Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Punto de inflexión para la industria automotriz

Imagen de STEVE ST. ANGELO

STEVE ST. ANGELO CEO para América Latina y el Caribe de Toyota Motor Corporation

0
Punto de inflexión para la industria automotriz

Cuando Toyota dio a conocer el Prius hace ya casi dos décadas, quien era en aquel entonces su presidente, Hiroshi Okuda, describió al primer vehículo híbrido producido en serie en el mundo como "la respuesta de Toyota al desafío del cambio". Estaba refiriéndose a la creciente preocupación por el medioambiente, los recursos naturales finitos y una población mundial en aumento que complicaría el problema exponencialmente, a medida que la demanda de vehículos se incrementara.

Si lo piensan, esta incertidumbre (el "desafío del cambio") sería también una buena descripción para la mirada de los consumidores, quienes tuvieron que hacer un salto de fe invirtiendo en un vehículo híbrido. Los gobiernos también tuvieron un salto de fe, ofreciendo valiosos incentivos para que los consumidores compraran vehículos que ayuden a lograr los objetivos de calidad del aire de los países.

Además, los fabricantes de equipos originales también tuvieron lugar, muchos de los cuales observaban desde un costado, sin saber si toda la "manía híbrida" era una moda pasajera o un punto de partida genuino. En Toyota creemos que las decisiones enfocadas en la protección del medioambiente, se toman sin tener en cuenta el riesgo.

Prius comenzó el movimiento de los vehículos híbridos que está evolucionando consistentemente en los países más desarrollados, especialmente en Norteamérica y Europa. Hoy los híbridos representan el 40% de las ventas de Toyota en Japón y más del 50% de los modelos de mayor venta en Europa Occidental.

Hemos ayudado a prevenir que 67 millones de toneladas de CO2 sean liberadas a la atmósfera y que se ahorraran 25 mil millones de litros de gasolina. Ahora estamos en un momento decisivo para América Latina, en el que también se enfrentan cada vez más problemas en la calidad del aire, agravadas por la congestión del tráfico en las áreas más pobladas.

En este momento, los híbridos representan menos del 1% de nuestras ventas y la cuota total de mercado de híbridos tampoco es relevante. Si seguimos el ejemplo de otros países en los que adoptaron los vehículos híbridos y sus beneficios, esto requerirá la cooperación de los gobiernos proporcionando incentivos para los vehículos con un mejor consumo de combustible y bajas emisiones; universidades y escuelas, para formar a la próxima generación de ingenieros que construirán este futuro; los medios de comunicación, para ayudar a educar e informar a los consumidores; y los propios consumidores, que adopten una posición en esta línea.

La visión de Toyota sobre la transformación de la industria automotriz significa que para el año 2050, toda nuestra línea de vehículos estará compuesta sólo de híbridos o vehículos de celda de combustible. América Latina cuenta con un gran potencial y puede llevar al resto del mundo a la adopción de estas tecnologías, ya que tiene la capacidad de producir energía limpia como ningún otro continente.

Podemos subirnos al desafío del cambio. El resultado será un brillante (y más limpio) futuro.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar