Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Resolvió bien Macri la salida de Prat-Gay con blanqueo récord y más garantía para inversores

Resolvió rápido y bien Mauricio Macri la salida de Alfonso Prat-Gay del Gobierno. Sabía de la cifra récord e histórica del blanqueo superando los u$s 100.000 millones en patrimonios sincerados y, antes de removerlo, se aseguró también la continuidad de Luis Caputo para gerenciar la fuerte necesidad de fondos frescos que necesita el país en 2017. Supone la garantía de estabilidad financiera indispensable para sortear con éxito el año electoral.

Tan importante era la permanencia del hasta ahora secretario de Finanzas en el Gabinete que tuvo que ascenderlo a Ministro, ya que el ex hombre fuerte del JPMorgan no aceptaba quedarse a las órdenes de un nuevo jefe en Economía, cualquiera fuera el candidato. Un dato que no se conoce mucho es que también el Presidente sabía que la relación profesional entre Caputo y su ex jefe, Prat-Gay, no pasaba por el mejor momento

Y encontró Macri en Nicolás Dujovne probablemente al economista más apto para la tarea de revisar línea por línea y partida por partida el Presupuesto, de modo de transparentar en qué se gasta el dinero del Estado y dónde se puede ahorrar recursos. La dupla Caputo-Dujovne, sin duda, llevó tranquilidad inmediata a los mercados. No es un desafío sencillo para un Presidente en la Argentina remover al jefe del Palacio de Hacienda sin sobresaltos en los mercados ni en las expectativas. Dujovne tiene también muy buena relación y llegada al periodismo especializado, y puede sumar mucho en la tarea de comunicación para la gestión económica

La presencia de Prat-Gay en el Gabinete se había tornado para el Presidente ya más un problema que una solución. Cualquiera que haya pasado laboralmente por el mundo corporativo y de las empresas, mucho más si trabajó alguna vez en el Grupo Macri, estará en mejores condiciones para entender lo que ocurrió. Es que el modelo de mannagement que eligió el Presidente para su Gobierno, el que absorbió y aprendió desde su juventud mirando cómo su padre manejaba el conglomerado económico de la familia, y el que finalmente eligió como modelo cuando le tocó estar al frente de Boca Juniors o el gobierno de la Ciudad; imponen la existencia de un CEO o Gerente General (Marcos Peña) quien está por encima de todos los gerentes de área (ministros) que reportan al él.

El accionista (Macri) define las políticas con el CEO y su staff (Mario Quintana y Gustavo Lopetegui), quienes tienen que controlar la gestión de todos los gerentes. Cada tanto, como algo excepcional, el accionista puede llamar a algún gerente, invitarlo a su oficina o a la casa, interesarse en algún detalle de su trabajo, o hacerlo cada tanto participar de la mesa chica del Directorio. Pero no es lo habitual. Si algún gerente se retoba o se agranda, si se siente más que los demás y no acepta la autoridad del CEO, se convierte así en un líder problemático, por más brillante que sea. No sabe trabajar en equipo, no acepta las reglas de la organización y, lo peor, cuestiona la autoridad del accionista al no aceptar reportar al CEO. Genera problemas en el resto de los gerentes y en la autoridad del CEO y su staff para controlar la organización.
 

Prat-Gay no encajaba en este modelo. Hace muchos años que el ministro ‘emérito‘ no tenía jefes, había abandonado muy joven su carrera corporativa para dedicarse a la política. Distinto el caso del resto de los hombres relevantes hoy en las múltiples áreas en que se atomizó la conducción económica. Luis Caputo, Juan José Aranguren, Mario Quintana, Gustavo Lopetegui y ahora Nicolás Dujovne son gente acostumbrada a la vida corporativa. Han tenido que reportar a jefes o accionistas toda su vida. Y en todos los casos, las historias personales de cada uno permiten presumir que es gente sin ambiciones políticas y mucho menos económicas. Ninguno tendrá problemas en reportar a Marcos Peña, más allá de la relación directa y personal que tienen con el Presidente.

La economía, desde luego, sigue con los mismos desafíos y problemas que antes. No se agravaron con la salida de Prat-Gay, tampoco significa soluciones inmediatas. Habrá que medir qué volumen de respaldo político encontrará Dujovne para avanzar en la racionalización del gasto. Aunque en el modelo ‘corporate’ de Macri, el problema finalmente será del CEO y del accionista, no de los gerentes que proponen caminos que debe autorizar el Directorio.
La tarea del futuro ministro de Finanzas no es ningún misterio. Lograr en el primer trimestre, entre febrero y marzo, alguna señal contundente para mostrar que el crédito permanece abierto para la Argentina en 2017. Dicen que buscará en enero asegurarse una colocación de deuda nueva para Argentina por unos u$s 10.000 millones. Deberá demostrar que el efecto Trump, en el peor de los casos, supone para Argentina pagar más caro por la nueva deuda, nunca que el mercado se cierre.

