Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Puentes hacia una sociedad más inclusiva y desarrollada

En IDEA estamos esperanzados en colaborar para construir y cruzar los puentes que nos lleven a una sociedad más desarrollada y más inclusiva. Por eso nuestro 52º Coloquio Anual, que se desarrollará en Mar del Plata entre el 12 y el 14 de octubre próximo, lleva por título ‘Puentes hacia el futuro’.

Es importante entender cuáles son las raíces de esta esperanza. La primera es la necesidad de revertir la decepcionante declinación a la que, por acción u omisión, hemos llevado a la Argentina; la frustración y el dolor que nos produce ver que nuestro país tiene 30% de pobres; que la mitad de la gente no tiene trabajo o tiene un trabajo informal; que carecemos de la necesaria infraestructura social y productiva; que las instituciones están lejos de funcionar como deben. Creemos que es importante utilizar esta frustración como incentivo para replantearnos profundamente nuestros comportamientos, nuestra forma de construir capital social y la forma en que convivimos y nos desenvolvemos.

La otra raíz de la esperanza es la oportunidad, a partir de la consolidación de nuevos liderazgos, del rol protagónico que van tomando nuevas generaciones de líderes en distintos ámbitos y de los aprendizajes sociales que vamos teniendo: Entendemos que tenemos por delante una oportunidad de construir un futuro distinto.
Para explicar cuáles son esos puentes que busca construir y cruzar IDEA, es importante señalar que en estos últimos años venimos trabajando en una agenda con tres ejes: el institucional, el económico y el social.

En el puente institucional, hemos hablado y debatido en estos años temas como federalismo, división de poderes, justicia, organismos de control, impacto del narcotráfico y otros. Cada día que nos levantamos, leemos atónitos en los diarios cada nuevo escándalo de corrupción que salta a la luz y, además, cómo involucra a pseudoempresarios que hacían su dinero a través de esa vía delictiva o de prebendas que obtenían del Estado. También tenemos que entender que esto ocurrió delante de nuestras narices. Sin que la Justicia, ni los organismos de control, el Estado o la sociedad, hayan podido detectarlo, detenerlo o prevenirlo. El problema, entonces, no termina con el enjuiciamiento de los responsables. El problema es sistémico y requiere que nosotros revisemos nuestra legislación, el funcionamiento de nuestros organismos de control, su financiamiento y autarquía y todos los mecanismos que generen en nuestro país un cambio cultural que haga que la ética y los valores sean la norma y no la excepción.

En IDEA somos defensores acérrimos de la independencia de la Justicia; así está establecido en nuestra Constitución. Pero creemos que nuestra sociedad necesita que funcione mejor: debe mejorar su transparencia, su eficiencia y su independencia.

Con respecto a los otros dos ejes clave de la agenda, el económico y el social, hemos entendido que como institución debíamos hacer un esfuerzo por generar una visión compartida desde el sector empresario. Es así que contribuimos fuertemente a conformar el Foro de Convergencia Empresarial, que posibilitó consensuar posiciones comunes sobre temáticas que plasmamos en documentos públicos tan relevantes como Bases para la Formulación de Políticas de Estado y El Rol del Estado.

Creo que no tendremos desarrollo de la sociedad si no generamos integración social y hacemos de este objetivo un objetivo de todos. Otro elemento central para alcanzar el desarrollo económico y social en forma conjunta, es la necesidad de generar un crecimiento significativo del empleo formal, privado y competitivo. Este tema está en el corazón de nuestra actividad empresarial. El año pasado expusimos cuál era la expectativa del empleo a futuro en el mundo y el impacto en Argentina. Este año, en el próximo Coloquio, avanzaremos más en ese camino y hablaremos de la economía del conocimiento, clave para el crecimiento económico y del empleo a futuro.

En nuestro país hemos pasado mucho tiempo discutiendo si campo o industria; si industria o servicios. La realidad dejó obsoleta esta discusión: en el mundo las actividades transaccionales están destruyendo empleo, en el campo, en la industria y en los servicios. Solo las actividades ligadas al conocimiento y a la innovación están generando empleo nuevo, de alto valor agregado, en los tres sectores mencionados y en el sector de conocimiento puro. El desarrollo de esta economía del conocimiento y de los empleos basados en ella, va a requerir de cambios en todos nosotros. Tendremos éxito si nos alineamos detrás de ese objetivo común de generar empleo y dejamos de atrincherarnos en posiciones sectoriales o paradigmas del pasado. Este necesario comportamiento es válido para el sector empresario, pero también para el sindicalismo y otros sectores.

Esta economía basada en el conocimiento y este empleo de alto valor agregado, no se desarrollan aislados sino integrados al mundo, aprovechando el mercado global. En este sentido, desde IDEA queremos reconocer como muy valiosas todas las decisiones tomadas este año para la reinserción de la Argentina en el mundo; la regularización del intercambio de divisas con el exterior; la normalización del mercado cambiario; el manejo del intercambio comercial con las reglas de la OMC; la promoción de las inversiones y las medidas destinadas a bajar las trabas a las exportaciones. La esperanza de construir puentes hacia el futuro ya tiene algunos pilares concretos de donde aferrarse.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar