Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Prat-Gay lo dijo a su estilo: el auto anda, ahora todo dependerá del conductor

El saliente ministro de Hacienda se mostró afable, cruzó algunas bromas con Alberto Abad y rememoró su primer contacto con la prensa, un año atrás, cuando anunció la salida del cepo cambiario. Alfonso Prat-Gay repasó su gestión ante los periodistas, y aunque se preocupó por resaltar que siempre había ejecutado la política del presidente Macri, a todos les quedó claro que los resultados obtenidos no eran independientes de la destreza de su equipo.

La primera sensación que dejó su exposición, la última como ministro, es que no había a la vista muchos motivos que explicaran su intempestivo desplazamiento. Todo lo que Prat-Gay enumeró eran éxitos: la unificación del tipo de cambio, la negociación para salir del default y el régimen de sinceramiento fiscal, que ayudará a cumplir la meta de déficit de 4,8% y permitirá a la ANSeS financiar casi todos los pagos extras a jubilados durante 2017.

La Casa Rosada no esperaba una despedida con tanta pompa. "La conferencia para anunciar los resultados del blanqueo estaba prevista desde hace tiempo; dadas las circunstancias, tal vez se hubiera podido posponer, pero se decidió no hacerlo", respondió un funcionario. "Creo que el que escuchó hablar a Prat-Gay entiende enseguida los argumentos que justificaron su salida", agregó. El economista reconoció que había "diferencias concretas", pero no las reveló en su balance. Lo que hizo salió bien, y los brotes que todavía no aparecieron, saldrán en el primer trimestre. "Dejo un auto andando en un camino pavimentado", dijo Prat-Gay, dando a entender que en adelante los resultados dependerán casi exclusivamente de la destreza del conductor.

"El Presidente ya había tenido charlas profundas con Alfonso, con la idea de que se acoplara más. Pero eso no funcionó", apuntaron desde la Casa Rosada. Hasta Lilita Carrió aprovechó para remarcar que le había advertido a Macri que el carácter de su ex discípulo podía crear asperezas dentro del gabinete. La pelota ahora la tiene el equipo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar