Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Preocupación empresaria: el riesgo del lavado de activos

El interés de la alta dirección de las empresas por el cumplimiento de las normas contra el blanqueo de activos (AML) ha vuelto a crecer desde fines del 2008 con la crisis financiera internacional, haciendo foco y prestando atención periódica durante las reuniones que mantienen los Comités de AML.En particular, los entes reguladores han asumido su parte del trabajo al elevar el perfil de la prevención del blanqueo de activos -en nuestro país, la Unidad de Información Financiera (UIF)-sin escatimar en la imposición de multas y sanciones por no mantener los controles adecuados que establecen las distintas normativas en cada país, y sobre todo presionar a la alta dirección para que tomen conciencia.
Según los datos que surgen de la encuesta realizada por KPMG a nivel mundial durante el año 2014, el 84 % de los encuestados -Directores y Gerentes- afirman que el blanqueo de activos es un tema de alto riesgo en su evaluación del negocio.
En el caso de América Latina, los directivos han tenido que adoptar un enfoque más proactivo para reducir su vulnerabilidad a los delitos financieros, y crear una infraestructura que facilite el cumplimiento eficaz de sus normas contra el blanqueo de activos en constante evolución. Actualmente, la atención empresaria sigue dispersándose en múltiples direcciones, todos aquellos que ejerzan la función de Compliance tendrán que considerar cómo van a gestionar las presiones adicionales sobre su tiempo de trabajo sin dejar de cumplir con sus obligaciones de cautela, pericia y debida diligencia.
Los tres temas a ser considerados por la alta dirección en los próximos tiempos deberán ser:
n Un sistema de monitoreo de operaciones que permita detectar actividades sospechosas relevantes.
n Fortalecer las políticas de Know Your Customer (KYC), generando un due diligence de cliente reforzado.
n Contratar a profesionales debidamente calificados que permitan cumplir con una labor eficaz y proactiva en la prevención del blanqueo de activos.
La conducción empresaria es responsable de determinar el apetito de riesgo en cada organización, siendo los reguladores quienes esperan que se marque la pauta ‘predicando con el ejemplo’ en lo que respecta al cumplimiento de las normas contra el blanqueo de activos, haciendo especial énfasis en la concientización de todos los empleados en la cultura de riesgos que asume la organización.
En un mundo globalizado, las organizaciones también deben cuestionarse la eficiencia y la eficacia de sus actuales métodos de formación. Cada vez más los clientes recurren a herramientas informáticas para maximizar el impacto y la rentabilidad junto con la formación presencial específica para cada función en puestos de trabajo con mayor riesgo.
Sin embargo, a pesar de los cambios constantes del mundo criminal y el aumento de los delitos informáticos, los fraudes cibernéticos y los mercados ilícitos online, la metodología de lavado de dinero sigue siendo tradicional como en sus comienzos: el dinero en efectivo es uno de los métodos que prevalece para el lavado de dinero en casi todas las actividades del mercado mundial.