Aparece un factor nuevo y muy relevante al confirmarse las cifras record e históricas del blanqueo de capitales. En esta columna, el pasado 22 de julio, anticipamos que el sinceramiento de activos podía llegar a los
u$s 100.000 millones, lo que significaría u$s 5000 millones como mínimo de recaudación extra. Tal como siempre observamos en forma crítica respecto del diseño del blanqueo, las condiciones fueron mucho más atractivas para los argentinos que tenían propiedades o cuentas en el exterior, que para los que habían ahorrado comprando dólares o inmuebles en la Argentina. De hecho, de los fondos sincerados, menos de 5% correspondió al tramo local.

La necesidad de dar esa señal contundente de que el crédito externo sigue abierto para la Argentina puede derivar en el diseño de un nuevo instrumento financiero, de aquí a marzo, que permita que los dólares del blanqueo ayuden a financiar al Gobierno. Algo de esto ya existe al permitir pagar con Bonar X la tasa del blanqueo hasta el 31 de marzo, aliviando la sobrecarga de 5 puntos porcentuales en la penalidad por no haber entrado antes del 31 diciembre.

En el terreno fiscal, conviene prestar ahora atención a la dupla Dujovne-Lopetegui. La idea del nuevo ministro de Hacienda de congelar el gasto público nominal y no permitir que crezca anualmente por encima de la inflación coincide con las cuentas que todo este año se han realizado en la Jefatura de Gabinete. Calculan que si la economía crece al 3%, la reducción del déficit se irá generando sin sobresaltos. Y si la economía creciera al 5%, hasta se podría pensar en bajar impuestos en el futuro.

Más notas de tu interés

Comentarios10
eduvallejos Vallejos
eduvallejos Vallejos 31/12/2016 10:01:23

Cuanto te pagan para "derramar" optimismo? Otro alcahuete...

Fernando José Ares
Fernando José Ares 31/12/2016 10:51:04

Guillermo Kohan, alias "Willy", decidió postularse para ser el "6, 7, 8", del macrismo. No son tan distintos el kirchnerismo y el macrismo.

29/12/2016 06:10:38

MACRI no es "el accionista". Apenas es el "CEO" del gobierno. Los accionistas somos los ciudadanos, que evaluaremos en Octubre la gestión del CEO y sus gerentes.

mar10
mar10 29/12/2016 01:34:44

¿ y a Patricia Bullrich cuando la echa ? Ella ni siquiera tiene, a diferencia de Prat Gay, aciertos que le den cierto respaldo a su gestión.............................

demian baus
demian baus 29/12/2016 01:27:31

EL DIA QUE ECHARN A PRAT GAY TE LA PASASTE TERGIVERSANDO LA INFORMACION ERRADA QUE VENIAS DANDO, TANTO QUE ESE DIAS LO BANCASTE. EN EEUU EN CUALQUIER CADENA GAME OVER

demian baus
demian baus 29/12/2016 01:25:08

VOS A ESTA ALTURA YA TENGO GANAS DE DECIRTE QUE SOS UN CHANTA. NO TENES UNA LINEA EDITORIAL. DECIS Y TE DESDECIS. LONGOBARDI TE BANCA POR AMISTAD, YO TE SACO COMO A PRAT

Justicialismo Y Pobreza
Justicialismo Y Pobreza 29/12/2016 12:25:56

Se podrían hacer leyes dinámicas que establezcan bajas de impuestos en base a una ecuación donde confluyan distintas variables como aumento del PBI, superávit comercial, empleo y baja de inflación.

Raul Nieto
Raul Nieto 29/12/2016 10:48:00

No debe descartanse fondeo con el FMI sobre todo si se consolida un crecimiento del 5% que Miguel Bein lo ve posible y su consiguiente repercucion en el deficit

Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 29/12/2016 09:23:38

Todo esto ya se sabe Kohan. Me extraña. Lo que no sabemos es como Dujovne va a disciplinar las cuentas fiscales y qué cossas se le permitiran en un año electoral y una oposicion politica y social casi descontrolada.

Eduardo Contreras
Eduardo Contreras 29/12/2016 08:56:12

si no bajan el deficit la economia no crece , con la presion impositiva actual y el nivel de gasto publico improductivo mas que un mini rebote estadistico no habra. Hasta que no rajen 1 millon de empleados publicos no despega el pais por mas feo que suene