a: "nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones…”, y a renglón seguido: “…agradece vivamente al gobierno de Chile la activa colaboración que prestaron las diversas reparticiones públicas para la correcta organización de la Final Única… Deseamos al pueblo chileno y sus autoridades paz y buena voluntad".

En tanto, el ministro del Interior del Perú, Carlos Morán desde su cuenta de Twitter, “reafirmó el compromiso del Gobierno de brindar todas las garantías de seguridad necesarias para que la final de este importante encuentro deportivo se desarrolle con normalidad en beneficio de los hinchas del fútbol”.

Si bien son atendibles las “razones de fuerza mayor” esgrimidas desde el ente mayor del fútbol sudamericano, lo cierto es que se debió designar una sede alternativa o sustituta –con la debida antelación- para el caso de tener que cambiarse de escenario por contingencias o causas de extrema necesidad, tal como finalmente aconteció.

La Copa Libertadores se viene disputando en Sudamérica desde el año 1960, habiéndose convertido en uno de los torneos más atrayentes del mundo. En la presente edición se varió el esquema de partido y revancha. La modificación de escenario se repite un año después de la finalísima entre Boca y River en 2018, cuya revancha terminó jugándose con una demora de 15 días y en un estadio fuera de la Argentina: el mismísimo  Santiago Bernabéu del Real Madrid donde River hizo de “local”.

En los últimos meses, la paz social de varios países latinoamericanos se ha visto amenazada debido a movimientos políticos que pujan por no abandonar o afianzarse en la cima del “poder”, cuando se debaten las profundas crisis en sus economías.

Esteban Paredes, goleador histórico del Colo Colo de Chile, declaró días pasados sobre la suspensión del fútbol decretada por la Federación chilena: "No quiero que se reanude el fútbol. Por ahí el Gobierno y a lo mejor la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) quieren retomar el fútbol para calmar un poco a la gente, pero no estamos de acuerdo en ese sentido".

A su vez, la ANFP en un comunicado, justificó la suspensión después de que las autoridades y la Policía chilena constataran que no se cumplían las "condiciones de seguridad" para llevar adelante "eventos deportivos masivos".

La capital chilena sufrió  este viernes otra jornada de graves disturbios que derivaron en incendios en varios puntos de la ciudad, barricadas, saqueos y grandes destrozos en viviendas y en la vía pública, incluyendo el incendio de un histórico edificio universitario y la sede de la Embajada Argentina.

En Ecuador, el fútbol también sufrió postergaciones a causa del clima de violencia provocado por grupos radicalizados, habiéndose decretado “el estado de excepción” ante el paro de los transportistas, que bloquearon calles y carreteras en todo el país, en rechazo del aumento del precio de los combustibles. La ciudad de Quito fue el epicentro de forcejeos entre los manifestantes que quemaron neumáticos y motocicletas de la Policía, con un saldo de 19 personas detenidas.

Las manifestaciones comenzaron cuando el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, puso fin a los subsidios al diésel (se incrementó de 1,37 dólares a 2,10 por galón) y la gasolina extra (pasó de 1,85 dólares por galón a 2,22), que estuvieron vigentes durante décadas, en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 4.200 millones de dólares, como parte de un plan que busca reducir el abultado déficit fiscal.

Moreno, quien en los primeros días de protestas debió trasladar su gobierno a la ciudad costera de Guayaquil, avisó en un video difundido por Twitter que había regresado a Quito para monitorear las protestas y agregó: “Estamos obteniendo los mejores resultados del diálogo con los hermanos indígenas, pero a la vez advirtió que “aquellos que violen la ley deberán ser detenidos. Ecuador les está diciendo que no a los golpistas”.

La Federación Boliviana de Fútbol a su vez, debió suspender los partidos amistosos que la selección nacional previstos para el 15 y 19 de noviembre con Chile y Panamá, y los partidos del fútbol local. Estos anuncios se hicieron tras el cuestionado resultado de las elecciones generales del 20 de octubre, con huelgas y bloqueos callejeros en contra de la reelección decretada por el presidente boliviano, Evo Morales. El mandatario boliviano debió dar marcha atrás y anunciar nuevas elecciones luego que una auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA), declarara a las elecciones como “viciadas de nulidad”.

Según las últimas noticias, Morales presentó este domingo su renuncia ante Asamblea Legislativa, acosado por las denuncias de fraude, las marchas populares en distintas ciudades del país y ante el pedido de las fuerzas armadas y la policía bolivianas.

Mientras este cuadro de situación ocurre en el sur de América, del otro lado del Atlántico, el ministro de Deportes de Italia, Vicenzo Spadafora, le ha solicitado a la poderosa UEFA cambiar la sede de la final de la Champions League 2019-2020, que debería disputarse en Estambul, debido a la invasión de Turquía en el norte de Siria contra el pueblo Kurdo. Para justificar la medida Spadafora acuñó una frase de alcance universal: "Hay que tomar la decisión más valiente y mostrar, una vez más, que el fútbol es un instrumento de paz".

El fútbol latinoamericano vive horas de zozobra, en medio de un fenómeno social con grietas abiertas entre grupos de violentos que amenazan la paz social y varios cientos de miles de ciudadanos que pacíficamente han tomado las calles, reclamando el fin de los modelos personalistas y la condena efectiva a la corrupción de Estado.

Más allá de los vaivenes futboleros y sociales en desarrollo, es prioritario reivindicar el espíritu fraterno de los Libertadores, para evitar que regresen los  fantasmas del pasado. Para que ello sea realidad, el grueso de la ciudadanía tendrá que hacerse cargo de quitarles las máscaras a quienes están empecinados en agitar las banderas de la intolerancia entre los hermanos latinoamericanos.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,750062,2500
DÓLAR BLUE1,428670,000071,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,3213-80,1678
EURO-0,354066,081166,3439
REAL1,125514,430214,4841
BITCOIN1,07927.467,84007.470,1800
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000043,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,702754,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,654955,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000045,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,9629173,00171,35
CUPÓN PBI EN PESOS-1,92312,042,08
DISC USD NY0,649477,5077,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL3,157035.443,0500
BOVESPA0,4800110.622,2700
DOW JONES1,220027.677,7900
S&P 500 INDEX0,91363.117,4300
NASDAQ1,00008.570,7010
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,5372326,6516324,9063
TRIGO CHICAGO-0,5639194,3742195,4765
MAIZ CHICAGO0,2736144,2856143,8919
SOJA ROSARIO-0,1988251,0000251,5000
PETROLEO BRENT1,514464,350063,3900
PETROLEO WTI1,215159,140058,4300
ORO-1,23231.458,70001.476,9000